Baño de crema con keratina, el secreto para un pelo lacio sin frizz

Para potenciar y prolongar los resultados de un tratamiento profesional.

La keratina se convirtió en el método más solicitado en las peluquerías para suavizar el pelo y controlar el frizz. Y, por ende, en sinónimo de pelo lacio. No importa si el pelo es largo, bob, fino o grueso, es altamente popular y todo lo derivado de este ingrediente también es furor. Por eso, queremos que descubras el baño de crema con keratina para hacer en casa y potenciar tu tratamiento de peluquería.

mujer rubia de pelo largo lacio, baño de crema con keratina
Libre de estática. Crédito: Shutterstock

¿Para qué sirve la keratina?

Entre otros componentes, nuestro pelo está hecho de proteínas. La keratina, una proteína con estructura fibrosa, es el componente principal de la capa más externa del cabello: la cutícula. Esta es la responsable de proteger el interior del cabello y, a su vez, influye en su brillo y color.

Existen tres grandes factores que dañan la estructura capilar: factores mecánicos (como un mal cepillado o desenredado), condiciones medioambientales y los tratamientos químicos como decoloración o alisados permanentes. Estos provocan que la cutícula se hinche y se abra, lo que se traduce en un pelo seco, frágil, poroso y quebradizo. En otras palabras, con el daño, las fibras capilares pierden esas proteínas naturales.

Los tratamientos con keratina que ofrecen los salones de belleza apuntan a reponer esas proteínas que se fueron perdiendo gradualmente con los daños. Ahora bien, se cree que los tratamientos con keratina se utilizan para alisar el cabello. Y, aunque en cierta parte sí ayuda a que luzca un poco más lacio, su función principal es reparar la fibra capilar, eliminar el encrespamiento y aportar brillo y vitalidad. Todo esto hace que el cabello se vea hidratado y uniforme.

Lo cierto es que hay productos con keratina que se pueden adoptar en la rutina diaria, entre ellos el baño de crema con keratina, que ayudan a potenciar los tratamientos de peluquería y mantener el pelo libre de frizz.

¿Cómo hacer un baño de keratina en el cabello?

Paso uno: Lavá el pelo como de costumbre.

Paso dos: Retirá el excedente de agua con una toalla, preferentemente de microfibra.

Paso tres: Tomá una cantidad apropiada (según tu extensión y cantidad de pelo) del baño de crema con keratina que hayas elegido. Aplicá sobre el pelo húmedo y distribuí de manera uniforme, de medios hasta las puntas (evitando siempre las raíces).

Paso cuatro: Utilizá un peine de dientes anchos o tus propios dedos para alisar y desenredar el pelo.

Paso cinco: Dejá actuar entre 3 a 5 minutos.

Paso seis: Enjuagá con abundante agua tibia a fría.

Según las necesidades de tu pelo, podés repetir este procedimiento, una o dos vez por semana.

Probá: la Máscara de Tratamiento Intensivo Liso Keratina de TRESemmé, especialmente diseñada para pelo dañado y con frizz. Su fórmula con keratina hidrolizada, perlas y pH bajo, nutre y ayuda a reconstruir la fibra capilar, devolviéndole suavidad y brillo al mismo tiempo que mantiene el frizz controlado por 48 horas. Para mejores resultados, la recomendación es aplicar este baño de crema con keratina después de lavarlo con el Shampoo y Acondicionador Liso Keratina de TRESemmé.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Test de Pelo