Cómo usar el aceite de coco para tener un cabello más bonito y sano

El aceite de coco para el cabello es humectante, nutritivo y regenerador. Te decimos todo lo que debes saber para aprovechar al máximo sus propiedades.
Video destacado
Cómo-usar-aceite-de-coco-en-el-pelo-782x439.jpg
Tipos de cabello

No hay gesto que denote mayor amor y cuidado que aplicarle a tu pelo un tratamiento profundo. Desde luego, los ingredientes orgánicos siempre juegan un papel importante para consentirnos, lo que recientemente nos llevó a probar el aceite de coco para el cabello. ¿El veredicto? Se trata de uno de los mejores ingredientes que puedes usar en tu pelo.

No por nada famosas como Gwyneth Paltrow, Miranda Kerr, Emma Stone y Blake Lively lo han sumado a su arsenal de superalimentos que también son beneficiosos para el cabello. Si aún no lo haces, es momento de darte una vuelta por tu cocina y llevar el bote de aceite de coco directo a tu baño. A continuación te damos una serie de razones poderosas —y los mejores métodos— para comenzar a usarlo.

Cocos partidos a la mitad perfectos para extraer aceite de coco
El aceite de coco es un excelente acondicionador para el cabello. Crédito: Irene Kredenets/Unsplash.

Conocido por sus propiedades humectantes, nutritivas y regeneradoras, este poderoso óleo —que en India se utiliza para cuidar el pelo desde la antigüedad— ya se ha convertido en la solución preferida de las melenas maltratadas y de aquellas que buscan mayor hidratación, pues tiene múltiples beneficios que prometen una cabellera de envidia.

¿Para qué sirve el aceite de coco en el cabello?

El aceite de coco sirve para nutrir el pelo reseco —debido a los tintes, la exposición al sol, o su propia naturaleza—, dotándolo de brillo y suavidad, pero además de nutrirlo, tiene muchísimos otros beneficios que estamos seguras, harán que se convierta en tu ingrediente de belleza favorito.

Aceite de coco para el cabello: beneficios

  • Previene la pérdida de proteínas. Debido a su alto contenido en ácido láurico y bajo peso molecular, es capaz de penetrar profundamente en las fibras capilares y contribuir a la prevención de la pérdida de proteínas.
  • Es un excelente humectante. Es perfecto como humectante diario, ¡con resultados casi inmediatos!
  • Repara el cabello maltratado. Su concentración de proteínas, antioxidantes y ácidos grasos, hacen del aceite de coco un tratamiento intensivo para reconstruir las fibras capilares dañadas y fortalecer los folículos pilosos débiles.
  • Controla el encrespamiento. Al ser un poderoso humectante, penetra la fibra capilar a profundidad y sella la hidratación natural del pelo, combatiendo la resequedad y la porosidad que ocasionan el encrespamiento.
  • Aporta brillo y suavidad. Revitaliza instantáneamente el pelo, ya que sella la cutícula, dejándolo radiante y sedosa desde la primera aplicación.
  • Protege del agua de mar y alberca. Si expones tu melena al agua salada del mar o al cloro de la alberca, un poco de aceite de coco te puede aportar ligera protección para que los agentes externos y las impurezas que se encuentran en el agua y dañan tu pelo, resbalen por la película protectora del coco y no afecten tu melena. Eso sí, recuerda que es importante usar un protector solar para el cabello, si vas a estar expuesta a los rayos UV.
  • Previene la caspa. Gracias a sus propiedades antimicóticas, el aceite de coco para el cabello es un poderoso desintoxicante natural, que ayuda a prevenir la acumulación de hongos y bacterias que propician la aparición de la caspa. Además, alivia la resequedad del cuero cabelludo, por lo que podrás despedirte de la descamación, la picazón y la irritación.
Mujer aplicando aceite de coco para el cabello de medios a puntas
Se recomienda aplicar el aceite de coco de medios a puntas, evitando las raíces para no engrasarlas. Crédito: All Things Hair.

Después de leer los múltiples beneficios que le puede aportar el aceite de coco a tu cabello, estamos seguras que querrás incorporarlo a tu rutina de cuidado de pelo ASAP.

Una de las mayores ventajas de este ingrediente es que es muy versátil, por lo que puedes usarlo de diferentes maneras.

Puedes conseguirlo puro o puedes encontrarlo en diferentes tipos de productos para el cabello. Ambos te aportan increíbles beneficios y la presentación que elijas dependerá de tus gustos, hábitos, necesidades del cabello y estilo de vida.

Aceite de coco extravirgen para el cabello

La mejor variedad que puedes adquirir es un aceite de coco extravirgen y orgánico. Al no estar refinado, conservará sus nutrientes esenciales, imprescindibles para obtener excelentes resultados.

Puedes aplicarlo de medios a puntas por lo menos durante 20 minutos antes de bañarte —Blake Lively lo hace—, para después enjuagarlo con tu sistema de lavado normal. Esto ayudará a que cuando enjuagues tu pelo, tus puntas estén protegidas y así no se resecarán por el uso de agua caliente y los productos. Otra forma de aplicarlo es hacerlo en las puntas antes de dormir y dejar que actúe en tu cabeza toda la noche.

Mascarillas de aceite de coco para el cabello

Si prefieres usarlo en forma de mascarilla, puedes aplicarlo directamente de medio a puntas después de lavarlo con shampoo y dejarlo actual durante unos minutos antes de enjuagar. Termina tu rutina con acondicionador.

Si tienes dudas sobre la forma de uso, consulta el tutorial que hemos preparado para ti al principio de esta página.

Considera hacer una mezcla de aceite de coco y argán o bien, combinarlo con algún otro aliado natural como la miel, sábila, aceite de oliva o plátano. Funcionará como un tratamiento capilar completo, doblemente efectivo.

Productos con aceite de coco para el cabello

La forma más práctica de incorporar el aceite de coco en tu rutina capilar es a través de tu sistema de lavado, de esta manera aprovecharás sus beneficios diariamente. Ahora bien, si te interesa combatir el encrespamiento, procura añadir un spray.

Si buscas un shampoo con aceite de coco, prueba el shampoo 2 en 1 Savilé Control Caspa Aceite de Coco y Romero, que limpia el cabello a profundidad, eliminando el rastro de la caspa visible y reduciendo la comezón mediante el uso constante.

¿Crees que tu fijador reseca tu melena? Entonces sustitúyelo por un spray de aceite coco, como el spray Savilé Aceite de Coco. No solo mantendrá firme tu peinado por más tiempo, sino que lo humectará y le dará brillo.

Tratamientos para el cabello con aceite de coco

El aceite de coco acondiciona la hebra capilar, facilitando el proceso de desenredado. Aplica una pequeña cantidad en las palmas de tus manos, frota para que el calor de la fricción ayude a que el aceite esté totalmente líquido y después aplícalo de medios a  puntas. Ahora sí, cepilla tu melena como de costumbre. Además de ayudarte a desenredad e hidratar tu pelo, conseguirás aportarle un brillo espectacular a tu melena.

Si te has quedado sin productos, puedes usar un poco de aceite de coco para cumplir la función de la cera en tu pelo. Por otro lado, si no tienes gel y quieres hacer un wet look, este ingrediente logrará tu cometido.

Mujer con cabello chino tocando su pelo enjuagando aceite de coco
El aceite de coco es el ingrediente perfecto para hidratar y aportar brillo al cabello. Crédito: All Things Hair.

Si planeas usarlo en estado puro, lo ideal es dejarlo actuar por lo menos durante 20 minutos, permitiendo que penetre y recubra por completo la fibra capilar. No obstante, todo depende de tu tipo de cabello y la forma en la que lo apliques.

Por ejemplo, para las cabelleras rizadas o muy gruesas, puedes alargar su aplicación entre 30 y 40 minutos. Para las cabelleras lacias o muy delgadas, lo mejor es limitarte al tiempo mínimo.

¿Qué pasa si duermo con aceite de coco en el cabello?

Por otra parte, si tu pelo es muy seco, puedes dejar el aceite de coco para el cabello toda la noche. De hecho, el mejor momento para aplicar el aceite de coco es en la noche ya que su absorción es lenta. Solo asegúrate de aplicarlo correctamente (sin tocar las raíces), cubrir tu melena con un gorrito y removerlo perfectamente en cuanto despiertes. También te recomendamos que uses una toalla o un protector especial porque podrías manchar tu almohada.

Este ingrediente se puede usar diariamente si lo incluyes en tus productos capilares. En caso de aplicarlo en su estado natural, hazlo máximo tres veces por semana.

Si sientes que después del baño no estás enjuagando correctamente el aceite de coco, sigue estas instrucciones:

Aplica sobre el cuero cabelludo un poco de shampoo hidratante y masajea delicadamente cada sección. Permite que la espuma baje y limpie de medios a puntas (no es necesario que apliques producto extra en esta área). Pasa tus dedos entre los mechones para asegurarte de eliminar todos los residuos. Enjuaga perfectamente con agua tibia hasta que dejes de sentir el óleo.

Ahora ya conoces el secreto para un cabello humectado, sedoso y brillante, ¡no hay pretexto! El aceite de coco lo puedes conseguir en cualquier tienda de autoservicio.

Mantente inspirado

Suscríbete al boletín y obtén exclusivos trucos y consejos para tu cabello.