Cómo evitar el tan temido pelo de paja

Juliana | 18 junio 2018

Tenemos el secreto mejor guardado. 

El pelo de paja es un problema recurrente en muchas personas. Ocurre especialmente cuando existe una resequedad muy importante debido a la deshidratación que sucede con tratamientos de decoloración y, sobre todo, el uso de productos de baja calidad.

Denominamos pelo de paja al cabello que está tan reseco que no tiene brillo, movimiento y que parece hacer ruido cuando lo tocamos. No es algo agradable, pero sucede en muchos casos. Por suerte, todo tiene solución y hay varias cosas que se pueden hacer para arreglarlo. Es cuestión de cambiar algunos hábitos, ajustar tornillos en tu rutina de belleza y, por supuesto, tener paciencia, ya que no se va a curar de la noche a la mañana.

Si tenés lo que llamamos “pelo de paja” no te preocupes, las expertas en pelo de All Things Hair están al rescate. Tener una melena saludable y hermosa es posible.



Pelo de paja: plan de escape



 

Crédito: Indigitalimages.com

Antecedentes

El pelo de paja se da, en la mayoría de los casos, en el pelo teñido o decolorado. Estos procesos químicos le quitan la hidratación natural al cabello y hacen que se vuelva más débil y, eventualmente, si no se cuida como se debe, adopte esa textura que odiamos tanto.

En verano, el sol, el agua de mar y de la pileta también son factores que resecan la melena. En invierno, en cambio, se lastima por las temperaturas muy bajas y la falta de humedad en el aire.

La hidratación es fundamental

Ya sea que tenés el pelo teñido o de color natural, hidratar tu melena es fundamental. Desde adentro, tomando agua y comiendo adecuadamente. Desde afuera, usando productos que le aporten al cabello lo que le falta y así evitar el efecto pelo de paja.  Si ya sufrís esta condición, hay que atacarlo lo más pronto posible para remediarlo.

Dove Crema de Tratamiento Recuperación Extrema

Incorporá a tu rutina de pelo una crema de tratamiento como la Crema de Tratamiento Recuperación Extrema de Dove. Esta, diseñada especialmente para pelo dañado, ayuda a reparar y proteger las fibras. Usala al menos una vez por semana. Con su uso frecuente, vas a notar el cambio progresivo.

Crédito: Indigitalimages.com

Al mismo tiempo, te recomendamos usar cremas para peinar. Elegí una acorde a tu tipo de pelo y aplicala con el pelo húmedo, al salir de la ducha. ¿Qué va a hacer? No solo va a ayudar a desenredar el pelo con mayor facilidad sino que va a mantener el cabello hidratado durante el día. Para aquellas mujeres que consideran tener pelo de paja, recomendamos la Crema para Peinar Reconstrucción Completa de Dove porque nutre cada fibra desde su interior. Acordate de distribuirla bien, de medio a puntas.

Dove Óleo Nutritivo

En cambio, si ya estás con el pelo seco, una buena opción es usar un aceite para el pelo como el Óleo Nutritivo de Dove. Unas gotas bastan. Este ayuda a reponer los lípidos del cabello, mediante una fórmula liviana que no deja el pelo pesado.

Crédito: Indigitalimages.com

Evitá las decoloraciones intensas

Si tenés el pelo oscuro y querés teñirte de rubio, vas a necesitar muchas decoloraciones. Esto, como ya dijimos, arruina la fibra y la lastima. No significa que no se pueda hacer sino que no es recomendable hacerlo de un tirón. Dejá descansar el pelo entre sesión y sesión y estiralo lo más posible para hacer el proceso más llevadero para tu cabellera. Un plus es que podés disfrutar de distintos colores de pelo y experimentar cosas nuevas.

Hacé cortes regulares

Por último, tenemos que recalcar que cortarlo regularmente es importante para quitar lo que esté feo y darle lugar a que crezca mejor. Generalmente, las puntas secas se quiebran y se rompen, por lo que el cabello no crece en largo, ya que se termina partiendo la fibra por estar en ese estado. Cortarlo un poco cada mes va a ayudarte a combatir el pelo de paja y lograr una melena increíble.