Todo sobre la decoloración de pelo y los cuidados para evitar que se dañe

Te contamos todo sobre el proceso y qué cuidados tener antes y después de decolorar.

La decoloración de pelo es fundamental para muchos de los procedimientos de peluquería. No importa que quieras tener toda la cabeza rosa pastel o algunas mechas caramelo, lo más probable es que haya que decolorar primero.

Si este es el caso, andá incluyendo en tu lista de compras los productos para el pelo que vas a necesitar para repararlo y protegerlo. Una buena idea es elegir aquellos formulados con aceites de origen natural como el aceite de Argán o de coco, dado su poder nutritivo. Seguí leyendo y te contamos lo que necesitás saber.

mujer de tez blanca con corte mini bob y flequillo blanco decolorado, decoloración de pelo
Lo mejor es hacerlo con un profesional. Crédito: Shutterstock

¿Qué es la decoloración de pelo?

La decoloración de pelo es el proceso químico por el cual se aclara el pelo. Esto funciona cuando usamos un agente aclarante como el agua oxigenada, que abre la cutícula del pelo para barrer la melanina, responsable de darle color.

Sin embargo, es un procedimiento muy agresivo para nuestro pelo porque lo debilita y lo afina. Al eliminar el pigmento, se cambia la estructura de la cutícula. Cuanto más oscuro tengamos nuestro color, más vamos a tener que decolorar para llegar a un tono claro o para crear una base para un color fantasía.

¿Qué se necesita para decolorar el pelo?

Se necesita un decolorante que puede venir en forma de polvo o pasta + el oxidante (agua oxigenada correspondiente a cada producto). “Siempre tenemos que tener en cuenta que, a mayor cantidad de volúmenes en el agua oxigenada, más fuerte será la decoloración. Es decir que, si yo tengo que hacer una iluminación y solo aclarar dos tonos, podría elegir un oxidante suave para no dañar el pelo”, detalla la especialista en color Eugenia Perrone.

¿Cómo es el proceso de decoloración?

La mezcla que se prepara para decolorar el pelo abre las cutículas del pelo y elimina el color natural. La colorista explica: “Cada vez que decoloremos, el pelo va a pasar por una gama de colores que varía desde el naranja, pasando por el amarillo, hasta llegar al blanco. En base al color que queramos obtener, vamos a enjuagar en la gama de colores que queramos. En mi caso, siempre lo finalizo con un baño de luz que termina de darle el tono deseado a la coloración, es decir, más cálido o más frío”.

¿Cuánto tiempo se deja el decolorante?

“Cuando hice el curso de colorimetría me dijeron una frase que siempre me quedó guardada: ‘La decoloración no tiene tiempo de exposición, sino de observación’. Esto quiere decir que cada pelo reacciona distinto a este proceso químico. Por eso, es algo que sí o sí tiene que hacer un profesional que esté atento a la reacción de cada pelo”, aclara Eugenia Perrone.

mujer trigueña de perfil con anteojos, auriculares y pelo color lila, decoloración de pelo
Todos los colores fantasía requieren decoloración. Crédito: Shutterstock

Antes de decolorar

Tu colorista debería preguntarte sobre los antecedentes de tu pelo antes de hacer cualquier procedimiento. Las decoloraciones previas, los tratamientos como las permanentes o los alisados, influyen mucho en cómo el cabello va a reaccionar ante la decoloración.

Puede que internet esté lleno de videos y tutoriales para hacerlo en tu casa, pero no es algo fácil. Hay veces que no se puede pasar de un tono negro a uno rubio claro en una sola sesión y se necesitan varias para que nuestra cabeza descanse y se recupere. Por eso, siempre es mejor acudir a un profesional para que pueda decir qué es lo mejor.

Lo más recomendable es ir a la peluquería con el cabello sucio: es mejor si pasan dos o tres días del lavado. El cuero cabelludo va a agradecer esos aceites naturales antes de la decoloración de pelo. Es como un gran sorbo de agua antes de una maratón. También es bueno aplicarse una máscara de aceite de coco o de almendras una semana antes y periódicamente antes de decolorar. De esta forma, el pelo va a estar más fuerte e hidratado y, por lo tanto, va a sufrir menos el daño.

decoloración de pelo
En el post, la nutrición e hidratación es fundamental. Crédito: Shutterstock

Después de la decoloración de pelo

Como ya dijimos, el cabello decolorado o teñido sufre mucho y necesita más cuidados que el virgen. El aceite va a ser de mucha ayuda para recuperar la proteína perdida, también es muy recomendable usar acondicionadores profundos y un sistema de lavado diseñado especialmente para cabellos teñidos o muy dañados.

Probá: el Shampoo Regeneración Extrema de Dove y el Super Acondicionador 1 Minuto Factor de Nutrición 80 de Dove, que tienen ingredientes activos regeneradores que ayudan a reparar el daño más extremo causado por decoloraciones, coloraciones, alisados u otros procesos químicos, o por uso excesivo de herramientas de calor. Además, podés incorporar la Máscara 1 Minuto Factor de Nutrición 80 de Dove al menos una vez por semana.

Por otra parte, evitá el uso de herramientas de calor como el secador de pelo o la planchita. El calor directo reseca y puede hacer que se quiebre y se abran las puntas. Nadie quiere eso, ¿no? Cuanto más natural sea el secado, mejor.

El mantenimiento

En caso de una decoloración de pelo total, asegurate de teñir las raíces cada dos meses. Pasado ese tiempo, el pelo puede quemarse en la unión entre lo decolorado y lo virgen, resultando que se quiebre, se rompa y haya que cortarlo. Todo muy terrible y trágico, mejor prevenir que curar.

Otra buena recomendación es cortar las puntas periódicamente para ayudarlo en su crecimiento. Además, hacé acondicionamientos reparadores dos veces por semana e incorporá a tu rutina productos que ayuden a la hidratación. Lo mejor es usar un shampoo y un acondicionador especial para cabellos teñidos o dañados.

mujer joven de tez blanca sentada on pelo largo ondulado rubio, decoloración de pelo
La clave está en el tiempo de exposición. Crédito: Shutterstock

Si bien nuestra recomendación en estos casos es contar con un profesional, muchas optan por decolorar y teñir el pelo en casa. Como ya dijimos antes, el pelo debe estar sucio para poder decolorar sin dañar tanto. Al mismo tiempo, es importante que esté seco y libre de producto. La base de tu color natural o lo que tengas antes hecho, va a dictar cuántas veces hay que repetir este proceso para llegar a un color adecuado para aplicar la tintura arriba.

Para decolorar se necesita usar polvo decolorante y crema reveladora -que activa el polvo-. Consultá en la tienda de suplementos de peluquería cuáles te recomiendan. A veces lo barato sale caro, es mejor comprar productos de calidad. Es conveniente usar una crema de volumen bajo si no estás acostumbrada a trabajar con estos materiales.

El proceso depende de tu tipo de pelo, pero en caso de tener el pelo virgen, se empieza por largos y puntas y luego se sigue por las raíces. No dejes nunca actuar el decolorante más de lo indicado porque puede quemarte el cuero cabelludo y es muy peligroso.

Me decoloré el pelo y quedó naranja

Esta es una de las consultas más frecuentes luego de realizar una decoloración de pelo en casa. Tal como nos explicó Eugenia Perrone, la causa tiene que ver con el tiempo de exposición que, a su vez, depende del tono base y de lo que queramos lograr.

Para matizar el pelo naranja, se puede usar un shampoo tonalizador. Para eso, hay que recurrir al color opuesto en la rueda cromática, en este caso, el azul. Por tanto, un shampoo tonalizador azul podría ayudar. También existen recetas de tónicos caseros, aunque no hay mejor solución que visitar a un profesional para así evitar mayores daños.

Siguiente