Aceite de keratina: el mejor aliado para reparar tu melena y eliminar el ‘frizz’

Si quieres restaurar tu melena sin invertir en un tratamiento costoso, querrás conocer el aceite de keratina. ¡Te decimos cómo usarlo y cuáles son sus alternativas!

Si quieres tener una melena brillante, fortalecida y libre de encrespamiento, el aceite de keratina será tu mejor aliado para repararla desde el interior.

La keratina es una proteína con estructura fibrosa, muy rica en azufre, que constituye el componente principal de la capa más externa del cabello: la cutícula, responsable de proteger el interior del cabello, a la vez que influye en su brillo y color.

Los factores mecánicos (como un mal cepillado), las condiciones medioambientales (como la contaminación) y los trabajos químicos (como la decoloración) provocan que la cutícula se hinche y abra, modificando la estructura del pelo, volviéndolo seco, frágil, poroso y hasta quebradizo.

El aceite de keratina trabaja para fortalecer la estructura del cabello y reparar el daño. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Este término suele emplearse principalmente con fines de mercadotecnia. El aceite de keratina no es más que una mezcla de aceites para el cabello que se infunde con micropartículas de proteínas de keratina, lo que hace que los aceites capilares sean más versátiles.

Las partículas de proteína hidrolizada penetran en el tallo del cabello para restaurar la keratina faltante y rellenar los huecos en las fibras capilares, haciendo que las hebras sean más resistentes y gruesas. La keratina también suaviza la cutícula, resaltando el brillo y la suavidad naturales del cabello.

Muchos aceites capilares con keratina también contienen siliconas ligeras, lo que a veces dificulta la percepción de la diferencia entre los aceites con infusión de keratina y los sueros para el cabello.

Mujer con pelo largo en un semirecogido con trenza holandesa
La keratina contribuye a mejorar la apariencia y textura de tu melena. Crédito: All Things Hair.

Restaura y fortalece las fibras capilares

Gracias a los aminoácidos y nutrientes que contiene, el aceite de keratina favorece la recuperación capilar, mejorando el aspecto general del cabello y aumentando su grosor.

Alisa el cabello

Este óleo refuerza cada una de las células que forman el pelo, manteniéndolas rectas y logrando un alaciado natural.

Elimina el frizz 

Sus propiedades hidratantes acondicionan las hebras capilares porosas, erradicando el encrespamiento por completo.

Define y controla

No solo es ideal para las melenas lacias, sino que también las melenas onduladas y rizadas se benefician de él, puesto que obtienen una mayor definición y control.

Fortalece y protege

Este óleo mejora la salud capilar, aportando mayor elasticidad al cabello para protegerlo del daño ocasionado por herramientas térmicas, decoloraciones frecuentes y los rayos UV.

Nutre la fibra capilar

Debido a su composición química, el aceite de keratina hace que el cabello recupere todos los aminoácidos y nutrientes esenciales que se pierden con el paso del tiempo y debido a procesos de estilizado, teñido y decoloración.

Mujer aplicándose aceite de keratina para el cabello
Comienza aplicando solo un ‘pump’ y, después, agrega más si es necesario. Crédito: All Things Hair.

Aplica el aceite de keratina sobre el cabello recién lavado y secado con toalla. Usa la menor cantidad posible al principio y agrega más si es necesario, pues de lo contrario tu melena puede parecer grasosa.

Si tu pelo es fino, enfócate en las puntas y excluye las raíces. En cambio, si es grueso y áspero, puedes usar un poco más de producto y distribuirlo uniformemente desde la base hasta las puntas. Si tu cabello es graso, usa una cantidad del tamaño de un chícharo solo en las puntas.

Finalmente, el aceite de keratina también se puede usar en el pelo seco para controlar el encrespamiento e impartir brillo, solo asegúrate de evitar las raíces.

Editor’s tip: No entres en pánico si tu cabello se ve un poco oleoso inmediatamente después de la aplicación; el aceite tarda unos 15 minutos en absorberse por completo.

Si no estás segura de querer untarte un aceite de keratina, puedes buscar otros productos capilares adicionados con esta proteína. La forma más práctica de hacerlo es mediante tu sistema de lavado. En la redacción adoramos el shampoo y acondicionador Nexxus Keraphix, formulados con arroz negro y keratina. Se concentran en las áreas severamente dañadas de tu cabello para darles una sensación de acondicionamiento y suavidad.

Por último, complementa tu rutina con una crema para peinar o espuma con keratina, según el acabado que prefieras. Nos gusta la crema para peinar Sedal Restauración Instantánea —borra las señales visibles del daño en solo un minuto y protege al cabello de la luz solar— y el mousse Savilé Keratina, que proporciona elasticidad y vitalidad a las hebras capilares, erradicando el frizz.

¿Ya conocías el aceite de keratina? ¿De qué otros productos te gustaría que escribiéramos? Únete a la conversación en Instagram (@allthingshairmex), donde encontrarás una comunidad de apasionadas del cuidado capilar, ¡como tú!

Artículo anterior
Artículo siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.