Qué es la baja porosidad del cabello, cómo detectarla + tips de cuidado

Testeá tu pelo en casa e identificá su nivel de porosidad.

La porosidad hace referencia a la capacidad que tiene el pelo de absorber y retener la hidratación, no solo la recibida a través de los aceites naturales que produce el cuero cabelludo sino también de los productos que usamos a diario. La cutícula es la capa exterior de cada hebra y su estado es el que determina el nivel de porosidad del pelo. La baja porosidad del cabello, por ejemplo, es producto de una cutícula cerrada.

Comúnmente se confunde la baja porosidad del cabello con el pelo seco. En esta nota, te contamos cómo evaluar la porosidad de tu pelo y qué tipo de productos te conviene usar para hidratarlo si tus cutículas están cerradas.

pelo largo rubio con mechas baja porosidad del cabello
La porosidad se produce cuando el pelo se daña. Crédito: Indigitalimages.com

Cómo evaluar la baja porosidad del cabello

Para evaluar el cabello en casa, hay un pequeño experimento para probar: cortá un mechón (uno pequeño de la nuca, donde no se vea) y colocalo en un vaso de agua. Ahora, ¿se hunde o flota después de aproximadamente un minuto o dos? Si nada en la parte superior o tarda más de 3 o 4 minutos en hundirse del todo, estamos ante la señal más evidente de la baja porosidad del cabello.

Otras señales visibles de la baja porosidad del cabello

A simple vista, quizás hayas notado que el pelo no tiene volumen ni cuerpo. Pero vale una aclaración: puede existir baja porosidad en cualquier textura de cabello (lacio o rulos , fina o gruesa). Lo característico del pelo de baja porosidad es que no absorbe la humedad tanto como el pelo de mayor porosidad. También es mucho más resbaladizo, lo que significa que puede ser más difícil conseguir agarre y volumen.

lob con flequillo tintura amarillo ombre invertido baja porosidad del cabello
En cabello teñido. Crédito: Indigitalimages.com

La clave está en la hidratación diaria. Pero acá es donde hay que empezar a prestar atención para no caer en los productos diseñados para pelo seco, ya que el cabello de baja porosidad tiene una necesidad distinta.

La recomendación es optar por productos de base acuosa, ligeros, que no dejen el pelo pesado. En cuanto a los ingredientes, los más beneficiosos son el aceite de coco, la manteca de karité y aceite de argán. Este es un buen punto de partida a la hora de elegir un shampoo, acondicionador y máscara de tratamiento.

1

Dove Shampoo Hidratación Intensa

Las fórmulas ligeras, como la del Shampoo y Acondicionador Hidratación Intensa de Dove, son ideales para la baja porosidad del cabello porque hidratan en profundidad sin dejar el pelo pesado. Este sistema de lavado, en particular, está enriquecido con oxígeno y agentes hidratantes, que ayudan a suavizar, nutrir progresivamente en profundidad y proteger el pelo.

2

Sedal Crema de Tratamiento Hidrata

La Crema de Tratamiento Hidrata de Sedal, por su parte, fue especialmente diseñada para la baja porosidad del cabello. Su fórmula contiene aloe vera y miel, lo que ayuda a fortificar el pelo e hidratar al mismo tiempo.

Siguiente

Test de Pelo