4 máscaras caseras de avena para el pelo, un ingrediente con muchas propiedades

El cereal más allá del desayuno.

La avena es un cereal rico en proteínas y antioxidantes, que tiene beneficios para la piel y el cabello. En particular, la avena para el pelo funciona como agente hidratante, calmante, suavizante y como fortalecedor.

Seguí leyendo para descubrir en detalle qué puede hacer la avena por tu pelo y cómo hacer una mascarilla casera.

avena para el pelo
Chicas con rulos o de pelo fino, apunten. Crédito: Shutterstock

Fortalece

En primer lugar, la avena puede contribuir a un pelo más elástico, lo que en definitiva se traduce en menos quiebre. Esta característica es indispensable para poder mantener o lograr el largo deseado. Este beneficio va a resultar tentador para aquellas personas con pelo fino o pelo con rulos. Así que un tratamiento de acondicionamiento con avena para el pelo es justo lo que necesitan.

Alivia la picazón

Al ser un hidratante natural, su uso regular va a ayudar a aliviar la picazón del cuero cabelludo y tratar el cuero cabelludo seco. Por esta misma razón, si tenés caspa, te alentamos a adoptar la avena en tu rutina de cuidado capilar. Simplemente, masajeá tu cuero cabelludo con la máscara de avena para el pelo. Esto tiene una doble función: facilita el flujo sanguíneo y sirve para exfoliar el cuero cabelludo.

Hidrata y suaviza

La avena contiene vitamina B, que penetra en la fibra capilar y ayuda a retener la humedad. De ahí que sea un potente hidratante. Si tenés baja porosidad, este ingrediente natural te puede ayudar. Además, contiene polisacáridos que suavizan el pelo. Después de hacer un tratamiento humectante de avena para el pelo, sellá la humedad con acondicionador, un aceite natural o una crema para peinar.

avena para el pelo
Mascarilla básica de avena para el pelo. Crédito: Shutterstock

Máscara de avena para el pelo

Esta mascarilla es sencilla de hacer y requiere de muy pocos elementos. Solamente tenés que mezclar copos de avena con agua tibia. Vas a notar que queda como un engrudo. Si querés sumar más vitaminas, mezclá con leche en vez de agua (la proporción sería: una taza de avena, media taza de leche). En este caso, el resultado va a ser una pasta.

Después de lavar tu pelo, aplicá esta pasta en todo el pelo, desde la raíz hasta las puntas. Dejá actuar unos 20 a 30 minutos y enjuagá con agua fría.

Nuestro tip: Si lo que buscás es fortalecer el pelo, te recomendamos lavarlo con el Shampoo y Acondicionador Ritual de Fortalecimiento de Dove.

Avena y miel para el cabello

Para crear una mascarilla hidratante, combiná la avena con miel. Mezclá 3 cucharadas de avena, 1 cucharadita de miel y 1 cucharadita de yogur natural. Distribuí uniformemente en todo el pelo y dejá actuar por 20 minutos. Enjuagá con agua fría o tibia y, luego, lavá con un sistema de lavado suave como el compuesto por el Shampoo y Acondicionador Bajo Poo+Nutrición de TRESemmé.

Avena y aceite de almendras

Para hacer esta máscara de avena para el pelo, mezclá media taza de avena, 1 ó 2 cucharadas de aceite de almendras y media taza de leche. Antes de aplicarla, asegurate de tener el pelo desenredado. Distribuí esta mezcla en toda la cabeza. Si querés, podés usar una gorra de baño. Dejá actuar por 15 a 20 minutos y, luego, lavá el pelo.

Avena y sábila para el cabello

Esta combinación no solo humecta el pelo sino que ayuda a dejarlo más lacio. Extraé la pulpa del interior de la hoja del aloe vera y mezclalo con dos cucharadas de avena molida. Debería quedarte una pasta homogénea, lista para aplicar sobre el pelo. Dejá actuar durante 20 minutos, enjuagá con agua tibia y lavá como lo hacés usualmente.

 

Siguiente