Alisado marroquí: la técnica libre de químicos para alisar tu cabello

Si sueñas con lograr una melena lisa y brillante sin dañarla en el intento, el alisado marroquí se convertirá en tu mejor aliado para lograrlo.

Para muchas de nosotras, mantener un alisado impecable en todo momento y sin maltratar el cabello parece un sueño. Por fortuna, ante la tentadora idea de alaciarlo a diario o modificarlo químicamente, se interpone el alisado marroquí, la técnica que definitivamente nos concede el deseo.

Y es que este método, también conocido como alisado marroquino, consigue modificar la estructura y porosidad del cabello, logrando un liso natural prolongado pero sin maltratar la hebra capilar en el proceso. ¿Se puede pedir más?

Desde luego, habiendo una amplia variedad de tratamientos especializados que prometen los mismos resultados, desvelar todo respecto al alisado marroquí es fundamental para tomar la mejor decisión.

Mujer castaña con alisado marroquí
El alisado marroquí es el tratamiento idóneo para conseguir una cabellera lisa perfecta sin maltratarla en el proceso. Crédito: RemotePhotoPress/Shutterstock.

¿Qué es el alisado marroquí?

Se trata de un método inocuo de alisamiento que, a través de una fórmula libre de formol con arcilla blanca y aceite de cacao, rompe las moléculas naturales del folículo piloso para transformarlas por completo.

Este no solo modifica la estructura del pelo haciéndolo lucir mucho más lacio, también reestructura la cutícula capilar gracias a su alta dosis de nutrientes, aportando brillo, suavidad, elasticidad y control.

¿Cómo se hace el alisado marroquí?

Tu estilista empezará lavando tu melena con algunos shampoos especializados —con la finalidad de asearla, nutrirla y protegerla— y hará un primer secado. Después, dividirá tu cabello en secciones delgadas y aplicará la fórmula de arcilla y aceite para comenzar el proceso de alisado.

Dependiendo del tipo de tratamiento que utilice, lo dejará actuar aproximadamente 25 minutos. Una vez que la hebra capilar haya absorbido el tratamiento, volverá a lavar y secar tu cabellera para retirar el producto. Finalmente, pasará la plancha para fijar el alisado.

Si bien la duración del proceso oscila entre dos y tres horas, considera que todo dependerá de la cantidad y textura de tu cabello, así como la técnica y habilidad de tu estilista. Eso sí, vale totalmente la espera pues el alisado marroquí te asegura increíbles resultados durante tres o cuatro meses.

¿A quiénes les va bien el alisado marroquí?

Pese a tratarse de una técnica apta para todo tipo de cabello, son las melenas rizadas y crespas las que más se benefician de sus resultados, pues en verdad consigue modificar su estructura totalmente. Si es tu caso, ¡podrás olvidarte de los retoques con la plancha!

No obstante, también es un tratamiento que le va perfecto a las cabelleras lacias y onduladas, que buscan controlar el volumen o mitigar el frizz.

Usa productos especializados

La mejor forma de cuidar y prolongar el acabado de tu alisado marroquí es utilizando productos enfocados en relajar y alisar la fibra capilar. Entre nuestros preferidos destacan el shampoo y acondicionador Sedal Liso Perfecto. Ambos actúan profundamente en la fibra capilar, controlando su forma y dejando el cabello mucho más suave y brillante.

Otra gran alternativa es utilizar productos adicionados con keratina como el shampoo 2 en 1 Bioxpert Keratina. Al tratarse de una fórmula con pH neutro y sin sal, mantiene cerrada la cutícula capilar, prolongando los efectos del alisado marroquí y protegiendo tu melena del daño.

Sé gentil con tu cabello

Olvídate de frotarlo, estrujarlo, exprimirlo, jalarlo o apretarlo demasiado, tanto al momento del lavado como del peinado. Así evitarás que tu melena se reseque, se quiebre o se abran las puntas.

Siguiente