Los mejores aceites para el cabello que toda amante de la belleza debe conocer

Los aceites para el cabello están entre los secretos de belleza capilar mejor guardados. ¡Te contamos todo lo que debes saber sobre ellos!

En el mundo de la belleza sostenible, los aceites para el cabello cada vez ganan mayor protagonismo. Si bien siempre han estado presentes como los aliados de cuidado capilar más efectivos, actualmente retoman su trono como parte de los remedios naturales infalibles.

Nutrir, hidratar, suavizar, reparar, proteger, desenredar y aportar brillo, son los principales beneficios de los aceites naturales para el pelo. No obstante, cada uno de ellos posee propiedades específicas que lo hacen adaptable a la necesidad de cada tipo de cabello.

Desde prevenir trastornos capilares como la caspa y la psoriasis, hasta mitigar la caída, definir los rizos e, incluso, oscurecer las canas, son otros de los buenos resultados que puedes obtener eligiendo el óleo adecuado.

¿Todavía no encuentras el aceite para el cabello ideal para ti? Entonces presta atención, te enlistamos los mejores y te decimos cómo aprovecharlos.

Los aceites para el cabello pueden ser vegetales o esenciales. Los aceites vegetales se extraen de alimentos ricos en grasas. Son totalmente naturales y saludables para nuestro cuerpo y muy populares porque no tienen contraindicaciones.

Entre los diferentes tipos de aceites vegetales cosméticos, se encuentran: el aceite de argán, el de coco, el de rosa mosqueta y la manteca de karité.

Los aceites esenciales, en cambio, no son aceites como tal: no están compuestos de ácidos grasos. Son una concentración de la esencia de la planta, que siempre debe diluirse con otros elementos (¡con aceites vegetales, por ejemplo!). Se destacan por ser muy aromáticos y sus propiedades terapéuticas.

Algunos ejemplos de aceites esenciales son el de romero, lavanda, salvia, jengibre, árbol de té y menta.

Aunque cada aceite tiene el poder de ofrecer beneficios muy particulares dependiendo de la variedad que emplees, la textura de tu cabello y la constancia con la que lo apliques, todos y cada uno de ellos poseen los siguientes beneficios en común:

  • Nutren a profundidad el cabello.
  • Promueven y sellan la humectación capilar natural.
  • Suavizan y desenredan la fibra pilosa.
  • Aportan brillo.
  • Contribuyen a regenerar, cuidar y proteger el pelo.
  • Previenen la resequedad, el quiebre y las puntas abiertas
Mujer con cabello rizado en shag
Basta con incluir en tu rutina los aceites naturales una vez por semana para hacerla lucir radiante. Crédito: All Things Hair.

Aceite de argán para el cabello

A partir de hoy, el frizz dejará de ser un problema, gracias a los beneficios del aceite de argán. Debido a su alta dosis de omega-3 y vitaminas A y E, pule y cierra la fibra capilar, dándole mayor control y brillo.

¡No por nada es uno de los aceites para el cabello preferidos dentro de cada rutina de belleza!

Editor’s tip: El shampoo Sedal Bomba Argán te ayuda a conseguir una melena suave, con brillo y llena de vida.

Aceite de oliva para el cabello

El aceite de oliva es uno de los ingredientes más eficaces para nutrir, restaurar y proteger la hebra capilar. Su uso constante aporta brillo intenso y suavidad, previniendo el frizz y la resequedad.

Aceite de almendras para el cabello

Gracias a su concentración de vitaminas A, B y E, omega 3 y magnesio, es excelente para nutrir e hidratar profundamente el pelo reseco, devolviéndole su vitalidad innata.

Editor’s tip: Aprovecha los beneficios del aceite de almendras incluyéndolo a diario en tu rutina de cuidado con el shampoo Savilé Almendra. Te ayudará a reparar las hebras secas y dañadas, dejándolas fortalecidas y luminosas.

Aceite de aguacate para el cabello

Para las melenas resecas y opacas, el aguacate es el ingrediente idóneo para revitalizarlas. Sus propiedades regenerativas e hidratantes previenen la caspa, la irritación y la comezón en el cuero cabelludo, derivadas de la deshidratación.

Editor’s tip: Te recomendamos el shampoo 2 en 1 Savilé Aguacate. Crea una película protectora que mantiene la humectación natural del pelo, dejándolo suave y hermoso.

Aceite de coco para el cabello

El aceite de coco es conocido por sus propiedades hidratantes y nutritivas. Estas promueven la suavidad y brillo en tu melena, además de protegerla y fortalecerla.

Editor’s tip: El shampoo 2 en 1 Savilé Control Caspa Aceite de Coco y Romero posee una fórmula humectante que combina el poder de la sábila, el romero y el aceite de coco para limpiar el cabello a profundidad, eliminando el rastro de la caspa visible y reduciendo la comezón mediante el uso constante. Disfrutarás de un cabello suave, hidratado y hermoso.

Aceite de bergamota para el cabello

Los entusiastas del aceite de bergamota (y las personas que aman el cabello suave y ligeramente perfumado) confían en la capacidad de este óleo esencial para suavizar y domar los rizos. La evidencia anecdótica indica que también puede calmar el cuero cabelludo irritado.

Aceite de jengibre para el cabello

En la medicina de Asia oriental, el jengibre se usa a veces para promover el crecimiento del cabello. Sin embargo, no hay evidencia científica que lo respalde. También hay quienes creen que tiene un efecto antiinflamatorio en el cuero cabelludo.

Aceite de lavanda para el cabello

Los estudios muestran que el aceite de lavanda puede promover el crecimiento del cabello y prevenir el adelgazamiento. También puede tener otras ventajas para la salud general del cuero cabelludo y el cabello. Es antimicrobiano, por lo que puede evitar la picazón, la caspa e incluso las infecciones. También es antiinflamatorio y puede prevenir y eliminar los piojos. Asimismo, su aroma tiene un efecto relajante —por lo si no lo sabes, ¡el estrés es pésimo para el pelo!

Aceite de ricino

Si se trata de reducir la caída y conseguir una melena más larga, el aceite de ricino es perfecto para ello. Sus vitaminas y ácidos grasos esenciales, fortalecen y protegen los folículos pilosos, estimulando el crecimiento y mitigando la caída por quiebre.

Aceite de jojoba

Las melenas grasas también pueden beneficiarse de los óleos naturales, mientras se trate de opciones suaves y ligeras como el aceite de jojoba. Sus propiedades cicatrizantes y antifúngicas regulan la producción de grasa, dejando el cabello mucho más ligero e hidratado.

Aceite de romero

Si te preocupa la pérdida de cabello, el aceite de romero será tu preferido. Al incentivar la circulación sanguínea del cuero cabelludo y destapar los folículos pilosos, promueve el crecimiento y previene la caída.

Editor’s tip: El shampoo Sedal Crecimiento Antiestrés está adicionado con este aceite. Su fórmula desestresa el cabello, incentivando una melena más larga y fuerte.

Aceite de macadamia

Sin duda, el aceite de macadamia es una de las mejores opciones para nutrir, hidratar y fortalecer la hebra capilar. Su mezcla de vitamina E, omega 7 y antioxidantes, mitiga el daño derivado de las malas prácticas del peinado, decolorado y teñido.

Editor’s tip: Nos encanta el shampoo Bioexpert Macadamia. Es perfecto para restaurar e hidratar el cabello, dejándolo sano, radiante y hermoso.

Manteca de karité

Olvídate de la fibra capilar porosa, el quiebre y la resequedad, adoptando el aceite de karité como tu nuevo aliado. Es excelente, pues flexibiliza, fortalece y recubre el cabello de raíz a puntas, evitando que se quiebre y caiga con facilidad.

Mujer usando aceites para el cabello
La clave para que los aceites para el cabello resulten infalibles es elegir aquellos que adecúen mejor a las necesidades de tu melena. Crédito: All Things Hair.

1. Determina tu tipo de pelo y sus necesidades

Antes elegir un aceite, asegúrate de conocer perfectamente el tipo de cabello que posees y sus necesidades. Te permitirá hacer la mejor elección y evitar efectos secundarios que lo perjudiquen.

2. Elige con cuidado

Cada aceite posee propiedades diferentes que aportan beneficios específicos a tu melena, así que no pierdas de vista todos sus componentes como el tipo vitaminas, ácidos grasos y proteínas que aportan.

Por otro lado, asegúrate de que se trate de óleos completamente naturales, que no incorporen químicos dañinos y parabenos, sobre todo si piensas utilizarlos en su estado más puro.

3. Considera que no hay aceites hidratantes para el cabello

Los aceites no son hidratantes, sino humectantes. Si lo que buscas es hidratar el cabello, necesitas un aporte de agua. En cambio, cuando hablamos de humectación, nos referimos a una melena que necesita más nutrientes y, en general, los aceites cumplen mejor con esta función.

4. Aplica correctamente

La forma ideal de aprovechar los aceites para el cabello es aplicándolos de medios a puntas. Sin embargo, dependiendo de su composición, densidad y presentación, algunos de ellos también pueden aplicarse sobre las raíces.

También, procura aplicar dosis pequeñas para evitar saturar tu melena, además de distribuirlo de manera uniforme, cubriendo en su totalidad la fibra capilar.

5. Limpia a la perfección

Aunque hay algunos aceites ligeros que pueden permanecer en tu cabello todo el día, hay otros mucho más densos que precisan una limpieza meticulosa tras su aplicación, para evitar que se engrasen las raíces.

Te recomendamos usar un sistema de lavado suave y cuidar la forma en la que lavas tu melena para eliminar cada residuo.

Mujer con cabello rizado en shag
Los aceites para el cabello serán tus mejores aliados para lograr una melena hermosa. Crédito: All Things Hair.

En tu sistema de lavado

Si buscas practicidad, elige un shampoo y acondicionador adicionados con tu aceite natural preferido. Aprovecharás sus beneficios de raíz a puntas diariamente y sin invertir tiempo extra.

Dentro de una mascarilla

Doblega los beneficios de los aceites para el cabello, incluyéndolos dentro de todas tus mascarillas capilares. Al mezclarlos con otros ingredientes, podrás obtener tratamientos naturales mucho más especializados y efectivos.

En cremas para peinar

Si piensas que las cremas para peinar son una maravilla para nutrir, hidratar y proteger el cabello, espera a probar aquellas adicionadas con óleos naturales. ¡Le darán un plus a tu rutina de peinado!

Directamente sobre las puntas

Desde luego, nada reemplaza el poder los aceites naturales aplicados directamente sobre el cabello. Eso sí, su aplicación requiere de paciencia para aprovechar sus beneficios, además de una aplicación y limpieza meticulosa.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image