+30 formas de usar hebillas para el pelo: de lo más austero a lo más osado

El accesorio de las mil caras.

Las hebillas para el pelo existen de toda la vida pero aumentaron considerablemente su popularidad en las últimas temporadas. Las vimos en peinados casuales y en la alfombra roja, en estilos simples y superelaborados, de a una y en grupo. ¿Qué queremos decir con esto? Que es un accesorio versátil, fácil de adaptar a diversos gustos, largos y tipos de pelo.

Venimos a refrescar tu inspiración con más de 30 formas de usar las hebillas para el pelo. La próxima vez que tengas unas en tus manos, pensá dos veces qué peinado te vas a hacer.

Mujer con peinado recogido y hebillas para el pelo con perlas
En la trenza también. Crédito: Shutterstock

Con un recogido

Es muy común ver las hebillas para el pelo en el cabello suelto pero también quedan muy lindas en recogidos. ¿Por qué no, por ejemplo, adornar una trenza así? Hacé una trenza cosida como siempre. En lugar de dejar la cola de la trenza suelta, ocultala adentro del pelo para que quede como un recogido. Podés jugar con los estilos de las hebillas. En este caso, se usaron de dos tipos distinto, aunque las tres tienen perlas.

mujer con rodete y tres hebillas para el pelo de colores
Perfectas para adornar el pelo corto. Crédito: Shutterstock

Con pelo corto

Las mujeres de pelo corto suelen preguntarse de qué manera pueden peinarse y, frecuentemente, recurren al pelo suelto. Sin embargo, las hebillas para el pelo son una forma genial de decorar una simple cola de caballo o un mini rodete como este. Un modo de generar impacto es disponiéndolas en forma paralela, una abajo de la otra.

hebillas para el pelo en cola de caballo baja
Hasta el final. Crédito: Shutterstock

En la extensión

Esta es una de las formas poco ortodoxas de usar las hebillas para el pelo, aunque una muy sencilla de generar un look con toda la onda. El concepto es similar al de la bubble pony, ya que se intenta dividir el pelo en secciones. En vez de elásticos, se usan hebillas, así de simple. Colocalas intercalando los lados para un mejor resultado.

recogido de lado con hebillas para el pelo
En cruz. Crédito: Arthur Vahia

De lado

Esta es, quizás, la forma más simple de usar hebillas para el pelo. Con la raya al medio o de lado, creá un diseño con los accesorios. Ella, por ejemplo, cruzó tres hebillas iguales justo arriba de la oreja y aplicó otra distinta más arriba. Si vas por la opción de pelo suelto, asegurate de tenerlo limpio, sano y radiante.

Nuestro tip: un pelo con movimiento y brillo es reflejo de un pelo bien nutrido. Asegurate de mimarlo desde el lavado. Usá, por ejemplo, el Shampoo y Super Acondicionador Bomba Coco de Sedal, este último en reemplazo del acondicionador tradicional para un extra de nutrición diaria.

mujer con pelo castaña claro y hebillas para el pelo
Sirven también para sujetar tu flequillo. Crédito: Rex by Shutterstock

Hebillas gemelas

Generalmente, estas hebillas para el pelo se usan una o dos de cada lado. En este look, te proponemos usarlas del mismo costado y, además, sostener tu flequillo largo o un mechón delantero para dar un poco de volumen inesperado. Un detalle que tiene ciertos aires retro que nos encantan.

semirrecogido con hebillas para el pelo
Uno que sepamos todas. Crédito: Arthur Vahia

Semirrecogido con torzadas

Las torzadas se llevan de maravillas con las hebillas para el pelo. Claro que acá se abre un abanico de posibilidades. Nuestra primera opción: un semirrecogido con dos torzadas, una de cada lado. Detrás, se unen y quedan sujetas no por una, sino por dos hebillas. Combinalas como más te gusten.

hebillas para el pelo en coleta alta
Una forma de manifestarse. Crédito: Shutterstock

Como base de coleta

Si tenés algo para decir, decilo fuerte para que te escuchen. Decilo, incluso, con tus hebillas para el pelo. Elegí el mensaje con el que te sientas más identificada y disponé los accesorios en la base de una cola de caballo de lado alta para que se lea bien. Las hebillas van a hacer que la caída de la coleta sea distinta.

Nuestro tip: Si querés darle un aire más grunge al look, recurrí al efecto wet o húmedo aplicando un poco de Gel Fijación Extra Firme de TRESemmé.

hebillas para el pelo en coleta baja
Multicolor. Crédito: Arthur Vahia

Arcoíris

La fórmula de hebillas para el pelo con cola de caballo baja no es nada del otro mundo. Lo que va a elevarla a otro nivel es la combinación que hagas de los accesorios. Ella, por ejemplo, creó una especie de arcoíris pastel en uno de los lados. Además, las hebillas tienen una forma original que se sale un poco del molde.

hebillas para el pelo en semirecogido
Derroche de originalidad. Crédito: Shutterstock

Miti miti

El pelo de dos colores es una tendencia en alza. Si sos una de las vanguardistas que adoptó este estilo, enfatizalo con las hebillas para el pelo. En este caso, no buscamos simetría: podés dejar las hebillas tipográficas de un lado y las de formas, del otro. Un peinado de los 90 que acompaña el look a la perfección son las dos colitas, en versión semirrecogido.

Probá: La Máscara 1 Minuto Factor de Nutrición 60 de Dove. Se trata de un concentrado reconstructor para cabello dañado por coloración, decoloración o alisado. Es ideal para adoptar al menos una vez por semana y, para mejores resultados, luego del Super Acondicionador 1 Minuto Factor de Nutrición 60 de Dove.

hebillas para el pelo en trenza
Destellos en la noche. Crédito: Shutterstock

En trenza alta

Las hebillas para el pelo pueden servir para generar un patrón, algo así como un estampado en tu pelo. Si encontrás hebillas del mismo tipo pero en diferentes tamaños, podés jugar con un look así. De esta forma, una simple cola trenzada puede convertirse en un peinado digno de un escenario o alfombra roja.

hebillas para el pelo en pelo azul
I woke up like this. Crédito: Shutterstock

En línea

Las ideas para usar hebillas para el pelo parecen no agotarse jamás. Podés disponerlas como ella: siguiendo la línea de crecimiento del pelo, con raya de lado. Para que contraste bien con su pelo azul, las eligió de color blanco. Pero eso no es todo… añadió dijes con forma de serpientes que caen sobre la frente. ¡¿Queeeéeeeeee?!

hebillas para el pelo con rodete alto
Un poquito estrafalario, por qué no. Crédito: Shutterstock

A todo o nada

Un top knot es un peinado común y corriente. Pero este no tiene nada de ordinario. Creemos que abrió su cajón de accesorios, sacó todas las hebillas y entró en un trance creativo que resultó en este look. Ojo, si lo vas a replicar, elegí un hilo conductor como una paleta de color. De esta forma, te asegurás de que no quede un cambalache.

hebillas para el pelo con coleta
Un Big Bang de hebillas. Crédito: Shutterstock

Desordenadas

Otra vez, el puntapié inicial viene dado por una cola de caballo baja (aunque con un poco más de producción, ya que al menos oculta el elástico). Las hebillas para el pelo aparecen en escena coordinadas en forma y material, no así tanto en disposición. La idea es que parezcan que cayeron de forma sorpresiva sobre la cabeza.

recogido con hebillas para el pelo
Puntas arriba. Crédito: Arthur Vahia

Recogido bajo

¿Es este, acaso, uno de los peinados para el trabajo más cool y fáciles de hacer? Lo dejamos a tu criterio. Sí te podemos decir cómo recrearlo: plegando una trenza tradicional y sujetando con hebillas de modo que las puntas queden hacia arriba. El resultado es un recogido bajo para todos los días.

peinado con hebilla para el pelo
Comodidad ante todo. Crédito: Shutterstock

Atrás

Un estilo de último minuto se puede resolver con una sola hebilla para el pelo. Raya al medio, melena secada al viento, flequillo largo al frente y una hebilla de perlas sosteniendo el resto del pelo a la altura de la oreja. ¡Eso es todo amigas!

hebillas para el pelo con boina
Buena junta. Crédito: Candela Torosian

Hebillas + boina

Las hebillas para el pelo no son excluyentes. Es decir, hacelas amigas de otros accesorios como boinas, sombreros, scrunchies y lo que se te ocurra. Esta combinación, como la de la imagen, la vimos mucho en las calles durante las semanas de la moda. En este caso, las hebillas ayudan a mantener en su lugar a la boina. ¡Puntos extra por ese flequillo retro!

peinado con hebillas para el pelo
Brillo y color. Crédito: Shutterstock

XL de lado

Arte, arte, arte. Ella combinó las hebillas para el pelo con las mechas de color en su pelo rubio platinado. Eligió tres maxihebillas con piedras de colores y las dispuso una abajo de la otra con orientación intercalada. Una para acá, otra para allá, otra para acá. Eso no es todo, remató con un aro XL.

coleta con hebilla para el pelo
El centro de atención. Crédito: Shutterstock

Encima de la coleta

Hablemos de proporciones o, mejor, de cómo hacer la vista gorda a las reglas establecidas. Esta mujer hizo una cola de caballo baja, que sujetó con un elástico de silicona, y ¡pum! puso arbitrariamente una hebilla extragrande y llamativa en el medio de la cabeza. El detalle: optó por una de la misma paleta que su ropa y sus gafas.

Probá: el Shampoo y Acondicionador Liso Keratina de TRESemmé para un lacio bien sellado, sin frizz a la vista. Este sistema de lavado con keratina y perla, además, intensifica el brillo del pelo.

hebillas para el pelo de perlas
Para cultivar un perfil… alto. Crédito: Shutterstock

Varieté de perlas

Las hebillas con perlas son las favoritas de muchas. Quizás porque funcionan bien con distintos estilos son consideradas un básico. Nos gustó su propuesta porque combinó distintas hebillas para el pelo con perlas y, además, sumó una gomita con perlas. Lejos de quedar repetitivo, logró un look con mucha onda y textura.

mujer pelirroja con rodete bajo y hebilla para el pelo
El toque extra. Crédito: Shutterstock

Con un chignon

Así como hablábamos de un rodete pequeño o un top knot, también quedan espléndidas con un chignon o rodete grande. No solo sirve para sujetar el cabello sino también para dar un toque especial y diferente. Es decir, a modo de decoración. Pueden ser con perlas, brillos o hasta con flores.

mujer con flequillo y pelo corto con hebillas para el pelo
Probá también una forma no convencional. Crédito: Shutterstock

Modo vintage

Las hebillas para el pelo estuvieron muy de moda en décadas pasadas y solían adornar los peinados vintage. Para lograr ese look, peiná las puntas hacia adentro con un cepillo redondo y un secador. Aprovechá la forma no convencional de los broches. En este caso, se ubicó la hebilla justo arriba de una oreja. Atención, pueden ser una buena forma de dar luz a la cara.

mujer joven peinada con hebillas para el pelo corto
Del lado más fotogénico. Crédito: Shutterstock

Sinfonía dorada

Podés concentrar toda la atención en un único lado, como en este caso. Tanto con la raya al medio como de costado, ubicá distintas hebillas una abajo de la otra y dejá que el pelo del otro lado caiga sobre la cara. Jugá con las formas y los tamaños. Y, si te animás, completá el look con un aro llamativo del mismo lado. Solo para osadas.

mujer con hebillas para el pelo corto
Un detalle. Crédito: Shutterstock

Minimalista

Si te gusta la onda de las hebillas para el pelo pero no querés nada muy ostentoso, usar dos horquillas de un color que contraste con tu tono en un lado de la cabeza puede ser un detalle sutil y bonito. Ella usó apenas dos para sostener el flequillo de lado.

mujer joven peinado con hebillas para el pelo vista desde atras
Barroco a todo trapo. Crédito: Shutterstock

A puro brillo

Si por el contrario sos de las que prefieren ponerse todo encima, esta opción es para vos. ¿Para qué elegir? Combiná tus hebillas para el pelo preferidas en la base y a lo largo de una trenza larga para generar el más grande impacto.

mujer joven peinado con hebillas para el pelo
Prolija. Crédito: Shutterstock

Faux undercut

Esta idea es genial para crear un falso undercut y no tener que pasar por las tijeras. Peiná un costado bien plano contra la cabeza y escondelo detrás de otro mechón. Agregá algunos clips o hebillas para el pelo para disimular y sumar una decoración. ¡Listo! Si es una ocasión especial, elegí las de strass.

mujer joven peinado con hebillas para el pelo
Decí algo. Crédito: Shutterstock

Con palabras

Las hebillas para el pelo con frases cortas o palabras están muy de moda. No necesitás mucho más para resaltar. Con el pelo suelto, con un rodete, pelo largo o corto te asegurás todas las miradas.

Bob corto, cabello lacio castaño con raya al medio y una hebilla dorada
Simetría perfecta. Crédito: Indigitalimages.com

La tradicional

La forma más simple de usar las hebillas para el pelo es una de cada lado con el pelo suelto. Esto sirve, además, para despejar la cara. Podés usarlas tanto con raya al costado como raya al medio. Asegurate de que queden a la misma altura para una simetría perfecta.

Janelle Monae con gorro y trenza larga con hebilla para el pelo
En la punta. Crédito: Shutterstock

Toque final

Ok, esta no la vimos venir. Una vez más, Janelle Monáe toma la delantera y nos sorprende con su estilo único. No por nada es un de nuestros íconos de pelo favoritos. Sí, ella usó las hebillas para el pelo para sujetar una trenza larga. Querida gomita tradicional, tenés los días contados…

mujer con cabeza llena de hebillas para el pelo
Todo, todo, todo. Crédito: Indigitalimages.com

Todas juntas

¿Querías saber qué pasa cuando la tendencias de las hebillas para el pelo se te va de las manos? Bueno… creemos que este es el mejor ejemplo. Estos accesorios son recurrentes en las pasarelas de la diseñadora Ashley Williams. Para uno de sus desfiles, llevó el look a la exageración. Tanto es así que las hebillas con palabras cubrieron toda la cabeza de la modelo, formando casi un gorro.

mujer con pelo corto negro y hebillas para el pelo
Camufladas. Crédito: Shutterstock

Monotono

Las hebillas para el pelo también pueden ser con pedrería. Hay quienes apuestan por elegir unas del mismo color que su tono de pelo. En este caso, se usaron solo dos de un mismo lado: una en el flequillo y otra detrás de la oreja, para estilizar este bob negro lacio.

mujer con hebilla para el pelo de Gucci
Bien noventoso. Crédito: Shutterstock

Logomanía

Llevar tu marca favorita en una hebilla para el pelo también es posible. Hacé como ella: creá una torzada de costado y rematala con una hebilla XL que refleje tus gustos. Unas ondas pueden aportarle ese toque extra necesario.

hebillas para el pelo en rodete
Doble. Crédito: Candela Torosian

Rodete de bailarina

El rodete es un peinado clásico que se puede llevar a otro nivel muy fácil mediante las hebillas para el pelo. No solo quedan atractivas a la vista sino que ayudan a mantener el peinado en pie. Dos pájaros de un tiro.

hebillas para el pelo de lado
Un detalle que importa. Crédito: Candela Torosian

Simple y efectivo

No es necesario usar hebillas para el pelo de una forma rebuscada. Si lo que te gusta es lo simple, con tirar un mechón al costado para despejar el rostro es suficiente para hacer la diferencia.

hebillas para el pelo recogido
Mini rodete. Crédito: Candela Torosian

Despeinado

Siempre tené una hebilla para el pelo en la cartera para lograr un peinado rápido, fácil y efectivo como este. Hablamos de un medio rodete despeinado sujetado con una única hebilla. Voilá!

Siguiente