Cómo usar el agua de arroz para tener una melena larga, sana y brillante

En este artículo, aprende cómo usar agua de arroz para el cabello. ¿El propósito? Estimular su crecimiento y hacerlo lucir suave y radiante.

En la búsqueda constante de soluciones naturales y sencillas de realizar con lo que tenemos a la mano en la alacena, hemos dado con el agua de arroz. Pese a que millones de internautas se preguntan actualmente cómo usar agua de arroz para el cabello, este fantástico aliado capilar no es novedad.

Desde el periodo Heian en Japón, las mujeres ya utilizaban el líquido que se obtiene de la cocción de este grano para peinarse. Aunque su eficacia no ha sido probada mediante estudios científicos, el agua de arroz se ha empleado históricamente como tratamiento alternativo para el pelo porque es rica en aminoácidos, vitamina B, minerales y antioxidantes.

Popularmente, se cree que el agua de arroz contribuye a conseguir una melena más larga, sana y brillante. ¿Te animas a comprobarlo?

Mujer de cabello castaño oscuro largo y rizado
El agua de arroz es uno de los mejores tratamientos naturales que puedes aplicarle a tu cabello. Crédito: All Things Hair.

Estimula el crecimiento

Gracias a su concentración de aminoácidos y vitaminas B, C y D, el agua de arroz regenera y fortalece el cabello, promoviendo el crecimiento de una melena más sana y previniendo la pérdida capilar.

Editor’s tip: La línea Sedal Nutrición Micelar —shampoo, acondicionador y crema para peinar— está formulada con agua de arroz y micelar. Deja el cabello puro y nutrido, sin una sensación pesada.

Reduce las puntas abiertas

Por su alta concentración de proteínas, que envuelven y cierran la cutícula, el agua de arroz repara eficazmente el cabello dañado y con orzuela.

Acondiciona e hidrata

Rica en compuesto fenólico y flavonoide, además de vitaminas A y C, el agua de arroz no solo mejora la textura del pelo, sino que le aporta volumen.

Retarda el envejecimiento capilar

Debido a su contenido de antioxidantes, favorece la circulación sanguínea y renovación celular, revitalizando el cabello a diario.

Previene el daño

El agua de arroz para el cabello es una buena fuente de inositol, un carbohidrato que le brinda elasticidad, haciéndolo resistente al quiebre, la fricción y el daño.

Editor’s tip: Incluye en tu rutina un tratamiento reconstructivo diario como el superacondicionador Sedal Reparación Intensiva 1 Minuto. Al conjuntarlo con los beneficios del arroz, tu cabello lucirá mucho más sano.

Mujer de cabello castaño oscuro largo y rizado
Lo mejor es que usar el agua de arroz para el cabello es más fácil y rápido de lo que crees. Crédito: All Things Hair.

Paso uno: Lava una taza de arroz para remover todas las impurezas. Si lo deseas, puedes usar un colador para facilitar la tarea.

Paso dos: Escurre los granos y colócalos en un recipiente mediano. Añade una taza de agua y revuelve. Continúa mezclando hasta que el agua se torne opaca y deja reposar durante 30 minutos.

Paso tres: Cuela la mezcla y conserva el agua de arroz en un recipiente cerrado.

Paso cuatro: Permite que el líquido repose a temperatura ambiente de 12 a 24 horas, no más, para que así se concentren las vitaminas y minerales.

Después del lavado, aplica el agua de arroz sobre tu pelo húmedo con un pulverizador, como si se tratara de un acondicionador. Masajea gentilmente el cuero cabelludo, permitiendo que la fórmula actúe durante 20 minutos. Finalmente, enjuaga con abundante agua fría o tibia.

Siguiente