20 peinados para el trabajo: proyectá la imagen que querés

Para ponerle onda a la rutina. 

Los peinados para el trabajo no tienen porqué ser aburridos. Lo sabemos: un buen look te puede empoderar, te puede dar la confianza que necesitás y esa presencia que buscás. A fin de cuentas, es la imagen que proyectás. ¿Cómo querés que sea?

Sabemos que en una entrevista de trabajo o en tu primer día querés causar una buena impresión. Acá te proponemos que tu aspecto refleje tus capacidades y talentos. Y, principalmente, que la buena impresión te la causes a vos misma.

peinados para el trabajo con trenza de lado
Jovial y relajado. Crédito: Shutterstock

Trenza de lado

Ideal para un casual Friday. Esta trenza de lado es bien fácil de hacer. Incluso, se puede resolver camino al trabajo. Para que tenga este aire relajado, hacela floja. Por otro lado, soltá algunos mechones de adelante y dejá que la jornada laboral haga lo suyo y la desarme un poco.

peinados para el trabajo semirrecogido pelo rubio con hebilla peineta jopo
Con accesorio vintage. Crédito: Arthur Vahia

Peineta

Este accesorio clásico de décadas pasadas vuelve con fuerza en 2020: entre los peinados para el trabajo proponemos este semirrecogido de lado con peineta. Para armar su peinado –con pelo largo ondulado–, trazó una raya al costado y tiró la sección delantera hacia atrás como un jopo torzado. En el cabello cercano a la oreja realizó el mismo giro agrupado en otro mechón y ambas partes se encontraron atrás, sujetados por la peineta. Un reemplazo para las hebillas que veremos bastante seguido.

Nuestro tip: Para que las torzadas duren más tiempo, aplicá la Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé, que brinda una fijación flexible y resistente a la humedad. Sostené de forma vertical y rociá a una distancia de 30 centímetros del pelo seco.

peinados para el trabajo mujer con pelo largo suelto y vincha
Look resuelto en menos de 5 minutos. Crédito: Shutterstock

Vincha

¿Qué tal un estilo preppy? Estas vinchas están muy de moda y pueden ser el centro de uno de los peinados para el trabajo más sencillos. Eso sí, tenés que tener el pelo impecable para poder dejarlo suelto así. Si tiene movimiento, va a tener más gracia.

Probá: la Crema para Peinar Bomba de Argán de Sedal. Aplicala con el pelo húmedo después de la ducha. Te va a dejar el pelo más suave y nutrido, gracias a su fórmula enriquecida con aceite de Argán.

peinado para el trabajo recogido nudo pelo rubio
En caída libre. Crédito: Arthur Vahia.

Vuelta

Si te aburriste de la cola de caballo baja, esta es una buena manera de actualizarla. Llevá todo el pelo hacia atrás y sujetá con una gomita. Separá un mechón de pelo y después enroscá la cola sobre sí misma. Plegala y atá con otra gomita. Para terminar, enrollá el mechón que habías separado para ocultar el agarre. ¡Listo!

peinado para el trabajo mujer rubia con trenza alta
Elaborado pero no tan elaborado. Crédito: Shutterstock

Trenza alta

Este peinado dice: “Soy eficiente, soy capaz”. La trenza alta tiene muchas variantes. Esta, en particular, nos gusta porque nace de una cola de caballo alta y el trenzado empieza más abajo, lo que le da un efecto distinto. También podés sumar algo de volumen en la parte de arriba de la cabeza.

peinado para el trabajo rodete con accesorio
Un accesorio que resuelve todo. Crédito: Shutterstock

Rodete 3.0

Conocemos a la perfección el clásico rodete del repertorio de peinados para el trabajo. Pero, ¿qué tal darle un giro inesperado? Un accesorio puede ayudar. Buscá alguno metálico que contraste con tu color de pelo.

trenza francesa cosida pelo rubio recogido
Todo arriba. Crédito: Arthur Vahía.

Trenza francesa

Parece difícil pero te aseguramos que vos misma te podés hacer una trenza francesa en casa. A este recogido clásico ella le sumó un remate diferente: en lugar de llevar la trenza suelta, la enrolló hacia adentro y sujetó con un clip para evitar que el pelo roce la nuca. Uno de los peinados para el trabajo ideales para el verano.

Nuestro tip: Antes de trenzar el cabello, lavalo con el Shampoo y Acondicionador Bomba Coco de Sedal. Las fórmulas enriquecidas con óleos son grandes aliadas para nutrir y el coco es un excelente vehículo para conseguir un pelo suave y brillante.

peinado para el trabajo mujer rubia de pelo corto con moño
¿Aniñado? ¿Quién dijo? Crédito: Shutterstock

Moño

En este caso, el tamaño es todo. Si vas por un moño XL, corrés el riesgo de parecer disfrazada. Si, en cambio, elegís uno de un tamaño moderado y un color sobrio, puede ser un gran acierto. Sirve para decorar tanto una cola de caballo, como una trenza o un rodete. La cuota justa de romanticismo.

peinado para el trabajo semirecogido con rodete suelto nudo trenzas mechones sueltos rubio raíces oscuras
Más casual. Crédito: Arthur Vahia.

Mix de estilos

Este semirrecogido apuesta por la informalidad. Para empezar, dejó caer dos mechones finitos sobre la cara. Luego tiró la parte superior del pelo hacia atrás, sujetó con una gomita y, antes de terminar de pasar el pelo por la última vuelta, dejó las puntas también enganchadas. Como cierre, ocultó el elástico con un mechón. El resto de la melena quedó suelta, algo desprolija. La separación en secciones resalta el pelo rubio con raíces oscuras. Lo último: agregó dos trencitas flojas, sin siquiera atarlas.

peinados para el trabajo mujer de pelo negro con media cola
Un peinado bien lunes. Crédito: Shutterstock

Media cola

Infalible entre los peinados para el trabajo. Hablamos de la media cola, ese semi recogido fácil al que podés hacerle un upgrade con unas ondas en el pelo, una hebilla o una gomita linda. Peinar la parte de arriba hacia atrás es el equivalente de arremangarse y decir: “Estoy lista para el próximo desafío”.

peinado para el trabajo Victoria Beckham con rodete bajo
Llegó la jefa. Crédito: Shutterstock

Rodete bajo

Veamos una opción más estricta de peinados para el trabajo: el rodete bajo. Sí, puede ser muy serio y solemne. Pero también podés darle tu impronta con un batido y algunos mechones sueltos. Animate a usarlo con la raya al medio.

peinado para el trabajo mujer rubia de pelo corto con peinado hacia atrás
Bien frontal. Crédito: Shutterstock

Hacia atrás

¿Dijimos que íbamos a mostrarte peinados para el trabajo bien fáciles? Bueno, reforzamos esta idea con este look. Es tan simple como llevar un mechón delantero hacia atrás y sujetarlo con algunas horquillas. Es perfecto si estás dejando crecer el flequillo.

peinado para el trabajo mujer de pelo negro con rodete despeinado
El as en la manga que todas tenemos. Crédito: Shutterstock

Rodete despeinado

El que te saca de todo apuro. El comodín por excelencia. Sí, hablamos del rodete despeinado. Para que quede mejor, asegurate de dar primero cierta textura al pelo y deshacerte del frizz.

Nuestro tip: para combatir los pelos electrizados, usá la Crema para Peinar Antifrizz de TRESemmé, que actúa con su fórmula con keratina y perla, tiene textura sérum y filtro UV. Aplicala sobre el pelo húmedo, evitando las raíces. Luego, peiná y modelá como de costumbre.

peinado para el trabajo mujer de pelo largo castaño con cola torzada
Dale cuerda a tu semana. Crédito: Shutterstock

Trenza soga

Queridas amigas de pelo largo, muy largo, también tenemos ideas de peinados para el trabajo para ustedes. Sabemos qué difícil puede ser encontrar un look que sea cómodo para todo el día. Te proponemos hacer una cola de caballo baja, dividirla en dos, torzar los mechones y entrecruzarlos. Te va a quedar así: una trenza soga. Podés rematarla con un scrunchie, un moño o una cinta de seda o terciopelo.

peinados para el trabajo mujer de pelo rubio corto con hebillas
1, 2, 3… sumá horquillas a tu antojo. Crédito: Shutetrstock

Hebillas

Esta idea es útil tanto para mujeres con pelo corto como con media melena. Solo necesitás un puñado de hebillas u horquillas. Llevá el pelo de lado y armá un diseño con estas. Podés disponer una debajo de la otra, como en la imagen. Usá cuantas creas necesarias para sostener el mechón y tener toda la onda.

peinado para el trabajo mujer rubia con rodete alto trenzado
Del ballet a la oficina. Crédito: Shutterstock

Rodete trenzado

Alto, con presencia, contundente. Así es este rodete trenzado que se cuela en nuestro listado de peinados para el trabajo. Si tenés mucho volumen, te va a encantar. Simplemente, hacé una cola de caballo alta, trenzala y enrollala para armar un rodete. Si estás lista para pasar al siguiente nivel de dificultad, incorporá una cinta.

peinados para el trabajo mujer con trenza baja
Apto para todo tipo de trabajo. Crédito: Shutterstock

Trenza baja

Para esos días en los que querés cultivar el perfil bajo, apostá por una trenza de este tipo. Primero, hacé una cola de caballo baja, sujetá. Después, trenzala y volvé a sujetar. Tiene cierto aire deportivo, pero en el ámbito laboral encaja a la perfección.

peinado para el trabajo mujer con cola de caballo torzada
Lo de siempre pero con un toque distinto. Crédito: Indigitalimages.com

Cola de caballo torzada

¿Sabés hacer una cola de caballo baja? Entonces también sabés hacer esta versión. Para lograrla, solo tenés que abrir un hueco por encima de la gomita y pasar la cola de caballo por ahí. Con el pelo lacio queda fenomenal. Otra vez, no dudes en soltar algunos mechones del frente para un aire más casual.

peinado para el trabajo Mujer castaña con pelo ultra lacio, corte carre y en la parte del centro peinado con raya hacia atrás y sostenido por una trenza
Creativas, ¡manos a la obra! Crédito: Shutterstock

Trenza unicornio

Si te despertaste con algo más de tiempo y querés experimentar, esta es tu opción. Es cierto que no pertenece al típico abanico de peinados para el trabajo, pero para eso estamos. Seccioná un mechón de la parte de arriba de la cabeza y hacé una trenza cosida o una trenza holandesa. Para terminar, hacé un rodete.

peinados para el trabajo con trenzas
El look “necesito vacaciones”. Crédito: Indigitalimages.com

Trenzas acento

Cuando el pelo suelto es tu bandera, hay que recurrir a otro tipo de peinados para el trabajo. ¿Qué tal unas micro trenzas? Tiene un aire boho chic, pueden decorarse con cuentas o gomitas de colores o, incluso, dejarlas sueltas. Trenzá de un lado y del otro, a gusto. También podés hacerlas de distintos largos y en la capa inferior.

Siguiente