¿Yoga para el cabello? 10 posturas y una técnica ayurvédica para estimular el crecimiento

Estos ejercicios de yoga para el cabello no solo promueven el crecimiento, sino que ayudan a reducir la caída y mejorar la salud capilar.

¿Has pensado en los beneficios de la yoga para el cabello? Esta disciplina no solo mejora la salud física y mental, sino también la capilar. La razón es simple: algunas posturas estimulan la circulación de la sangre hacia el cuero cabelludo. La sangre contiene oxígeno, hormonas y nutrientes, que el cabello recoge a través de las papilas en la base de los folículos.

Con el correcto aporte de nutrientes, los folículos pilosos están sanos, lo que se traduce en un cabello sano, grueso y fuerte. Pero si la circulación se resiente, la salud capilar se deteriora. Los folículos pilosos dejan de estar bien alimentados y reducen su tamaño desde la raíz. En consecuencia, el pelo se debilita y empieza a caerse.

Practicar yoga es una manera de promover la irrigación del cuero cabelludo y, por lo tanto, tener una melena más saludable. También reduce el estrés, una de las causas comunes de la pérdida capilar. Ahora bien, sobre todo si padeces alopecia, considera que la yoga es solo un complemento de tu tratamiento y no una solución única, siendo siempre aconsejable consultar con tricólogos expertos.

Balayam es un ejercicio de yoga para el cabello. Consiste en estimular los puntos situados bajo las uñas de los dedos, frotando las uñas entre sí con cierta fuerza, lo que ayuda a mejorar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y aumenta el flujo de oxígeno a las raíces del cabello para obtener mechones gruesos, densos y saludables.

  1. Coloca las manos al nivel del pecho y forma medio puño, doblando los dedos hacia adentro mientras sacas los pulgares.
  2. Con un movimiento rápido de arriba hacia abajo, frota las uñas entre sí y continúa durante al menos cinco o 10 minutos.

El mejor momento para practicar balayam es temprano en la mañana y en la noche, cuando se tiene el estómago vacío. Los resultados dependen de la frecuencia con la que practiques. Cuando se combina con otras posturas de yoga, puede abordar las causas fundamentales de los desequilibrios hormonales en el cuerpo, lo que contribuye a la falta de salud capilar.

En el ayurveda, el cabello y las uñas se consideran productos de desecho de los procesos metabólicos, que intervienen en la formación del sistema óseo. Cuando hay un desequilibrio de los doshas (humores físicos) en el cuerpo, se refleja en el cabello y las uñas, al igual que en otras partes del cuerpo. El exceso de algunos provoca la caída del cabello, adelgazamiento del cabello, caspa y envejecimiento prematuro. Según la medicina tradicional, balayam puede ayudar a equilibrarlos para rejuvenecer y promover el crecimiento del cabello.

También hay ciencia detrás de esta práctica. El cabello emerge de un folículo piloso que contiene células madre adultas que se encargan de reponer o regenerar las células y tejidos perdidos o dañados. Frotar las uñas entre sí con cierta fuerza envía un mensaje al cerebro, que a su vez manda señales a las células madre para iniciar el proceso de crecimiento del cabello o rejuvenecer los folículos pilosos dañados.

Desde la perspectiva de la reflexología, los folículos pilosos están conectados a las terminaciones nerviosas en los lechos de las uñas, por lo que frotarse las uñas estimula el flujo de sangre al cuero cabelludo, fomentando el crecimiento del cabello.

Editor’s tip: Si estás embarazada o tienes la presión alta, absente de practicar balayam.

Los ejercicios para crecer el cabello se centran principalmente en liberar el estrés y llevar el flujo de la sangre hacia la cabeza —y, por ende, al cuero cabelludo y los folículos pilares—, lo que resulta en un desarrollo óptimo.

Incorpóralos en tu rutina, junto con una alimentación balanceada, masajes capilares y productos para estimular el crecimiento del cabello, como el shampoo y acondicionador TRESemmé Crecimiento Máximo. Este dúo, formulado con vitamina B y cafeína, fortalece la fibra capilar, ayudándola a alcanzar su longitud máxima.

Respiración de fuego

Hombre realizando respiración de fuego en yoga para el cabello
La respiración de fuego promueve un mejor suministro de oxígeno y reduce los radicales libres, lo que permite el crecimiento del cabello. Crédito: cottonbro/Pexels.

Su nombre original, kapalabhati, se deriva de dos palabras sánscritas: kapala, que significa “cráneo” y bhati, que se traduce como “luz”. Es una actividad que involucra la mente y el cuerpo: rejuvenece, limpia y vigoriza. Este ejercicio de respiración ayuda a limpiar las toxinas del kapal, es decir, toda la región de la cabeza o la cara, lo que promueve un mejor suministro de oxígeno, reduce los radicales libres y, por ende, permite el crecimiento del cabello. Además, ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, que son factores que contribuyen a la caída del cabello.

Cómo hacerla: Manteniendo la espalda, el cuello y la cabeza rectos, siéntate en postura del loto o con las piernas cruzadas en postura cómoda. Coloca las manos sobre las rodillas, con las palmas hacia arriba y relaja todos los músculos. Respira profundamente y luego exhala todo el aire contrayendo los músculos abdominales. Hazlo durante un par de minutos.

Editor’s tip: Se recomienda practicar esta postura temprano en la mañana con el estómago vacío.

Perro boca abajo

Mujer realizando postura del perro boca abajo en yoga para el cabello
La postura del perro boca abajo impulsa el oxígeno que llega al cuero cabelludo y promueve el crecimiento del cabello. Crédito: Darina Belonogova/Pexels.

Adho mukha svanasana es una postura de descanso de transición, que aumenta el flujo de sangre. Debido a esto, hay un impulso en el oxígeno que llega al cuero cabelludo y promueve el crecimiento del cabello. También tiene una variedad de otros beneficios físicos; entre ellos, ayuda a calmar la mente, rejuvenecer y energizar el cuerpo.

Cómo hacerla: Párate con los pies separados a la altura de las caderas y toca el suelo con las manos. Camina unos pasos hacia atrás y estira las manos y las piernas. Estarás boca abajo, con las orejas tocando los brazos. Mantén la postura durante 30 a 45 segundos. Esta es una de las mejores asanas de yoga para el cabello.

Postura sobre los hombros

Dos mujeres practicando la postura sobre los hombros en yoga para el cabello
La postura sobre los hombros mejora la circulación de la sangre hacia la cabeza. Crédito: Cliff Booth/Pexels.

Sarvangasana es un ejercicio de cuerpo completo, que trabaja en diferentes grupos musculares. Ayuda a mejorar el equilibrio y la postura, y mejora la circulación sanguínea en la cabeza. La práctica diaria de la postura tiene un efecto duradero y es especialmente beneficiosa para el pelo seco y fino.

Cómo hacerla: Acuéstate boca arriba contra una pared y forma un ángulo de 90 grados con las piernas. Luego levanta las caderas del suelo, utilizando las manos como apoyo, y luego equilibra todo el cuerpo sobre los hombros.

Postura del niño

Mujer realizando la postura del niño en yoga para el cabello
La postura del niño combate los dos principales factores que causan la caída del cabello: el estrés y los problemas digestivos. Crédito: Darina Belonogova/Pexels.

Balasana es una de las asanas de descanso en yoga. De hecho, recuerda a cuando los bebés se tumban con la panza hacia abajo, la cabeza apoyada en el suelo y las rodillas dobladas. Combate los dos principales factores que causan la caída del cabello: el estrés y los problemas digestivos.

Cómo hacerla: Siéntate con las rodillas dobladas y las piernas tocando las caderas. Inhala, estira las manos hacia arriba y luego exhala, e inclínate hacia abajo con el centro, hasta que la frente y las palmas de las manos toquen el suelo. Si puedes descansar los codos en el suelo, mejor. Concéntrate en tu respiración y permanece en la postura durante 30 segundos a un minuto.

Postura sobre la cabeza

Hombre realizando la postura de yoga sobre la cabeza en yoga para el cabello
La postura sobre la cabeza ayuda en el crecimiento de cabello nuevo y previene el envejecimiento capilar. Crédito: cottonbro/Pexels.

Sirsasana mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que ayuda a reducir la pérdida y el adelgazamiento del cabello. Ayuda en el crecimiento de cabello nuevo y previene el envejecimiento capilar. Asimismo, ayuda a los folículos pilosos inactivos a alcanzar su máxima capacidad de crecimiento.

Cómo hacerla: Arrodíllate, entrelaza los dedos y colócalos detrás de la cabeza. Ahora, inclínate y toca el suelo con la frente. Sosteniendo la coronilla de la cabeza con las manos entrelazadas, levanta las piernas lentamente para pararte boca abajo perpendicular al piso. Mantén las piernas juntas y los brazos rectos. Una vez que tu cuerpo esté estable, intenta mantener el equilibrio durante unos segundos.

Editor’s tip: Esta pose requiere de mucha práctica para perfeccionarse. Pide ayuda a otra persona o apóyate contra una pared si eres principiante.

Postura del diamante

Mujer realizando la postura del diamante con un sahumerio en yoga
La postura del diamante Se ocupa directamente de los problemas estomacales y digestivos, que influyen en la pérdida capilar Crédito: Darina Belonogova/Pexels.

Vajrasana es una postura simple pero poderosa. Se ocupa directamente de los problemas estomacales y digestivos, que tienen un papel importante en lo que respecta a la pérdida de cabello. Según los estudios, la flora intestinal deficiente puede causar adelgazamiento del cabello y, finalmente, provocar la caída. Asimismo, cuando la digestión es óptima, el cuerpo absorbe mejor los nutrientes y, por supuesto, el cabello se ve beneficiado.

Cómo hacerla: Arrodíllate y siéntate sobre los talones, manteniendo el cuello y la espalda rectos con los talones juntos. Mantén las manos en una posición relajada sobre los muslos con las palmas hacia abajo y mantenga la cabeza y la visión rectas. Permanece así durante al menos 30 segundos y respira profunda y prolongadamente durante este tiempo. Relájate y estírate una vez que hayas terminado.

Postura de la pinza

Mujer realizando la postura de la pinza
La postura de la pinza aumenta los niveles de oxígeno y el flujo de sangre a la cabeza. Crédito: Polina Kovaleva/Pexels.

Uttanasana es una postura que estira y relaja los músculos y también aumenta los niveles de oxígeno y el flujo de sangre a la cabeza. Esto, a su vez, permite que los folículos pilosos sean fuertes y el cabello crezca largo y brillante.

Cómo hacerla: Párate derecha con los pies tocándose entre sí. Levanta los brazos hacia arriba y respira hondo. Manteniendo los brazos rectos sin exhalar, inclínate hacia adelante. Intenta tocar el tapete. Si te sientes cómoda hasta aquí, sigue adelante y abraza tus rodillas, manteniendo la cabeza baja todo el tiempo. Sostén esta postura durante 15 a 30 segundos. No olvides exhalar mientras te levantas.

Postura del camello

Mujer realizando la postura del camello en yoga
La postura del camello dirige el flujo de la sangre hacia el cuero cabelludo. Crédito: Anna Shvets/Pexels.

Ustrassana dirige el flujo de la sangre hacia el cuero cabelludo. También ayuda a equilibrar las anomalías de la glándula tiroides, que pueden provocar la caída del pelo.

Cómo hacerla: Siéntate de rodillas mientras mantienes el cuerpo recto. Inclina tu espalda hacia atrás y toca tus talones con cada mano. Dirige tu cara hacia arriba. Sostén la posición unos minutos y vuelve lentamente.

Postura del pez

Mujer practicando la postura del pez en yoga
La postura del pez aumenta el flujo sanguíneo y el suministro de oxígeno al cuero cabelludo. Crédito: Shutterstock.

Matsyasana implica llevar la cabeza hacia atrás, lo que, de nuevo, aumenta el flujo sanguíneo y el suministro de oxígeno al cuero cabelludo. Además, alivia el estrés. Por eso, es una de las mejores posturas de yoga para el cabello largo, fuerte y saludable.

Cómo hacerla: Acuéstate boca arriba y dobla las rodillas hacia adentro, como cuando te sientas con las piernas cruzadas. Ahora, coloca tus manos al lado de tus caderas con las palmas hacia abajo. Levántate involucrando tu núcleo, pero asegúrate de que tu cabeza todavía esté tocando el suelo. Tu cuello debe estar completamente arqueado. Estírate todo lo que puedas y sostén la postura durante 15 a 30 segundos.

Editor’s tip: Mientras te inclinas, asegúrate de no ejercer presión sobre la espalda, ya que puede provocar lesiones graves.

Postura de estiramiento de pie

Mujer realizando la postura de estiramiento de pie en yoga
La postura de estiramiento de pie favorece la circulación de la sangre al cerebro. Crédito: Elina Fairytale/Pexels.

Dandayamana bibhaktapada paschimottanasana es una simple inversión de pie de la parte superior del cuerpo. Esta postura favorece la circulación de la sangre al cerebro y las glándulas suprarrenales. Cuando estas no funcionan correctamente, se modifican los niveles de testosterona, lo que puede conducir a la pérdida capilar.

Cómo hacerla: Párate erguida y da un paso grande hacia la derecha, ampliar la postura facilita el estiramiento. Con la columna recta, inclínate hacia delante y toma tus tobillos. Mantén la posición durante unos minutos y descansa antes de repetir.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image

Lo más actual