Estas podrían ser las causas de la comezón en el cuero cabelludo

Desde la resequedad común hasta la psoriasis, pueden ocasionar la comezón en el cuero cabelludo. ¡Te contamos todo al respecto y las posibles soluciones!

No hay nada que pueda incomodar más que la comezón en el cuero cabelludo y la constante lucha por mitigarla. Por fortuna, se trata de un problema que tiene fácil solución, si das con la causa exacta.

Aunque solemos culpar a la caspa, la picazón puede originarse debido a múltiples factores. Y es que desde la rutina de cuidado que llevas a diario hasta los productos que utilizas, pueden ser los culpables de este molesto trastorno.

Pero no te preocupes, hemos dado con las causas que podrían estarte ocasionando comezón en el cuero cabelludo y las posibles soluciones. ¡Le dirás adiós de una vez por todas!

Mujer rubia con cabello sano
Tu rutina diaria tiene todo que ver para prevenir y mitigar la comezón en el cuero cabelludo. Crédito: All Things Hair.

Desequilibrio capilar

Los productos que usas regularmente y los procesos de coloración pueden provocar un desbalance en el pH capilar. Todo, debido a la variación de la alcalinidad o acidez del cuero cabelludo, los cuales originan mayor resequedad o exceso de sebo, entre otras problemáticas.

Editor’s tip: Pausa el teñido y reemplaza tu sistema de lavado habitual por un shampoo neutro, como el shampoo Bioexpert Blue Agave. ¡Notarás un cambio radical!

Quemaduras

El uso de herramientas térmicas, enjuagar tu melena con agua demasiado caliente y la frecuente exposición al sol, queman e irritan la piel, provocando comezón en el cuero cabelludo.

Editor’s tip: Evita las altas temperaturas y pasar horas bajo el sol sin protección. También recuerda aplicar un protector térmico cada vez que estilices tu melena e incluir en tu rutina una fórmula con protección UV, como la crema para peinar Sedal Anti-Sponge.

Saturación capilar

El uso de múltiples productos, la contaminación y una limpieza incorrecta, propician la acumulación de residuos y la obstrucción de los folículos capilares, provocando irritación y picazón.

Editor’s tip: Dale tu cabello una limpieza profunda con el shampoo y acondicionador Sedal by Karol Sevilla Purificación e Hidratación. Su fórmula con carbón activado y aloe vera, elimina las toxinas e impurezas que provocan la comezón en el cuero cabelludo.

Caspa

Sea seca o grasa, la caspa es una de las causas más comunes de la comezón en el cuero cabelludo. Esta puede originarse por la sobreproducción de células a causa de la malassezia (un hongo), la acumulación de piel muerta, la resequedad o el exceso de sebo.

Editor’s tip: Incluye en tu rutina un sistema de lavado especial como el shampoo Sedal Control Caspa y Frescura. Contiene aloe vera y menta para aliviar la caspa y prevenir la picazón.

Trastornos de la piel

El eczema, la dermatitis seborreica, la tiña capitis, la psoriasis y las alergias, son solo algunas de las muchas enfermedades capilares que pueden afectar al cuero cabelludo, ocasionando inflamación, erupciones, descamaciones y picazón.

Editor’s tip: No descartes la valoración de un experto. Te permitirá saber con precisión qué origina cada trastorno y cómo tratarlo correctamente.

Dieta deficiente

Un régimen alimenticio incorrecto también puede propiciar la comezón en el cuero cabelludo, ya que promueve la resequedad y los desequilibrios capilares.

Editor’s tip: Opta por una dieta balanceada rica en vitaminas B, C, D y E, zinc, antioxidantes y omega 3. También evita el exceso de grasas, azúcares y sales.

Deshidratación extrema

La falta de nutrientes, la contaminación, el clima y las malas rutinas de limpieza, peinado y coloración, son las principales responsables de esta condición.

Editor’s tip:  Nos encantan el shampoo Nexxus Therappe y acondicionador Nexxus Humectress. Ambos humectan a profundidad el cuero cabelludo y la fibra capilar.

Estrés

Aunque no lo creas, el estrés también puede ocasionar severas condiciones capilares, como la comezón en el cuero cabelludo, alergias, pérdida de cabello y resequedad.

Editor’s tip: La meditación, el yoga y dormir bien, podrían ayudarte a vivir con mayor tranquilidad, amortiguando los estragos de una vida acelerada.

Siguiente