Guía para elaborar las mejores mascarillas caseras para el cabello

No tienes que ir al salón de belleza para recibir un tratamiento capilar. ¡Puedes hacerlo tú misma!, si sabes qué necesitas y cómo obtenerlo. Te decimos cuál es la mejor mascarilla para el cabello según tus requerimientos.

No se nos ocurre un mejor momento que este para dejar descansar tu melena —de la contaminación, el calor y las herramientas térmicas— y sanarla con tratamientos intensivos. Si te preguntas cuál es la mejor mascarilla para el cabello, la verdad es que no hay una respuesta única, todo depende de la textura y las condiciones del mismo.

La fórmula adecuada es capaz de atender las preocupaciones específicas de tu pelo, desde moderar la secreción de sebo hasta reparar el daño.

Ahora bien, recibir un tratamiento capilar es un acto relajante en sí mismo. Pero prepararlo tú misma, demuestra un alto grado de autoconocimiento y un tanto de alquimia que, honestamente, nos resulta fascinante.

Continúa leyendo para descubrir cuál es la mejor mascarilla para el cabello —que puedes aplicar tú misma—, según tus necesidades. ¿Quién sabe? Tal vez, la solución para mejorar la apariencia de tu pelo está en la alacena. 😉

Editor’s tip: Para obtener resultados, utiliza el tratamiento de tu elección entre una y tres veces por semana.

Receta de mascarilla para el cabello con miel y aceite de coco
La miel y los aceites —de coco, oliva, argán, almendra, romero y ricino, entre otros— son una buena adición a tus mascarillas caseras. Crédito: All Things Hair.

¿Cuál es la mejor mascarilla para el cabello teñido?

Necesitas:

  • Una o dos cucharadas de vinagre de manzana, dependiendo de tu largo.
  • Una taza de agua.
  • Un pulverizador.

Procedimiento:

Lávate el pelo con un shampoo neutro y suave; el shampoo Nexxus Hydralight cumple con los requisitos. Vierte la loción en el pulverizador y humedece con ella tu melena. Espera cinco minutos y aclara con abundante agua fría.

¿Por qué funciona?

Los tintes tienen un pH alcalino, mientras que el del vinagre de manzana es muy ácido, por lo que nos sirve para neutralizar y sellar la cutícula. Cuanto más ácido es el pH del pelo, ¡más fuerte está! Además, el vinagre aporta brillo y suavidad.

¿Cuál es la mejor mascarilla para el cabello graso?

Necesitas:

  • Media taza de té verde (prepara la infusión con una bolsita o dos cucharadas de té suelto).
  • 1 taza de agua.
  • Opcional: 10 gotas de aceite esencial de limón.
  • Un pulverizador.

Procedimiento:

Diluye el té verde con el agua adicional. Ponlo en una olla y hierve a fuego lento durante cinco minutos. Permite que se enfríe un poco; entonces, puedes añadir el aceite de limón. Aplica la mezcla en tu melena con el pulverizador y déjala reposar por 40 minutos. Enjuaga con agua tibia.

¿Por qué funciona?

El té verde es un antioxidante natural, capaz de limpiar el cuero cabelludo a profundidad, eliminando la suciedad y las bacterias. También es una buena fuente de cafeína, aminoácidos y pantenol, que ayudan a estimular el crecimiento y reducir la caída, un problema común del pelo graso. Por otro lado, el aceite de limón es un astringente que “corta” la grasa.

¿Cuál es la mejor mascarilla para el cabello con caspa?

Necesitas:

Procedimiento:

Procura que el aceite esté a temperatura ambiente. Combina los ingredientes para formar una pasta suave. Con tus manos, úntala en el cabello por secciones, haciendo énfasis en el cuero cabelludo. Termina de distribuir el preparado con un peine de cerdas anchas.

Cubre tu cabeza con una gorra de baño o película plástica y envuelve una toalla alrededor; esto ayuda a que la mezcla no gotee, pero también evita que tu pelo se seque. Espera de 30 a 60 minutos. Luego, lávate el cabello, de preferencia con un shampoo natural para la caspa, como el shampoo Savilé Menta y Eucalipto.

¿Por qué funciona?

La pulpa de la sábila ayuda a combatir la caspa, regular la producción de sebo, prevenir la caída del pelo, hidratarlo, acondicionarlo y favorecer su crecimiento. Además, es un buen calmante, por lo que alivia la comezón en el cuero cabelludo.

Por otro lado, el aceite de coco contribuye a extraer la grasa del cuero cabelludo. ¿Parece contraproducente? ¡No lo es! Recuerda que las sustancias similares se atraen entre sí.

¿Cuál es la mejor mascarilla para el cabello débil y quebradizo?

Ingredientes:

  • Dos huevos.
  • Dos cucharadas de aceite de oliva.
  • Opcional: media taza de agua.

Procedimiento:

Mezcla los huevos con el aceite. Si te molesta la textura pegajosa, puedes diluir con agua. Aplica la mascarilla sobre el pelo, previamente cepillado, y espera 30 minutos. Luego, lava y acondiciona como de costumbre. Para potenciar el efecto, te sugerimos hacerlo con el shampoo y acondicionador Bioexpert Capullo de Seda; esta fibra milenaria fortalece las fibras capilares.

¿Por qué funciona?

El huevo tiene lecitina y proteínas, que fortalecen, nutren y sanan las hebras. El aceite de oliva aporta los lípidos necesarios para la adecuada estructura del pelo; además, estimula los folículos pilosos, favoreciendo su crecimiento.

¿Cuál es la mejor mascarilla para el cabello seco, maltratado y con frizz?

Necesitas:

  • 2 plátanos maduros.
  • 2 cucharadas de aceite de coco.
  • 3 cucharadas de miel.
  • 2 cucharadas de leche de coco.
  • Opcional: 2 cucharadas de agua.

Procedimiento:

Machaca los plátanos para conseguir una pasta. Agrega el resto de los ingredientes. Si crees que la mezcla está muy sólida, diluye con agua. Aplica el tratamiento, enfocándote en las puntas y partes dañadas. Deja reposar durante media hora; puedes cubrirte el pelo con una gorra de baño o película plástica. Enjuaga con agua tibia y lava con shampoo y acondicionador.

¿Por qué funciona?

El plátano no solo es un fruto rico en vitaminas, minerales y una excelente fuente potasio, también es conocido por ser un buen humectante, suavizante y abrillantador para el pelo.

Por su parte, la miel, el aceite y la leche de coco tienen un inigualable poder nutritivo e hidratante.

Siguiente

Mujer morena aplicándose mascarilla para el cabello
No es obligatorio ir al salón para recibir un tratamiento capilar. ¡Puedes hacerlo tú misma!, si sabes lo que necesitas y cómo obtenerlo. Crédito: All Things Hair.

Para elegir el tratamiento adecuado, es importante que aprendas a reconocer aquello que tu melena necesita, dependiendo de sus características. Para ello, debes considerar algunos factores:

Diámetro

Toma un cabello entre dedos. Si lo sientes, tu pelo tiene un diámetro moderado. Si no alcanzas a percibirlo, tu pelo es fino y seguramente es más frágil. Y si lo sientes como si fuera un hilo, es grueso; este tiene al encrespamiento y requiere de una mayor hidratación.

Densidad

Ponte frente a un espejo y levanta un mechón grande de cabello. Es escaso si puedes ver tu cuero cabelludo alrededor del mechón. Moderado, si puedes ver una cantidad suficiente. Y abundante, si es difícil ver tu cuero cabelludo.

Elasticidad

Si tu cabello puede expandirse más que su tamaño original, tiene una alta elasticidad y significa que es saludable. Si se rompe apenas lo estiras, tiene baja elasticidad y debes fortalecerlo.

Porosidad

¿Tu pelo se seca lento y el producto tiende a acumularse? Es posible que su porosidad sea baja; en este caso, lo mejor es usar fórmulas ligeras. Si sucede lo opuesto, la porosidad es alta y la recomendación es usar fórmulas espesas.

Textura

Si tu cabello se ve recto, sin curvas, es lacio. Si tiene algunas curvas, pero no llegan a estar bien definidas, es ondulado. Y si tiene curvas marcadas, es chino.

Cuero cabelludo

Es seco si, un día después de lavarte el pelo, ves escamas. Es normal si está igual que el día anterior. Y es graso si se siente sucio y seboso.