El aceite de menta es todo lo que necesitas para una melena más larga

El aceite de menta para el cabello es el mejor aliado para incentivar el crecimiento y prevenir la caída. ¡Te contamos todos sus beneficios y cómo aprovecharlo!

¿Has notado que, últimamente, el aceite de menta para el cabello se ha proclamado como uno de los favoritos de las adeptas al cuidado capilar? Desde luego, su popularidad no es coincidencia, pues es un hecho que contribuye a conseguir la melena kilométrica con la que muchas de nosotras soñamos.

Si bien la genética es un factor determinante en el crecimiento o caída del pelo, la rutina que llevas a cabo —incluidos los productos naturales y profesionales que eliges— es decisiva. ¡Es ahí en donde entran en acción los aceites esenciales para el cabello!

Ya sea que busques una cabellera mucho más larga, desees mitigar o prevenir la caída excesiva o, simplemente, quieras recurrir a un cuidado mucho más intensivo, el aceite de menta para el cabello será la mejor adición a tu arsenal capilar. ¡Te contamos todos sus beneficios y la mejor forma de aprovecharlo!

El secreto del aceite de menta radica en una serie de beneficios que, en conjunto, incentivan una melena mucho más larga y sana.

Por un lado, gracias a su concentración de mentol, penetra profundamente el folículo capilar, ayudando a desintoxicar y oxigenar el folículo piloso, activar la circulación sanguínea del cuero cabelludo y promover la correcta absorción de nutrientes. Con el uso constante revitaliza las hebras capilares de raíz a puntas, fortaleciendo el cabello, estimulando el sano crecimiento y previniendo la caída.

Por otro lado, debido a sus propiedades astringentes y su capacidad para equilibrar los niveles de pH, previene trastornos capilares como la resequedad u oleosidad excesiva y hasta la aparición de caspa.

Una de las mejores adiciones que puedes hacer a tu rutina de cuidado capilar es el aceite de menta para el cabello. Crédito: All Things Hair.

En un masaje capilar relajante

Aprovecha los masajes capilares para aplicar un poco de aceite de menta sobre todo el cabello y, especialmente, en el cuero cabelludo. Servirá a manera de tratamiento intensivo ya que lo estarás aplicando en su estado más puro.

Dentro de tu sistema de lavado

La forma más práctica de aprovechar el aceite de menta para el cabello, es desde la regadera, a través de tu sistema de lavado.

Una de nuestras fórmulas preferidas es el shampoo Savilé Menta y Eucalipto, cuyas propiedades regeneradoras favorecen una melena larga, mientras eliminan las impurezas del cuero cabelludo, previniendo la caspa.

Como mascarilla nutritiva

Complementa tus mascarillas caseras, sumándoles una dosis de aceite de menta para el cabello. Combina perfectamente con ingredientes que también incentivan el crecimiento capilar sano como la sábila, el aceite de romero, la miel y el gel de linaza.

Siguiente