+20 peinados con rodetes para usar todos los días y salir de lo típico

Reversioná tu rodete.

El rodete es funcional, versátil, aplica para prácticamente todas las ocasiones y siempre queda bien. Pero, no hay una única forma de llevarlo. Los peinados con rodetes pueden ser prolijos y tirantes, armados, descontracturados, con trenzas, entre otras muchas opciones.

En esta nota, te mostramos más de veinte looks para que salgas de tu zona de confort y pruebes algo nuevo. No importa que tengas el pelo corto o largo, todos estos se pueden adaptar a tu estilo. ¿Te animás?

peinados con rodetes
Con textura rota. Crédito: Rupert Laycock

Bajo con hebilla

La base puede hacer gran parte del trabajo y esta textura hace a uno de los peinados con rodetes más lindos. El resultado es bien casual: un recogido desarmado apenas sujeto con una hebilla con perlas y unos mechones sueltos adelante.

 

Probá: la Mousse Extra Firme de TRESemmé, ideal para dar cuerpo y volumen al pelo, y modelar a antojo. Su fórmula ligera no deja el pelo pesado ni pegajoso.

peinados con rodetes
Uno que sepamos todas. Crédito: Rupert Laycock

Medio top knot

Peinados con rodetes efectivos si los hay. Tiene ese doble encanto del rodete alto y el pelo suelto. Unos mechones sueltos adelante van a ayudar a balancear el look. Queda bien en pelo corto y en pelo largo por igual.

peinado con trenza
Combo perfecto. Crédito: Shutterstock

Semi con trenza

Esta idea de trenza para pelo corto con rodete es apta para todo tipo de pelo. Solo se necesita tejer una trenza holandesa en la parte de arriba de la cabeza y rematarla en un rodete al llegar a la coronilla.

peinados con rodetes cabello recogido con dos rodetes bajos a cada costado
Gemelos. Crédito: Indigitalimages.com

Dos rodetes bajos

Los dos rodetes bajos pertenecen a la familia de los space buns pero, en lugar de ubicarse arriba de la cabeza, se ubican abajo. Para que queden bien prolijos, asegurate de trazar bien la raya al medio y, por otro lado, crear los dos rodetes a la misma altura.

peinados con rodetes
El toque extra. Crédito: Rupert Laycock

Con pañuelo

Dale una nueva vida al rodete alto de todos los días . ¿Cómo? Con accesorios. Los pañuelos son geniales para esto. Simplemente, atá uno alrededor de tu rodete y ¡listo! Peinado recogido fácil resuelto en cuestión de segundos.

peinados con rodete
Hacia otro lado. Crédito: Shutterstock

Con raya de lado

A veces, solo un detalle puede cambiarlo todo. Y ese detalle puede ser algo tan simple como cambiar la raya de lugar. Ella trazó una raya de lado bien profunda y recogió el pelo en un rodete bajo. A pesar de que sea desarmado, logró un aspecto pulido.

peinados con rodetes
Un twist acá y un twist allá. Crédito: Arthur Vahia

Con torzadas

Una variante del look anterior: a estos dos rodetes le sumamos una torzada de cada lado y queda un recogido algo más elaborado, aunque bien casual. Para que la torzada quede de esa forma, empezá torzando un pequeño mechón e incorporá pelo a medida que avanzás.

Nuestro tip: aplicá un poco de crema para peinar desde la mitad de tu extensión hasta las puntas antes de hacer el peinado. Esto te va a garantizar tener una base más suave, maleable y libre de frizz. A nosotras nos encanta la Crema para Peinar Antifrizz de TRESemmé, que tiene una textura sérum superligera.

peinados con rodetes
Una composición. Crédito: Arthur Vahia

Triple

Redoblamos la apuesta en esta selección de peinados con rodetes y traemos un look semirrecogido con tres rodetes. En este caso, se enrollaron tres mechones para formar tres rodetes dispuestos en la misma línea. Bien original y fácil de hacer. Si querés darle un toque extra al look, armá unas ondas en las puntas.

peinados con rodetes
Peinado fusión. Crédito: Rupert Laycock

Con trenza de lado

Vamos a ver más de un ejemplo de peinados con rodetes que se valgan de las trenzas para lograr looks fabulosos. Y es que se llevan de maravillas. Como prueba basta esta trenza holandesa floja que se funde en un rodete desarmado.

peinados con rodetes
Antenitas. Crédito: Shutterstock

Space buns

Un típico peinado de los 90 que amamos son los space buns. Se le dice así a los dos rodetes pequeños en la parte superior de la cabeza. Para hacerlos, empezá con una raya al medio muy prolija, atá tu pelo en dos colitas a la altura que quieras y formá los rodetes.

paso a paso rodete con trenza peinados con rodetes
Trenza base. Crédito: Arthur Vahia

Rodete trenzado

Una forma muy simple y fácil de darle una vuelta de tuerca al rodete de todos los días es, en lugar de hacerlo a partir de la típica cola de caballo, trenzar el pelo antes de enrollarlo. Así queda un rodete trenzado. Esto le va a dar textura y un elemento divertido a los peinados con rodetes de siempre.

peinados con rodetes
Princesa intergaláctica. Crédito: Arthur Vahia

Doble con donuts

Una ayuda extra no viene mal cuando se trata de conseguir resultados extraordinarios. Las donuts para el pelo, esos accesorios esponjosos con un orificio en el medio, sirven como relleno para dar mayor volumen a los rodetes, dando la sensación de mayor cantidad de pelo. En este caso, se usaron dos para emular el peinado de la princesa Leia.

peinados con rodetes
Un revuelto con onda. Crédito: Indigitalimages.com

Space buns despeinados

Este es uno de los peinados con rodetes que podrían funcionar a la perfección como peinados para festivales. Tiene, además, cierto aire de personaje de cómic o manga que nos encanta (¿se acuerdan de Sailor Moon?). ¿Qué tiene de especial el look? Son unos space buns a los que se le dejaron las puntas sueltas para crear dos colitas.

peinados con rodetes
Cambio de eje. Crédito: Indigitalimages.com

Al frente

¿Quién dijo que los peinados con rodetes se lucían solo detrás? Venimos con una propuesta más innovadora: un rodete al frente. Para lograrlo, podés sujetar todo el pelo o solo una sección como en este caso. Es una buena forma de emular un peinado rockabilly.

peinados con rodetes
El equivalente a arremangarse. Crédito: Shutterstock

Con vincha

La vincha zig-zag tuvo su momento de gloria y volvió hace poco, aunque con cierta timidez. Lo cierto es que es muy práctica, ya que logra despejar toda la cara. Y, claro, puede acompañar peinados con rodetes o con colas de caballo a la perfección.

peinados con rodete
Siempre vigente. Crédito: Shutterstock

Media cola con rodete

Lo vimos en su versión alta, ahora es momento de reivindicar un clásico. Hablamos de la media cola con rodete, caracterizada por su altura media. Es un peinado fácil y rápido de hacer. Y, si querés, podés sumar alguna hebilla para levantarlo aún más.

Probá: el Shampoo y Acondicionador Fuerza Vital de Dove, un sistema de lavado que ofrece el equilibrio justo entre humectación/nutrición y volumen, sin dejar el pelo pesado.

peinados con rodete con flor
Aires flamencos. Crédito: Shutterstock

Con flor

Los peinados con rodetes admiten muchos accesorios: hebillas, vinchas, horquillas y, también, flores. Ella eligió una bien grande y artificial, pero bien podría ser una natural. Es una forma sencilla de darle aún más presencia y protagonismo al peinado.

Vista de espaldas de rodetes con jopo
Texturas. Crédito: Shutterstock

Con jopo

Nos encanta este estilo por el contraste que se genera entre el jopo revuelto de adelante y la tirantez del rodete, el ligero efecto mojado del recogido y el batido seco del frente. Por si fuera poco, sumó una micro trenza en la nuca que se esconde entre la ropa.

Probá: el Gel Fijación Extra Firme de TRESemmé, el aliado perfecto para crear el efecto wet o efecto mojado. Aplicá el equivalente al tamaño de una nuez en la mano y esparcí por el pelo. Si querés lograr un efecto con textura, pasá un peine de dientes anchos.

peinados con rodetes doble
Falsa cresta. Crédito: Shutterstock

Vertical

Hay que animarse a jugar para lograr peinados con rodetes originales como este. Ya vimos varios estilos con rodetes, pero ninguno con esta disposición. Para copiar el look de rodete doble vertical, dividí el pelo en dos, trazando una raya horizontal. Creá un rodete en cada sección, para que quede uno debajo del otro.

peinados con rodetes trenzados
Efecto hipnótico. Crédito: Shutterstock

Trenzados x 2

Este look tiene varios condimentos: los rodetes a los lados, trenzados y bien brillantes gracias al efecto del spray. Nosotras te recomendamos usar la Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé. Para obtener ese efecto, rociá dos o tres capas a unos 30 centímetros de distancia. En un abrir y cerrar de ojos, puede convertirse en un estilo más formal.

Chica rubia con trenza invertida
Detalles. Crédito: Verity Jane Smith.

Con trenza invertida

Otra variante que ofrecen los peinados con rodetes es agregando una trenza cosida o trenza holandesa en la nuca, es decir, una trenza invertida. Parece complicado, pero el secreto es tirar la cabeza hacia abajo para formar la trenza, sujetarla y luego armar el rodete.

Vista de atrás, de cabello pelirrojo peinado con rodete
Desprolijo. Crédito: Indigitalimages.com

Grunge

El grunge es un movimiento musical que se creó en los 90, pero que luego se transformó en una corriente estética en sí misma. El rodete grunge es uno descuidado, desprolijo, con vibras roqueras y despreocupadas. Ya ves, la melena de recién levantada tiene onda.

peinados con rodetes semirecogido
Noventas. Crédito: Indigitalimages.com

Baby Spice

La combinación perfecta del semirrecogido y los Space buns. Tenés lo mejor de ambos mundos. Un look ideal para todos los días que, además, se adapta muy bien para fiestas y festivales (agregá un poco de glitter o brillos en el pelo ¡y listo!).

Siguiente