Los minerales y vitaminas para la caída del cabello en mujeres que recomiendan los expertos

Desde fortalecer el cabello hasta mantenerlo radiante: así de beneficiosas son las vitaminas para la caída del cabello en mujeres.

Aceptémoslo, cuando se habla de la pérdida del pelo, rara vez ponemos en tela de juicio el tipo de nutrientes que le estamos aportando a nuestro cuerpo. Sin embargo, una correcta nutrición y una excelente salud capilar, siempre están estrechamente relacionadas. ¡He ahí la importancia de las vitaminas para la caída del cabello en mujeres!

Y es que pese a que los factores genéticos, hormonales y ambientales influyen en la pérdida capilar femenina, el déficit vitamínico también puede derivar en anomalías severas en el ciclo de crecimiento del cabello.

Afortunadamente, estas alteraciones —comúnmente conocidas como efluvio telógeno— son perfectamente reversibles si se aportan los nutrientes adecuados. Así que, toma nota: ¡te enlistamos aquellas vitaminas y minerales que deberías incluir!

Ácido fólico

También conocido como vitamina B9, el ácido fólico es un componente esencial en el cuerpo que promueve la regeneración celular. Este proceso, estimula y fortalece los folículos pilosos, influyendo notablemente en el crecimiento y desarrollo del pelo, además de mejorar la capacidad de absorción de nutrientes del cuero cabelludo.

Editor’s tip: Complementa sus propiedades, empleando el shampoo y acondicionador TRESemmé Crecimiento Máximo. Su fórmula enriquecida con complejo de vitamina B y cafeína, fortalece las raíces débiles, estimulando el crecimiento del cabello.

Biotina

Otra de las vitaminas para la caída del cabello en mujeres más efectivas es la biotina, también llamada vitamina B7 o H. Esta contribuye al crecimiento celular, la correcta asimilación de nutrientes y la aceleración en el metabolismo de los ácidos grasos, fortaleciendo el folículo piloso, aportando elasticidad a la hebra capilar y, por ende, reduciendo el quiebre y evitando la caída.

Editor’s tip: Te recomendamos usar productos formulados con esta vitamina, como el shampoo y acondicionador Savilé Biotina. Ambos fortalecen las hebras, previniendo la pérdida capilar.

Cobre

Se trata de una vitamina que contribuye a la síntesis de colágeno y elastina, dos proteínas cuyas propiedades aportan flexibilidad y resistencia al cabello. Además, al estimular una correcta producción de melanina (responsable de la pigmentación capilar), contribuye a aplazar la aparición de las canas.

Vitamina C

Al ser un poderoso antioxidante, la vitamina C combate los radicales libres que dañan el pelo, permitiendo que crezca mucho más fuerte y sano. Por otro lado, al estimular el flujo sanguíneo, previene la resequedad, la falta de brillo y la caída del cabello, pues robustece y protege la hebra capilar.

Editor’s tip: Descubre los ingredientes top del cuidado de la piel, ¡ahora en tu melena! El shampoo, el tratamiento acondicionador y la crema para peinar Sedal Care+ Ácido Hialurónico + Vitamina C le proporcionan un cuidado intenso al cabello, regenerando su suavidad, brillo y fuerza. El ácido hialurónico es conocido por entregar una hidratación profunda, ayudando a regenerar las fibras debilitadas del pelo. La vitamina C es un antioxidante esencial para la producción de colágeno y potenciador de la luminosidad.

 

Hierro

Entre los minerales y vitaminas para la caída del cabello en mujeres más efectivos, el hierro toma un papel sumamente importante, pues transporta oxígeno a las raíces y folículos pilosos, incentivando el correcto crecimiento del cabello.

Por ello, al ser uno de los componentes que más se pierden durante de la menstruación, reforzar su consumo a través de los alimentos adecuados es fundamental.

Vitamina D

Gracias a sus propiedades, la vitamina D regula el metabolismo y promueve la adecuada  absorción de nutrientes que el cabello necesita para mantenerse fuerte y protegido. Además, al participar activamente en la fase anágena capilar, contribuye al sano crecimiento del cabello, alargando su ciclo de vida y retrasando caída.

Editor’s tip: Siendo el sol la principal fuente de vitamina D, los expertos recomiendan tomar al menos entre 15 y 20 minutos al aire libre. Eso sí, recuerda proteger tu melena de los estragos solares, empleando un producto con filtro UV como la crema para peinar Sedal Anti-Sponge.

Magnesio

Este no solo participa en el efectivo suministro de nutrientes al cuero cabelludo, también contribuye a lograr una adecuada circulación sanguínea, mejorando la velocidad con la que crece el cabello y previniendo su caída.

Vitamina E

Sin duda, una de las vitaminas para la caída del cabello en mujeres más importantes. Y es que la vitamina E es otro potente antioxidante que protege la fibra capilar de los radicales libres que ocasionan el estrés oxidativo, fortaleciendo el cabello de raíz a puntas y previniendo la pérdida capilar.

Editor’s tip: Inclúyela en tu rutina de cuidado con el shampoo y acondicionador Savilé Almendra. Al estar enriquecidos con vitamina E, reparan y fortalecen la hebra capilar, evitando su caída.

Zinc

El zinc otro de los minerales que fortalecen y robustecen la hebra capilar, evitando que se torne delgada, frágil y quebradiza. Esto debido a que juega un papel crucial en la producción de ADN y ARN, necesarios para la división normal de las células del folículo piloso.

Mujer con cabello rubio, largo y ondulado
Un déficit vitamínico puede causar grandes estragos en el crecimiento de tu melena. ¡He ahí la razón para incluir vitaminas especiales para la caída del pelo en mujeres. Crédito: All Things Hair.

Si bien un régimen alimenticio incorrecto puede ser la principal causa de múltiples deficiencias nutricionales, algunas alteraciones en la salud, el estado anímico y la toma de ciertos medicamentos, también pueden influir severamente en la pérdida o mala absorción de nutrientes. Entre los más comunes se encuentran:

Anemia

La anemia es una afección causada por la carencia de suficientes glóbulos rojos, al haber un déficit importante de vitaminas, especialmente hierro, folato y vitamina B12. Esta puede ser temporal o prolongada y puede estar causada por múltiples enfermedades crónicas, predisposición genética o una mala alimentación.

Régimen alimenticio poco balanceado

Definitivamente, las dietas restrictivas o poco equilibradas son la primer causa de la caída del cabello en mujeres. Esto debido a la falta —tanto en cantidad como calidad—de proteínas, minerales y vitaminas necesarias, involucradas en el proceso de crecimiento saludable del pelo.

Trastornos menstruales severos

La perdida excesiva de hierro a través de la menstruación, especialmente cuando se presentan trastornos severos, también ocasiona que el cabello se torne frágil y quebradizo. No obstante, se trata de una problemática que puede controlarse a través de un tratamiento médico oportuno y, desde luego, una dieta adecuada.

Mala circulación sanguínea

Un factor que repercute severamente pues, al conllevar un flujo sanguíneo limitado, impide que la cantidad de nutrientes necesarios para estimular un correcto crecimiento lleguen al cuero cabelludo.

Siguiente