Cómo quitar la caspa: remedios caseros para eliminarla y consejos para prevenirla

Si alguna vez te has preguntado cómo quitar la caspa del cabello y qué hacer para prevenirla, déjanos decirte que tenemos la solución.

La caspa es uno de los padecimientos capilares más comunes, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, todavía hay muchos conceptos erróneos sobre por qué ocurre y cómo tratarla. Pero no te preocupes, estamos aquí para ayudarte. En este artículo, recopilamos los mejores consejos, productos y remedios caseros para aprender cómo quitar la caspa del cabello.

Ahora bien, lo primero que debes hacer es identificar la raíz del problema —que puede ser desde tus hábitos hasta factores externos— para encontrar una solución adecuada. ¡Sigue leyendo para enterarte!

De acuerdo con la Dra. Lidia Bernal, tricóloga, “la caspa se origina a consecuencia de la descamación de la piel cabelluda, como causa secundaria de la inflamación cutánea”. Puede estar relacionada con la dermatitis seborreica, la psoriasis, el cuero cabelludo seco y otras afecciones. Cuando tu cuero cabelludo irritado arroja escamas de células de la piel, eso es caspa.

Las causas son variadas y los investigadores aún están tratando de averiguar exactamente por qué ocurre la caspa. Una cosa que sabemos es que no es necesariamente causada por hábitos de higiene personal y ninguna cantidad de lavado de cabello puede curarla (la palabra clave es curar versus controlar, pero hablaremos de eso más adelante).

Muchos investigadores creen que una causa fundamental de la caspa es el crecimiento excesivo de una levadura llamada malassezia. A esta levadura, que crece por todo el cuerpo y puede habitar en el cuero cabelludo, le gusta alimentarse de los aceites de la piel. Por razones desconocidas, esto irrita la piel de algunas personas. Luego, las células muertas de la piel se desprenden y se pueden presentar tanto escamas como exceso de oleosidad.

Para aquellos con caspa crónica, los investigadores creen que los niveles bajos de zinc pueden contribuir a los problemas de caspa. La genética también puede ser un factor en si tiene o no caspa. Los factores del estilo de vida también afectan a las personas con caspa crónica y ocasional, como el estrés, los viajes, el ejercicio, la contaminación, la humedad y la dieta.

La caspa leve puede implicar un cuero cabelludo escamoso e irritación leve, mientras que si es severa puede causar cabello graso, picazón intolerable e irritación grave del cuero cabelludo. También puedes tener comezón o escamas en otras partes de tu cuerpo, como la cara, las orejas y el pecho.

Ahora bien, hay muchas condiciones que causan la caspa, pero tienen síntomas adicionales y problemas subyacentes.

Por ejemplo, si tienes descamación severa y picazón en el cuero cabelludo, pero también fiebre o ganglios linfáticos inflamados, es posible que tengas una afección más compleja llamada tiña del cuero cabelludo.

Otras afecciones, como el eccema y la psoriasis, pueden aparecer en la piel y el cuero cabelludo y provocar descamación. Ciertos tipos de alopecia también pueden causar picazón y escamas en la piel.

Independientemente de la causa subyacente, algunos tratamientos para la caspa pueden reducir los síntomas. Sin embargo, es muy importante que consultes a tu médico para realizar un diagnóstico.

Hombre y mujer sonrientes con batas de baño blancas
Modificar algunos de tus hábitos y sumar ciertos productos capilares te ayudará a erradicar la caspa. Crédito: Shutterstock.

No se puede curar la caspa permanentemente, pero si encuentras el tratamiento adecuado para tu caso, puedes controlarla y vivir prácticamente libre de escamas. Aquí hay algunos pasos clave a seguir:

Usa un shampoo para caspa

Extensas investigaciones científicas han demostrado que el shampoo con piritionato de zinc (ZPT) es un tratamiento seguro y eficaz para la caspa. Mediante su uso regular, es posible detener el crecimiento de los hongos, reducir el enrojecimiento y la irritación del cuero cabelludo y controlar las escamas.

Folicuré es una marca especializada en el tratamiento de la caspa y la pérdida capilar. El shampoo Folicuré Control Caspa Limpieza Renovadora limpia a profundidad sin resecar el cabello, liberándolo hasta 100% de la caspa. Además, su efectiva fórmula con biotina, pantenol y Folisacáridos contribuye a fortalecer el cabello, previniendo la caída.

Savilé ofrece opciones más económicas. El shampoo Sedal Control Caspa y Frescura actúa profundamente sobre la fibra capilar para ayudar a reducir y prevenir la caspa y dejar una sensación de frescura en el cuero cabelludo durante todo el día. Contiene aloe vera —conocido por sus propiedades hidratantes y curativas, que contribuyen a controlar la caspa y prevenir la picazón— y menta, que aporta un efecto refrescante.

El shampoo Savilé Menta y Eucalipto elimina las impurezas del cuero cabelludo, contribuyendo con esta acción a prevenir la caspa.

El shampoo Savilé Control Caspa + Antibacterial combina los beneficios de la sábila con una poderosa acción antibacterial que limpia a profundidad, removiendo 99% de las bacterias. Además, combate la caspa para proteger a toda tu familia.

El shampoo 2 en 1 Savilé Control Caspa Aceite de Coco y Romero combina el poder de la sábila, el romero y el aceite de coco para limpiar el cabello a profundidad, eliminando el rastro de la caspa visible y reduciendo la comezón mediante el uso constante. Disfrutarás de un cabello suave, hidratado y hermoso.

Editor’s tip: Todos los productos mencionados anteriormente contienen piritionato de zinc y están libres de parabenos.

Gracias a su exclusiva fórmula con climbazol, un poderoso antifúngico, el shampoo eGo Control Caspa Ultra Fresh ayuda a controlar la caspa desde la raíz, dejando una sensación de frescura. Además, tiene una fragancia masculina irresistible.

Evita el agua demasiado caliente

Debido a que el agua caliente puede empeorar las condiciones de la piel cabelluda, especialmente si la tuya es sensible, lavarte la cabeza con agua tibia (y enjuagar con agua fría al final) es una decisión inteligente. También puedes utilizar productos con ácidos grasos u otros humectantes. Los acondicionadores y productos para el cuero cabelludo con ingredientes como el aceite de coco, el aloe vera o el ácido oleico pueden hidratar el cuero cabelludo y el cabello.

No te duermas con el pelo mojado

La humedad que se genera cuando recoges o cubres el cabello puede propiciar el ambiente perfecto para que se desarrolle la caspa. Nunca te vayas a dormir con el cabello mojado y déjalo secar antes de recogerlo o ponerte gorras o sombreros.

Reduce el estrés

Si bien el estrés en sí mismo no causa la caspa, puede empeorar síntomas como la sequedad y la picazón.

Los altos niveles de estrés a largo plazo pueden alterar o suprimir la actividad de su sistema inmunológico, lo que puede afectar la capacidad de su cuerpo para combatir algunas infecciones fúngicas y afecciones de la piel que contribuyen a la caspa.

Prueba técnicas de reducción del estrés como la meditación, el yoga, la respiración profunda o la aromaterapia.

Consume omega-3

Los ácidos grasos omega-3 son vitales para la salud de la piel. Ayudan a controlar la producción de aceite y la hidratación, promueven la cicatrización de heridas y previenen el envejecimiento prematuro.

Una deficiencia de estos puede causar una variedad de síntomas, que incluyen cabello seco, piel seca e incluso caspa. Aunque se necesita más investigación, los ácidos grasos omega-3 pueden reducir la inflamación, lo que a su vez puede aliviar la irritación y los síntomas de la caspa.

Los pescados grasos como el salmón, la trucha y la caballa son excelentes fuentes de ácidos grasos omega-3. También puedes tomar un suplemento de aceite de pescado o aumentar la ingesta de otros alimentos ricos en omega-3, como la linaza, las semillas de chía y las nueces.

Consume probióticos

Los probióticos son bacterias beneficiosas que pueden mejorar la función inmunológica, lo que a su vez puede ayudar a tu cuerpo a combatir las infecciones fúngicas que originan la caspa.

También se ha demostrado que los probióticos ayudan a tratar y prevenir afecciones de la piel como el eccema y la dermatitis, especialmente en bebés y niños.

Puedes encontrarlos en muchos alimentos fermentados, como la kombucha, kimchi, el tempeh, el chucrut y el nattō, así como en forma de suplementos.

Evita ciertos alimentos

Aunque se necesita más investigación sobre la relación entre la dieta y la caspa, algunas personas pueden encontrar que limitar el consumo de ciertos alimentos alivia la inflamación, lo que puede ayudar a mejorar la salud del cuero cabelludo.

Además, algunos estudios sugieren que las modificaciones en la dieta previenen las infecciones fúngicas al controlar el crecimiento de la levadura y mejorar el microbioma intestinal, lo que puede ayudar en el tratamiento de la caspa.

Algunos alimentos que quizás desees limitar son:

  • Carbohidratos refinados como el pan blanco, la pasta blanca, las tortillas y las galletas saladas.
  • Carne roja.
  • Alimentos procesados.
  • Comida frita.
  • Alimentos y bebidas azucarados.

Además, ciertos alimentos pueden desencadenar brotes de enfermedades de la piel como el eczema, que pueden contribuir a la caspa. Si bien estos varían de una persona a otra, algunos de los más comunes son la harina blanca, los productos que contienen gluten y las solanáceas como las berenjenas, los pimientos y los tomates.

Editor’s tip: Si los productos no funcionan después de dos a tres semanas, es posible que desees consultar a un dermatólogo para determinar si otros shampoos o medicamentos recetados serían beneficiosos. Los profesionales de la salud a menudo recetan medicamentos antimicóticos tópicos, corticosteroides e inmunomoduladores para tratar la caspa y otras afecciones de la piel, como la psoriasis y la dermatitis.

Hojas de sábila partidas en trozos, donde se puede ver su gel
La sábila ayuda a eliminar la caspa. Elige un shampoo que la contenga entre sus ingredientes principales. Crédito: Shutterstock.

Si estás en busca de algún remedio casero para la caspa, considera que, si bien puedes beneficiarte de incorporar algunos ingredientes naturales a tu rutina por tu cuenta, siempre será más efectivo adquirir productos especializados que los contengan, ya que de no utilizarse en la dosis o con la fórmula correcta, pueden exacerbar los síntomas y causar más daño que bien.

A continuación, repasamos algunos de los remedios más comunes:

Cómo quitar la caspa con limón

El limón proporciona vitamina C, ácido cítrico, flavonoides y hierro, todos ellos nutrientes esenciales para la salud del cabello y la piel. Asimismo, contribuye a equilibrar el pH del cuero cabelludo —necesario para mantener a raya la caspa—, fortalecer los folículos pilosos y eliminar el exceso de grasa en el cuero cabelludo.

Algunas personas recomiendan aplicar el jugo de limón sobre el cuero cabelludo húmedo mediante masajes circulares, dejar reposar durante unos minutos y luego lavar como de costumbre.

Sin embargo, el contacto directo del limón con tu piel puede provocar quemazón, escozor, enrojecimiento, sequedad e, incluso, aumentar la caspa. Asimismo, considera que el nivel de pH de tu cuero cabelludo varía a lo largo del día y cualquier cambio que se produzca al usar el jugo de limón será prontamente revertido.

Cómo quitar la caspa con bicarbonato

El bicarbonato de sodio funciona como un exfoliante que se aplica formando una pasta con agua. Si bien es posible que elimine algunas de las escamas, no será por mucho tiempo, ya que no contiene ningún ingrediente activo que combata la causa fundamental de la caspa.

Asimismo, el bicarbonato tiene un pH más alcalino que el del cuero cabelludo, pudiendo producir irritación, y su uso continuado puede decolorar el cabello. Si presentas sensibilidad en el cuero cabelludo o bien, tu pelo es fino o seco, utilízalo con suma cautela. Si tu melena está tratada químicamente o notas alguna reacción desfavorable, evítalo por completo.

Cómo quitar la caspa con vinagre

El vinagre de manzana es un desinfectante natural que posee cualidades antibacterianas, antimicrobianas y antifúngicas, por lo que, aunque no hay evidencia científica sobre su acción contra la caspa, es una solución recurrente.

La Universidad de California sugiere combinar media taza de vinagre de manzana con una taza y media de agua fría. Después de lavar y acondicionar tu melena como de costumbre, aplica esta mezcla sin enjuagar.

Cómo quitar la caspa con sábila

La doctora Lidia explica que “la sábila es una planta que posee efectos farmacológicos antiinflamatorios, antibacterianos y antifúngicos, que disminuyen la malassezia“. De hecho, existen algunos estudios sobre su efectividad como tratamiento de la dermatitis seborreica. Sin embargo, es necesario realizar más estudios para obtener más información sobre los efectos del aloe vera en la caspa y cómo funciona exactamente para tratar la afección.

En la práctica, puede ayudar a aliviar los síntomas de la caspa leve. Aplica el gel de la sábila sobre tu piel cabelluda, debajo del cabello. Permite que se asiente por 30 a 60 minutos y, después, usa un shampoo suave para enjuagarlo. Repite el proceso de dos a tres veces por semana.

Cómo quitar la caspa con aceite de coco

El aceite de coco puede ayudar a hidratar el cabello y el cuero cabelludo y combatir la sequedad producida por la caspa, además de reducir la inflamación y el dolor. Sin embargo, no ataca la causa fundamental de la caspa ni hay estudios sobre su efecto en esta condición.

Algunas personas sugieren que la mejor manera de usar aceite de coco para la caspa es en lugar del shampoo y acondicionador, aplicándolo directamente en el cuero cabelludo y enjuagándolo después de unos minutos.

Sin embargo, usar el aceite de coco directamente también puede empeorar tu padecimiento, especialmente si tienes eczema, dermatitis seborreica o sensibilidad. Mejor, prefiere un shampoo para la caspa que lo tenga entre sus ingredientes.

Cómo quitar la caspa con aspirina

El ácido salicílico hace reacción junto al ácido acético dando como resultado el ácido acetilsalicílico, mejor conocido en la actualidad como aspirina. Como ingrediente en el shampoo, funciona descomponiendo las células muertas de la piel y está científicamente comprobado que contribuye a tratar la caspa y la dermatitis seborreica.

Puedes intentar triturar dos tabletas de aspirina y agregar el polvo a tu shampoo antes de lavarte el pelo. No obstante, considera los posibles efectos secundarios, como el aumento de la resequedad, una sensación de quemazón, el enrojecimiento y la descamación.

Cómo quitar la caspa con aceite de oliva

Por sus propiedades humectantes, el aceite de oliva acondiciona el pelo de manera natural, manteniendo el cuero cabelludo libre de resequedad.

Algunas personas sugieren aplicar el aceite de oliva en el cuero cabelludo seco, cepillar para quitar las escamas y luego cubrirlo con un gorro de ducha para un acondicionamiento adicional.

Sin embargo, toma en cuenta que la levadura que causa la caspa se alimenta de los ácidos grasos saturados que se encuentran en aceites como el de coco y el de oliva. Asimismo, aplicar aceite en un cuero cabelludo infectado puede acelerar el proceso de caída del cabello.

Artículo anterior
Artículo siguiente