Te revelamos nuestros mejores trucos para lograr una cola de caballo perfecta

Dale un plus a tu recogido. 
ath-jun-3-77-copia-782x439.jpg
Tiempo
Nivel de dificultad

La cola de caballo es un peinado de todos los días. A veces, no le damos la atención que merece. ¿Qué te parece si le damos un tratamiento VIP y la llevamos al siguiente nivel? Te compartimos nuestros trucos para una cola de caballo perfecta.

Textura, altura, volumen y prolijidad son las claves. ¿Estás lista para empezar a ver a la clásica cola de caballo con otros ojos?

1

Prepará

El primer paso para armar una cola de caballo perfecta es aplicar Crema para Peinar Óleo Nutrición de Dove para proteger el pelo.​ Para distribuir bien el producto, peiná. Luego, llevá el pelo hacia arriba y sujetalo con una gomita. 

 

2

Volumen

Te contamos nuestro primer secreto. Si querés dar más volumen a tu cola de caballo, recurrí a la magia de las horquillas.

¿Cómo? Llevá el pelo de la cola de caballo hacia adelante.​ Luego, ubicá las horquillas sobre la gomita. Con dos o tres va a ser suficiente. Ahora, llevá el pelo nuevamente hacia atrás.​ Vas a notar cómo tu cola de caballo quedó más elevada. 

3

Batí

Ahora, batí el pelo con un peine fino para conseguir volumen extra. Seccioná pequeños mechones y cardá con un peine fino. Luego, peiná suavemente para estilizar.

 

 

4

Ocultá

Si querés que la cola de caballo quede bien prolija, este secreto es para vos. Ocultar la gomita u elástico le va a dar un mejor acabado al peinado y es muy sencillo hacerlo. Simplemente, tomá un mechón de la cola de caballo y enrollalo alrededor de la gomita. Ocultá la punta y sujetala con una horquilla. 

 

5

¡Listo!

Podemos decir ahora que tu cola de caballo es nivel pro. Repasemos, entonces, los trucos para una cola de caballo perfecta: las horquillas la elevan. El batido le da volumen. Y el detalle final: enrollar el mechón de pelo alrededor de la gomita. 

Es un peinado que no te va a llevar tiempo y el resultado es fabuloso. ¡Animate a probarla!