El tamaño importa: peinados con moños XL

Juliana | 02 enero 2018
×

El accesorio que faltaba.

Las pasarelas existen para darnos inspiración en nuestros looks de cada día. No es necesario siempre que adoptemos todas las tendencias que vemos, ya que cada temporada nacen macro y microtendencias y, además de ser muchas, es imposible que nos gusten todas.  En los shows Primavera-Verano 2018, varios diseñadores decidieron incorporar peinados con moños grandes como parte de sus propuestas.

Son un complemento único y divertido que le agrega un twist interesante a cualquier look. Son ideales para las fiestas y, si aún no te animás a usarlos, es un estilo nuevo para agregar a tu lista de “cosas a probar” en este año nuevo. Te contamos cómo podés adaptarlos a tu estilo y qué peinados usar con ellos.

crédito: indigital.com

1- That 70’s show

Si tenés el pelo largo con capas, una buena opción es peinarlo con un cepillo redondo hacia afuera para lograr ese aire setentoso. El moño, en este caso, está incorporado a un turbante de satén, consiguiendo un efecto de texturas muy interesante. Para mantener el peinado por más tiempo, usá la Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé. Este producto va a ayudarte a conservar la forma pero sin dejarlo pesado.

2- Harajuku girls

Directo desde las calles de Japón, este moño es muy usado por las famosas Gothic Lolitas. Esta temporada se reinventaron y son un complemento perfecto para las chicas con melena XL, ya que aportan ese toque de muñeca de porcelana. Y, claro, es ideal si te gustan los looks más alternativos. ¿Te animás a llevarlos en la frente como se vio en la pasarela de Gucci?

crédito: indigital.com

3- Aires latinos

Un moño con estampado tropical se suma a los accesorios enormes y al peinado con volumen. Estos pueden ir perfectamente con una media cola y raya al medio. Los labios rojos y las cejas definidas cierran el look digno de una fiesta con ritmo latino. Ideal para el verano (punto extra por proteger la cabeza del sol). Si no encontrás algo similar en ninguna tienda, podés crear el propio con algún retazo o visitar una sedería en busca del estampado perfecto.

crédito: indigital.com

4- Total look

Si los colores no son lo tuyo, optá por la versión monocromática. Podés usarlo de la misma tela del vestido o en un estampado que complemente. El peinado debe ser recogido para dejar el rostro despejado. Apartá dos mechones a los costados para enmarcar la cara y darle un poco más de dimensión. Si vas a usar aros, elegí unos que sean pequeños.

crédito: indigital.com

5- El low-bun

El peinado clásico que nunca falla. El rodete bajo aplica para todas las situaciones y queda divino. Un plus es que este estilo es genial para cuando aún no te lavaste la cabeza porque el moño va a esconder las raíces y el recogido va a hacer el resto.  Lo tiene todo, es simple, elegante y te saca del apuro si tenés que salir pero no tenés tiempo de arreglarte. Para darle un toque extra, podés armar el moño de costado y usarlo con unas gafas cat-eye.

crédito: indigital.com

Ya ves, los moños XL son una tendencia en boga pero también pueden formar parte de un look clásico, atemporal. De lado, al frente, liso, estampado, con pelo suelto o recogido… lo que vale es el tamaño. Tomá inspiración de las it girls japonesas o de las socialités que vacacionan en Saint Tropez, y apropiate de este accesorio.

Leer más