Aceite de ricino para el pelo: para esto sirve y así se aplica

Se le atribuye la capacidad de hacer crecer el pelo, ¿pero qué tan cierto es eso? Acá todas las respuestas.

El aceite de ricino, extraído de la planta ricinus communis, presenta múltiples usos medicinales y cosméticos. Sus propiedades resultan particularmente beneficiosas para el pelo, actuando en beneficio de un crecimiento saludable. Con un alto contenido en nutrientes y ácidos grasos, el aceite de ricino para el pelo es un aliado natural.

aceite de ricino para el pelo
Se extrae de las semillas de la planta ricinus communis. Crédito: Shutterstock

¿Qué es el aceite de ricino y para qué sirve?

El aceite de ricino es un aceite de origen vegetal, producto del prensado de las semillas de la planta ricinus communis, un arbusto originario de África. Se trata de un aceite espeso, rico en vitaminas (especialmente vitamina E), proteínas, ácidos grasos y antioxidantes.

Por sus propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas e hidratantes, el aceite de ricino tiene usos medicinales, farmacéuticos, domésticos y cosméticos.

¿Qué diferencia hay entre aceite de ricino y aceite de castor?

En realidad, el aceite de castor es una mala traducción de la denominación en inglés castor oil. Sin embargo, refieren al mismo óleo.

¿El aceite de ricino hace crecer el cabello?

Si bien no hay evidencia científica para afirmar que el aceite de ricino tiene la capacidad de hacer crecer el cabello, sus propiedades favorecen a un pelo sano y, por consiguiente, a un crecimiento saludable.

Su alta concentración de ácido ricinoleico permite una mejor circulación sanguínea del cuero cabelludo, lo que se traduce en folículos pilosos nutridos, hebras más resistentes y menos quiebre. Es también un excelente purificador, ya que atrae las impurezas (esto significa: folículos pilosos bien oxigenados). A su vez, al ser un potente humectante, el aceite de ricino ayuda a retener la hidratación en las fibras y potenciar el brillo. Dicho todo esto, sabemos que la buena circulación sanguínea y la hidratación son dos condiciones indispensables para que el pelo crezca sana y sostenidamente. Pero vale aclarar que el aceite de ricino no tiene el superpoder de hacer crecer el pelo por sí mismo.

Por lo mencionado, el uso aceite de ricino para el pelo resulta particularmente beneficioso para personas con pelo y/o cuero cabelludo seco, cabello frágil y con puntas abiertas. Si sufrís la caída del pelo, lo más recomendable es consultar por un dermatólogo.

Más allá de lo beneficioso que resulta para el cuero cabelludo, se cree que el aceite de ricino mejora y aumenta la absorción de otros productos. Entonces, si se incorpora a la rutina de cuidado capilar, es más probable que los otros productos penetren con mayor eficacia.

mujer morena con media melena con rulos aplicando aceite de ricino para el pelo
Solo en las puntas o desde la raíz. Crédito: Shutterstock

¿Cómo aplicar el aceite de ricino en el pelo?

Paso uno: Humedecé el pelo.

Paso dos: Colocá apenas unas gotas del aceite de ricino sobre la palma y frotá ambas palmas para calentarlo.

Paso tres: Aplicá sobre las raíces.

Paso cuatro: Peiná para distribuir el aceite por toda la extensión.

Paso cinco: Dejá actuar 15 a 20 minutos.

Paso seis: Lavá el pelo como de costumbre. Asegurate de enjuagar bien.

Podés repetir este proceso una vez por semana. Si este aceite resulta muy espeso o denso para tu pelo, te aconsejamos mezclarlo con un aceite esencial como vehículo. Los especialistas recomiendan el de lavanda o geranio, por sus propiedades antibacterianas y su capacidad de nutrir el cuero cabelludo y regular la producción de sebo.

Otra opción es aplicarlo en los últimos centímetros de extensión con el fin de evitar las puntas abiertas. En ese caso, calentá una gota de aceite de ricino entre las palmas y aplicala sobre las puntas. No necesitas enjuagar de inmediato.

Probá: el Shampoo y Acondicionador Ritual de Crecimiento de Dove, cuya fórmula con equinácea y té blanco protege el cabello de las rutinas que ocasionan el quiebre e impiden que crezca.

Siguiente

Test de Pelo