Apuntes fundamentales sobre cómo prevenir la caspa y otras cuestiones relacionadas

Juliana | 29 octubre 2017

Le decimos adiós para siempre.

¿Está nevando en tu cabeza? No te preocupes, les pasa a todos. La caspa es un problema universal, no hay nada de qué avergonzarse. Esas escamitas blancas que vemos a veces en los hombros o cuando nos rascamos la cabeza, no es otra cosa que piel muerta del cuero cabelludo. Esto es un proceso natural del cuerpo pero, algunas veces, puede resultar en una formación excesiva que causa irritación y molestia. Si la padecés, seguramente te preguntes cómo prevenir la caspa. Seguí leyendo para enterarte.

Nuestro tip: Antes de analizar cuáles son las causas y cómo prevenir la caspa, nos adelantamos un poco para decirte que resulta fundamental que cambies tu shampoo por uno específico para tratar esta cuestión. Te recomendamos el Shampoo Caspa Control de Sedal.

Sedal Shampoo Caspa Control

¿Qué causa la caspa?

Hay muchos motivos que pueden ayudar a la descamación de nuestro cuero cabelludo. Como siempre, el estrés o la depresión pueden manifestarse de esta forma. Cuando nos sentimos mal internamente el cuerpo siempre tiene cómo expresarlo. Otra razón es el uso de un shampoo incorrecto o la aplicación desmedida de productos para el pelo, coloraciones o alisadores que puedan cambiar la composición química natural o la falta de vitaminas y minerales debida a una alimentación deficiente.

¿Cómo prevenir la caspa?

1- Alimentación correcta

La figurita repetida de siempre es… ¡Adivinaron! Tener una alimentación saludable, balanceada y equilibrada. Nutrir nuestro cuerpo correctamente va a hacer que tengamos el pelo sano. Todo lo que comemos o dejamos de comer nos afecta de alguna forma u otra aunque a veces no nos demos cuenta.

2- Lavá tu cabello seguido

El cuero cabelludo debe estar limpio para prevenir la aparición de estos hongos que ocasionan la caspa, y para esto recomendamos un shampoo para la caspa de uso diario. El sudor  genera grasitud y esto ayuda a la aparición de la caspa, así que si fuiste a correr o hacer ejercicio y transpiraste, lavate la cabeza para evitar que aparezca. En general, lo ideal es lavarse de dos a tres veces por semana.

3- Hidratá tu cuero cabelludo

La resequedad es una de las principales causas de la caspa, por eso es muy recomendable usar productos que lo hidraten como sprays con aceites de argán, almendras o coco o acondicionadores profundos de esos que se dejan un buen rato.  También, los productos especiales para la caspa son importantes porque no sólo ayudan a eliminar el hongo, sino que además mejoran el estado del cuero cabelludo. Recordá siempre enjuagar bien  los productos de styling  para que no quede ningún residuo que se pueda acumular.

4- Usá shampoo especial para la caspa

La ciencia avanzó mucho en temas de cosmética y salud capilar y, por suerte, existen shampoo especiales para la gente que padece este problema. Los shampoo para pelos grasos también son de gran ayuda porque, como ya dijimos, el exceso de grasitud es uno de los factores necesarios para desarrollar caspa. Es importante tener en cuenta que al aparición de la caspa depende también de la presencia del hongo y la predisposición de cada persona.

Ahora que ya sabés cómo prevenir la caspa, asegurate de que no te vuelva a pasar y corré la voz.