Si tenés el pelo quemado, esto es todo lo que necesitás saber

Juliana | 03 mayo 2019
mujer con secador de pelo

¡Es hora de superar el pelo dañado por calor!

El término pelo quemado se usa mucho en estos días. Al igual que otros problemas comunes del cabello, seguro te suena de haberlo leído en revistas o verlo en la tele pero, ¿sabés qué causa el pelo quemado por el calor?

En un nivel básico, el daño por calor es causado por herramientas como planchitas, bucleras y secadores de pelo. Con el uso regular de estas herramientas, las hebras del pelo tienden a secarse, quebrarse y dividirse, lo que hace que tu pelo se vea y se sienta áspero. Seguí leyendo y te contamos cómo se arregla.

Ahora, aunque todo esto parece bastante sencillo, hay más en la historia. Para desglosarlo e iluminarte a las duras verdades del daño por calor, enumeramos las razones del pelo quemado para que sea más fácil de entender.

¿Cuáles son las causas del pelo quemado?

  1. Las altas temperaturas, que pueden romper el enlace proteico interno de la fibra capilar.
  2. Las herramientas de calor: planchitas, bucleras y secadores de pelo (¡sí, en serio!)
  3. El sol, porque como la piel, el pelo puede dañarse por la exposición prolongada y directa.


¿Qué es el daño por calor?



mujer de pelo largo negro con buclera
Dale un respiro a las herramientas de calor.

Como dijimos, el pelo quemado es consecuencia de, principalmente, el uso de herramientas de calor, pero ¿cómo afectan a nuestro cabello?

Para brindarte una explicación más detallada, nos reunimos con Peter Bailey, Gerente Técnico Global de Cuidado del Cabello en Unilever. Él nos dijo: “El daño sufrido por el cabello debido al uso del secador es un daño superficial. En cambio, cuando las planchitas se usan a altas temperaturas, el daño en la fibra capilar es interno”.

pelo quemado antes y después
Pelo quemado y pelo reparado, ¿qué tal? Crédito: Verity Jane Smith

Pelo quemado: antes y después

Continuó explicando que, cuando se seca con secador, la temperatura se mantiene a unos 50°.C y aumenta el contacto fibra con fibra, lo que puede provocar que la cutícula se desprenda y deje la superficie de la fibra capilar áspera. Por otro lado, las planchas y otras herramientas son mucho más calientes y, a unos 150°.C, la proteína en la corteza del pelo sufre una transición en la cual la energía térmica puede romper algunos de los enlaces entre las proteínas que dan a la fibra capilar su fuerza y estructura.

¿Qué significa todo esto para tu pelo? Que puede pasar a ser un pelo seco, quebradizo y con puntas divididas (mejor conocido como pelo dañado). Pero hay otro tipo de daño por calor que también deberías tener en cuenta…

TRESemmé Shampoo Regeneración TRESplex

Probá: el Shampoo y Acondicionador Regeneración TRESplex de TRESemmé, diseñado para pelo extremadamente dañado. Este sistema ayuda a reforzar la estructura interna de la fibra, dándole más fuerza al pelo.

mujer con pelo lacio castaño
Tu pelo, como tu piel, necesita protegerse del sol. Crédito: Verity Jane Smith

¿Es posible que el pelo quemado sea producto de la exposición al sol?

¿Notaste alguna vez que después de unas vacaciones en la playa tu pelo se siente menos sedoso? Eso es porque, como la piel, tu pelo puede sufrir daños por el sol.

Peter explica que durante largos períodos de exposición a los rayos UV, “la creación de radicales libres altamente reactivos puede reaccionar con los aminoácidos dentro de las cadenas de proteínas del cabello”, lo que puede conducir al desdoblamiento de las estructuras de proteínas, dando como resultado un pelo más débil y propenso a dañarse.

La exposición prolongada a los rayos UV también puede contribuir a la eliminación de la capa lipídica en la superficie exterior de la fibra capilar, lo que la hace más áspera y menos fácil de peinar o desenredar. Asusta un poco, ¿no?

Los síntomas del pelo quemado por el sol

  1. Cambio de color.
  2. Menos brillo y suavidad.
  3. Más puntas abiertas.

Entonces, dicho esto, ¿cómo podés saber si tenés el pelo quemado por el sol? Como el daño hecho a la piel, hay algunos cambios visibles. El daño se percibe a través del cambio de color, disminución de la suavidad y brillo, y más puntas abiertas.

¿Cómo puedo proteger mi pelo del daño solar?

  1. Cubrir con un sombrero.
  2. Usar productos para el pelo con filtros UV.
  3. Limitar la exposición directa al sol.
TRESemmé Crema para Peinar Antifrizz

No vamos a decirte que te encierres todo el verano, pero sí te recomendamos que, al igual que usás un protector solar para la piel, lo uses también para el pelo. Bueno, la mejor forma es cubrirse con un sombrero. Pero si igual querés hacer gala de tu pelo, probá con la Crema para Peinar Antifrizz de TRESemmé que está formulada con filtros UV que te ayudan a proteger el pelo del sol.



Cómo recuperar el pelo quemado



mujer acostada con pelo en almohada
¿Por qué no probar una almohada de seda? Crédito: Shutterstock

Si pensás que ya estás sufriendo los efectos del pelo quemado, hay algunas cosas que se pueden hacer para remediar esto. Lo más importante que debés recordar es usar siempre un protector contra el calor antes de aplicar calor  pero por ahora, probá uno de estos consejos principales:

1- Cortá las puntas

Lamentablemente, si el pelo está dañado y ya aparecieron las puntas florecidas, no hay nada que puedas hacer para repararlo. Tu única opción es cortar las puntas y, de esta forma, darle a tu pelo un nuevo comienzo.

Sabemos que esto puede ser desalentador, pero no te preocupes. Si cortás el pelo con regularidad, va a mantener un aspecto saludable y esto también va a ayudarte a mantener una extensión más larga.

2- Usá una crema de tratamiento

Como dijimos, no se puede reparar el pelo quemado pero podés ayudar a hidratarlo usando una crema de tratamiento una vez por semana.

Dove Crema de Tratamiento Óleo Nutrición

Estos tratamientos vienen en todas las formas y tamaños, pero nosotras nos encantan las máscaras nutritivas como la Crema de Tratamiento Óleo Nutrición de Dove. Gracias a su fórmula enriquecida con aceite de Argán, funciona como un shot de nutrición.

3- Evitá el calor

Ni hace falta decirlo. Pero si las herramientas de calor están dañando mucho tu pelo, entonces vas a tener que darles un respiro. Podés probar, por ejemplo, secar el pelo con el modo de aire frío.

4- Usá una almohada con funda de seda o satén

Si tenés el pelo quemado por usar herramientas de calor, es conveniente que evites también otras formas de daño. Algo que no mucha gente sabe es que, cuando dormís sobre una funda de algodón, las hebras se frotan entre sí, produciendo fricción y, por ende, más daño (buuuu).

Sin embargo, cuando dormís sobre una funda de seda o satén, tanto la fricción creada como la humedad absorbida por tus hebras se reduce. ¡Dulces sueños!

 

Ya saben, chicas. A partir de ahora, asegúrense de proteger su pelo del calor y olvídense de los bad hair days.

Leer más