Eternos 90: el regreso de los scrunchies (las famosas colitas de tela)

No somos Clarissa, pero te lo explicamos todo.

¿Se acuerdan de esas colitas de pelo recubiertas en tela que usaba Rachel, Sabrina (la bruja más famosa de la época) y otros íconos de nuestra adolescencia? Bueno, volvieron. Estamos experimentando un revival muy fuerte de los 80 y los 90 especialmente: desde el maquillaje metalizado que tanto amaban las Spice hasta la ropa, con los crop tops, los enteritos y, por supuesto, los accesorios para el pelo no se quedaron atrás.

Nos encanta el estilo de los 80 y 90 pero lo que no nos encanta es tener el pelo reseco  como se usaba en esos días, por eso siempre hay que tenerlo bien hidratado. El cuidado del pelo empieza desde la ducha,  para eso usá el Shampoo Hidratación Profunda de TRESemmé.

detalle de scrunchies de tela en muñeca
crédito: indigital.com

Puede que al principio los scrunchies den un poco de miedo pero, ¡hey! Al menos no son esos clips de mariposas que usábamos a montones. En realidad son bastante fáciles de combinar y aplicar en peinados que usamos todos los días. Quedan muy lindos porque es como agregar un moño pero, al mismo tiempo, atando el cabello. Como están hechos de tela, no lo daña ni cortajea como muchas de las colitas que podemos encontrar en el mercado. Vienen en diferentes colores y texturas de tela (¡como terciopelo o peluche!), para aportar un toque diferente y divertido.

cola de caballo baja con scrunchie
crédito: indigital.com

Esta temporada, los scrunchies crecieron y aparecieron en pasarelas importantísimas como la de Chanel (usando el tweed característico como material), Marc Jacobs y Rag & Bone. Los estilistas dicen que el retorno de las colitas de tela significa un abrazo a los elementos nostálgicos de nuestra juventud… y tienen mucha razón.

¿Cómo se usan?

¡Muy fácil! Hay un par de trucos a considerar para evitar quedar como estancadas en 1994, pero a no desesperar. Acá te mostramos algunas formas para usar el accesorio más popular de los noventa sin morir en el intento.

1- Rodete

Sin dudas, el peinado más elegido en verano, cuando tenemos que rendir un final o cuando llegamos a nuestras casas luego de un largo día de trabajo y lo único que queremos hacer es atarnos el pelo. Como ya dijimos, atándolo con uno de estos evitamos la  fricción y el daño que provocan otros tipos de elásticos.

2- Colita alta

La colita alta es un emblema de los noventa y mucho más usable actualmente que la infame colita de costado. Lo que hay que hacer es inclinar la cabeza hacia abajo y peinar todo el cabello hacia arriba, asegurándonos de que quede bien tirante y suave. Lo atamos con un scrunchie y ya podemos decir que somos la sporty spice de este siglo.

3- Media colita

Este estilo es muy lindo de usar con un scrunchie porque nos recuerda a los peinados que tienen las muñecas antiguas, mitad del cabello recogido, atado por un moño, y el resto suelto en forma de bucles. Podemos conseguir casi el mismo aire romántico, pero sin tanta pompa, con un scrunchie.

 

Algunos tips:

– Cuanto más desprolijo, mejor. Si bien este accesorio se puede adaptar a muchos tipos de peinados, es el rey de lo messy. Por eso, está bueno agregar algún shampoo seco o spray texturizador para hacerlo desprolijo a propósito.

Mantené todo el resto de los accesorios simples. Aros pequeños, collares minimalistas. La clave es que todo lo otro sea moderno y tranquilo para alejarnos más de los 80 y acercarnos más a 2017.

-Si aún no te animas a *volver* a usarlo, buscá inspiración y empezá por unos simples en colores neutros.

 

¡Mirá cómo quedan!