¡Necesitas un tratamiento con Maizena para combatir el daño!

Si te preocupa el deterioro capilar, un tratamiento con Maizena® para el cabello se convertirá en tu mejor aliado. ¡Descubre sus beneficios y despídete del pelo seco y opaco!

Los ingredientes que encontramos en la cocina pueden ser grandes aliados en materia de cuidado capilar. Entre nuestros últimos hallazgos, descubrimos uno increíble: el tratamiento con Maizena para el cabello, de los preferidos contra las melenas dañadas y rebeldes.

La efectividad de esta harina fina —también conocida como maicena, por su nombre genérico, o fécula de maíz— se debe a su alta concentración de fibras, minerales y antioxidantes, que la convierten en una bomba de nutrición capilar.

Son muchos los beneficios de la maicena, desde darle brillo y suavidad al cabello, hasta definir su textura natural. ¿No nos crees? ¡Anímate a ponerlos a prueba!

Mujer rubia con cabello rizado definido
El tratamiento de Maizena no solo repara las fibras dañadas, también define la textura natural del cabello. Crédito: All Things Hair.

La harina de maíz es conocida por sus usos en la cocina, pero desde hace años, también se utiliza para tratar cuestiones de belleza y salud. Esto es debido a que contiene minerales como fósforo, hierro, calcio, zinc, potasio y magnesio, fibras, antioxidantes, vitamina A, C, E y varias del grupo B.

Esta combinación convierte a este producto en un remedio para controlar el encrespamiento, aportar brillo, vitalidad y suavidad a tu melena y hacer que crezca fuerte y saludable, facilitando el peinado.

La Maizena también puede ser usada como exfoliante: ayuda a eliminar le piel muerta y mejorar la circulación sanguínea del cuero cabelludo.

Mascarilla de Maizena para el cabello seco y maltratado

El tratamiento con Maizena colabora a mantener intacta la hidratación capilar. Eso sí, puesto que no penetra profundamente las hebras capilares, se limita a sellar y prolongar la hidratación que proveen otros aliados.

Editor’s tip: Complementa sus beneficios con el superacondicionador Sedal Hidratación Máxima 1 Minuto, que nutre e hidrata profundamente los mechones, dejándolos suaves y flexibles.

Es ideal para controlar el encrespamiento y ayuda a desenredar el cabello de forma mucho más fácil. El tratamiento con Maizena cierra, sella y protege la cutícula capilar, controlando el encrespamiento y previniendo la orzuela. Además, debido a su propiedades acondicionadoras, aporta brillo, suavidad y flexibilidad.

Mascarilla de Maizena para alisar el cabello

Pese a la creencia popular, la fécula de maíz no alisa el pelo, sino que disminuye la aspereza y el encrespamiento, por lo que peinarlo con la plancha o secadora será más sencillo y al estilizarlo para mantener su textura natural, tu pelo lacio podría parecer visualmente más liso debido a esto.

Gracias a sus propiedades absorbentes, el tratamiento con maicena elimina el exceso de grasa del cuero cabelludo, funcionando como un efectivo shampoo en seco natural. Espolvorea el producto sobre las raíces, déjalo actuar unos minutos y cepilla hasta que desaparezca. ¡Notarás una rotunda diferencia!

Un tazón con tratamiento de maicena para el cabello
Rica en vitaminas y minerales, la harina fina de maíz es también una aliada para la belleza capilar. Crédito: Shutterstock.

Tenemos dos recetas perfectas para probar el tratamiento con maicena. ¡Intenta hacer ambas y continúa usando la que más te guste!

En cualquier caso, aplica de raíces a puntas, cubriendo perfectamente cada mechón. Recoge tu melena con una pinza y permite que la mezcla actúe durante 30 a 45 minutos.

Para enjuagar, lava y acondiciona con el shampoo y la crema hidratante diaria Dove Nutrición Antifrizz, formulados para el pelo seco, inmanejable y encrespado. Nutren profundamente las hebras desde la primera lavada, otorgándoles mayor docilidad, suavidad y control del frizz.

Mascarilla de Maizena y miel para cabello

Necesitas:

  • Dos o tres cucharadas grandes de Maizena.
  • Una taza de agua.
  • Una cucharada de miel de abeja.
  • Dos cucharadas de tu acondicionador favorito.

Paso uno: Combina perfectamente la Maizena con el agua, evitando que se formen pequeños grumos.

Paso dos: Vierte la mezcla en una olla pequeña. Calienta a fuego lento y revuelve hasta que espese.

Paso tres: Retira del fuego y, una vez que esté fría, añade la miel y el acondicionador. Mezcla hasta incorporar todos los ingredientes.

Tratamiento de maicena con huevo

Necesitas:

  • Dos o tres cucharadas grandes de Maizena.
  • Dos cucharadas de aceite de coco.
  • Una cucharadita de tu acondicionador favorito.
  • Un huevo.
  • Una taza de agua.

Paso uno: Calienta el agua en una olla y agrega la maicena y el aceite de coco. Una vez integrados los elementos, agrega el acondicionador.

Paso dos: Vierte la mezcla en un tazón y deja que enfríe. Una vez que esté a temperatura ambiente, agrega el huevo y mezcla bien.

Mujer rubia con rizos masajeando su cabeza que usa tratamiento con maicena
La constancia es clave para que la mascarilla de Maizena repare eficazmente el cabello dañado. Crédito: All Things Hair.

¿Qué opinas del tratamiento con maicena? ¿Lo has preparado? ¿Conoces otros tratamientos caseros que deberíamos probar? Únete a la conversación en Instagram (@allthingshairmex), donde encontrarás una comunidad de devotas del cuidado capilar, ¡como tú!

Artículo anterior
Artículo siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello. Suscríbete