Los 4 tonos de castaño que levantan suspiros en las redes

Juliana | 15 noviembre 2017

¿Quién dijo que el castaño era básico?

El castaño es uno de los colores más comunes pero también de los más lindos. Por suerte, los coloristas más reconocidos del mundo dedican sus horas a perfeccionar técnicas y fórmulas para que podamos lucir nuestro color natural de la mejor manera posible. No es necesario teñirte de otro tono extremo para cambiar de look, con estas herramientas podés aprovechar tus mechas oscuras y llevarlas a otro nivel. Estos son los cuatro tonos de castaño que tenés que probar. Además, para que tu cabello siempre se vea sano y saludable, podés adoptar la Crema de Tratamiento Recuperación Extrema de Dove, cuya fórmula repara y protege las fibras.

Dove Crema de Tratamiento Recuperación Extrema

 

Ojo de tigre

Inspirado en la piedra semipreciosa del mismo nombre, esta técnica lo que busca es emular los tonos dorados, bronces y marrones en el cabello. En lugar de aplicar el color en tiras estáticas -como se hacía en los infames 2000-, se pintan delicadamente para que se difuminen con el cabello, agregándole calidez y definición.

crédito: indigital.com

Castaños derretidos

Su nombre deriva del efecto que hacen los crayones cuando se derriten, primero se empieza con un color intenso y se va haciendo más claro a medida que llega al final. Esta técnica es igual pero aplicada a nuestra melena. Es un upgrade del ombré que vino pisando fuerte en los últimos tiempos, una versión más sutil en la que el pelo se va haciendo claro pero mucho más gradualmente, se aplican varios tonos de reflejos desde la base para que el aclarado sea lo más progresivo posible.

crédito: indigital.com

Chocolate amargo

No, no estamos hablando de comida. Esta tendencia explota los tonos más profundos y ricos del cabello castaño para darle dimensión. Al contrario de los otros dos procesos, en este se agregan tonos más oscuros al cabello natural para llevarlo al más puro de los chocolates.

crédito: indigital.com

Balayage caramelo

El  balayage es un método de coloración, su nombre viene de la palabra “pintar” en francés y eso es exactamente lo que hace. Su intención es lograr un cabello de aspecto natural como besado por el sol. Estos reflejos son aplicados estratégicamente en el cabello para que se mezclen de forma armónica. Esta temporada los tonos caramelos pisan fuerte y aseguran atraer todas las miradas.

Compartilo.

Leer más