Cómo disimular las raíces crecidas sin teñir: trucos y peinados

Consejos para ese momento, a veces, incómodo.

Las raíces crecidas tienen dos caminos: o se intentan disimular hasta que podamos volver a ir a la peluquería, o las abrazamos y las hacemos un look en sí mismas.

Si aún no tenés la posibilidad de teñirte el pelo, hay algunos recursos a los que podés echar mano. Seguí leyendo y descubrí nuestros consejos.

Selena Gomez con raíces crecidas
Con movimiento. Crédito: Shutterstock

Sumá textura

Si tenés las raíces crecidas, agregar textura al pelo es una muy buena forma de disimularlas. Optá por ondas playeras, rulos o incluso la famosa técnica de pelo frisado. El pelo con movimiento va a crear sombras y hacer que las raíces pasen desapercibidas.

 

 

Probá: la Mousse Extra Firme de TRESemmé, que ayuda a dar cuerpo y volumen al pelo. Se aplica con la mano de a mechones y luego se modela a gusto. Además, gracias a su fórmula ligera no deja el pelo pesado ni pegajoso.

pelo rubio raices crecidas
Abundante. Crédito: Shutterstock

Agregá volumen

Al igual que la textura, el volumen es otra buena idea a la hora de esconder las raíces crecidas. Se puede lograr aplicando shampoo seco o, bien, batiendo las raíces con un peine fino y rociando con Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé para fijar el volumen.

raices crecidas raya de lado
Línea rotativa. Crédito: Shutterstock

Cambiá la raya de lado

Cuando llevás el pelo con la misma partición a diario, naturalmente se asienta y se vuelve más plano en esta zona. Usá un peine de cola para trazar la raya del lado opuesto o pasar de la raya al medio a una de costado. Esto va a hacer que tus raíces crecidas sean menos obvias y, por otro lado, te va a dar más volumen.

raices crecidas con trenza
Pinceladas de tonos. Crédito: Shutterstock

Probá una trenza

Las trenzas son una buena forma de mostrar los distintos tonos de tu pelo, especialmente para lucir un balayage o un ombré. Si tus raíces están muy crecidas, ¿por qué no experimentar con distintos estilos de trenzas? Una trenza holandesa como la de la imagen puede ser un buen comienzo.

raices crecidas con vincha
Recurso fácil y siempre a mano. Crédito: Shutterstock

Usá una vincha

Amamos los accesorios para el pelo porque no solo se ven bien sino que son geniales para distraer la atención de cualquier cuestión relacionada a las raíces crecidas. Elegí una vincha que diga “acá estoy yo” y caso resuelto.

Rita Ora con raices crecidas
Zona despejada. Crédito: Shutterstock

Decile sí a los peinados hacia atrás

Los peinados hacia atrás con un poco de gel hacen que el pelo se vea más oscuro y, por consiguiente, se reduzca la diferencia de color entre las raíces crecidas y el resto del pelo. Además, son estilos elegantes, bien pulidos, y que ofrecen distintas variantes.

pelo rubio raices crecidas
El messy bun. Crédito: Shutterstock

Rodete despeinado

El pelo atado en un rodete, sirve para ocultar las raíces crecidas y hacer foco en las puntas coloreadas. El factor despeinado hace caso omiso a nuestra primera recomendación sobre dar textura.

Nuestro tip: la tintura daña el pelo y, por eso, se reseca. Para mitigar el daño, lavá el pelo con un sistema de lavado como el compuesto por Shampoo y Acondicionador Regeneración TRESplex de TRESemmé, que actúa en el interior de la fibra fortaleciéndola y regenerándola.

pelo rubio raices crecidas
Al medio. Crédito: Shutterstock

Trenza unicornio

Como dijimos, un buen recurso para disimular raíces crecidas es usar trenzas y jugar con los colores y las divisiones del pelo. Tomá una sección del medio y hacé una trenza unicornio, cosida, desde la línea de crecimiento del pelo hasta la coronilla. Si preferís, podés terminarla en un rodete.

pelo rubio raices crecidas
Efecto degradé. Crédito: Shutterstock

Hebillas

Cuando llega un punto en el que las raíces crecidas están bastante largas… se puede jugar con un efecto ombré. Va a ser más difícil volver a decolorar el pelo de cero pero puede que sea lo mejor. Usá hebillas para marcar esa línea de transición.

pelo rubio raices crecidas
Asimétrico. Crédito: Shutterstock

Trenzas de lado

De la misma forma que con la trenza unicornio, tirar todo el pelo hacia un costado y hacer trenzas para imitar un falso side cut, va a ayudar a disimular las raíces crecidas. Podés hacer dos o tres trenzas cosidas u holandesas.

raices crecidas pelo rubio en wet look
Cual sirena. Crédito: Shutterstock

Efecto mojado

Disfrutá del efecto sal-pimienta tirando el pelo hacia atrás con la ayuda de un gel y un peine. Un peinado chic y sofisticado con un mínimo de esfuerzo.

 

Probá: el Gel Fijación Extra Firme de TRESemmé, que ayuda a modelar y dar forma. Aplicá, con las manos, el equivalente al tamaño de una nuez en el pelo húmedo o seco. Desparramá bien el producto y usá un cepillo de dientes anchos para peinar y lograr esa textura acanalada.

raices crecidas pelo rubio con trenzas
Aires deportivos. Crédito: Shutterstock

Trenzas de boxeadora

Con este look reforzamos la idea de que las trenzas llevan con gracia el tema de las raíces crecidas, porque hacen que los mechones se entremezclen. Unas trenzas de boxeadoras son una buena opción para mujeres de pelo largo y corto.

raices crecidas pelo rubio con trenzas en pelo suelto
Freestyle. Crédito: Shutterstock

Trenzas acento

Abrazá las raíces crecidas con un estilo boho como este, que se vale de algunas micro trenzas a los lados para unir ambos tonos. Podés tejerlas por la mitad o en toda su extensión, sujetarlas o, como ella, dejarlas sueltas.

pelo rubio con raíces crecidas Nirvana Blonde
Contrastes. Crédito: Shutterstock

Grunge

¿Qué pasa si juntamos las raíces crecidas con mechas rubias? ¡Nirvana blonde! el look de más bajo mantenimiento favorito de los 90 llegó para salvarte. Aprovechá las raíces largas para rockear el pelo de dos colores con toda la onda.

Siguiente

Test de Pelo