5 soluciones de los expertos contra el cabello poroso

El cabello poroso tiende a secarse y debilitarse porque no es capaz de retener la hidratación. Por fortuna, ¡hay solución!

Una melena llena de frizz, quebradiza, áspera, reseca e incontrolable… ¿te suena? Si es así, es probable que tengas el cabello poroso.

La parte más cercana a la raíz casi siempre es menos porosa por ser pelo nuevo, y mientras más largo es el cabello, la punta suele ser más porosa, consecuentemente, más fácil de dañar. Todas las melenas son porosas en mayor o menor medida, pero cuando hablamos del cabello poroso, nos referimos principalmente a melenas que tienen alta porosidad. La buena noticia es que no es nada que no pueda tratarse con la rutina adecuada. ¡Sigue leyendo!

Mujer con el cabello rubio a media melena y cabello poroso
El cabello altamente poroso se define por la cantidad de humedad e hidratación que una hebra puede retener. Crédito: All Things Hair.

¿Alguna vez te has preguntado qué es la porosidad del cabello? La porosidad se refiere a la capacidad del cabello de absorber y retener agua. Un cabello poroso es aquel en el que las escamas de la barrera protectora de las hebras están abiertas, por lo que puede absorber mucha humedad pero no retiene la hidratación.

Mujer con cabello castaño y mechas sutiles sin cabello poroso
El cabello poroso puede tratarse con un sistema de lavado y cuidado adecuado sin salir de casa. Crédito: All Things Hair.

El encrespamiento, la resequedad y el quiebre son señales claras de que tienes el cabello poroso. Asimismo, si notas que de repente tu cabello tarda más en secarse naturalmente —aunque tengas mucho cabello o sea muy grueso—, es probable que la porosidad de tu cabello haya cambiado.

Para asegurarte, puedes hacer una prueba de porosidad. ¡Es muy fácil y rápida de realizar!

La porosidad del cabello depende esencialmente de la naturaleza del mismo; por ejemplo, las melenas rizadas tienen a ser más porosas que las demás. Pero esta condición también puede verse acentuada por la debilitación de las hebras que provocan las agresiones diarias y los procedimientos químicos. Es, además, uno de los síntomas del envejecimiento capilar.

Mujer con cabello castaño, largo y lacio
La alta porosidad puede determinar la salud de tu pelo y hacer que se vea opaco, crespo y maltratado. Crédito: All Things Hair.

1. Corta por lo sano

El primer paso para comenzar la travesía de reparar tu melena en 90 días, es deshacerte de ella. Sí, ¡TODA! Reconocemos que se trata de una medida drástica y difícil de poner en práctica, especialmente si la estás dejando crecer. Sin embargo, es importante eliminar por completo el problema y así empezar a incentivar un crecimiento más sano y en mejores condiciones.

Entonces, no te resistas, confía en tu estilista y deja que corte todo el cabello poroso sin importar el largo final. Créenos, lo agradecerás cuando veas tu melena recuperada por completo. Además, ¡es un excelente pretexto para probar un nuevo look!

Si de plano no te animas a perder tu largo, puedes hacer un corte en capas largas. Te ayudará a eliminar la mayor cantidad de pelo posible, sobre todo en las puntas, sin sacrificar tu melena.

2. Usa un sistema de lavado hidratante sin alcohol

Al ser el cabello poroso el resultado de una cutícula frágil y deshidratada, cuyos enlaces están completamente debilitados, los productos que peor le van son aquellos formulados con alcohol. La razón para evitarlo es que es reseca el pelo, impidiendo que las hebras retengan el agua.

El shampoo Bioexpert Blue Agave hidrata el cabello desde el interior y controla el encrespamiento, dejándolo suave y visiblemente saludable. 91% de sus ingredientes son de origen natural y no contiene alcohol, sal, parabenos, parafinas ni colorantes.

3. Confía en los aceites y las cremas para peinar

Elige productos muy hidratantes y compleméntalos con otros cremosos, oleosos y concentrados, que te ayudarán a retener la hidratación ganada. Aplica los aceites sobre el cabello seco y las cremas para peinar sobre el cabello húmedo —de medios a puntas—, para promover la retención de nutrientes esenciales y evitar que vuelva a resecarse.

Nuestra recomendación —que además funge como tratamiento— es la crema para peinar Savilé Antiesponjado Leche de Coco; rica en vitaminas y aceites naturales, se caracteriza por sus propiedades hidratantes que ayudan a reparar las hebras.

4. Aplica mascarillas nutritivas

También es recomendable aplicar un tratamiento intensivo para cabello poroso una vez al mes; procura que la base sea de proteínas, entre las que se encuentran los aminoácidos, la arginina, la keratina y la soya.

De igual manera, puedes hacerlo en dosis diarias. Prueba el superhidratante diario Dove Reconstrucción Completa, que provee una reparación inmediata y ayuda a detener el daño debido a la resequedad y los factores externos.

5. Evita el uso de herramientas térmicas

Difícil… ¡pero no imposible! Lo cierto es que tu cabello poroso definitivamente necesita un descanso de las altas temperaturas de las herramientas de estilizado. Por ello, te recomendamos lucir tu melena al natural por algún tiempo y así promover una rápida regeneración capilar.

Ahora bien, si verdaderamente consideras imprescindible su uso, recuerda aplicar un protector capilar antes de estilizar tu cabello y así ayudar a que no sufra un daño directo. ¡Más vale prevenir que lamentar!

Siguiente

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.