Si te gustan los rodetes despeinados, aprendé a hacerlos

Juliana | 12 junio 2018

La magia de lo simple en 5 pasos.

Los rodetes despeinados son imprescindibles en el repertorio de peinados de toda mujer. Resultan prácticos para estudiar, para salir, hacer deporte o cuando hace calor y queremos tener la cara despejada.

Además, son románticos y versátiles, admiten muchas formas de llevarse: desde algo más casual para uso diario hasta una versión ligeramente más prolija para un evento formal.

Es un peinado con mucha historia y puede hacerse trenzado, con una dona o, incluso, acompañarse con accesorios como pañuelos. Los rodetes despeinados siempre fueron uno de nuestros favoritos porque son cómodos, cancheros y se hacen en un abrir y cerrar de ojos, lo que los hace casi perfectos.

Aprendé a hacer rodetes despeinados con nosotras y descubrí su magia.



Rodetes despeinados paso a paso



1

Prepará

Como cualquier tutorial, el de los rodetes despeinados empieza por la preparación del pelo. Una vez que tengas la melena limpia y seca, rociá un poco de Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé por toda la cabeza. Luego, agitá el pelo con los dedos para ganar un poco más de volumen. 

 

2

Sujetá

Ahora, llevá todo el cabello hacia arriba, justo en la parte superior de la cabeza, para crear una cola de caballo. Si te es más cómodo, podés voltear la cabeza hacia adelante para garantizar que quede bien alta. 

Sujetala con una gomita de pelo, pero no la aprietes demasiado. Con dos o tres vueltas es suficiente. 

3

Enroscá

La cola de caballo es la base de todos los rodetes, incluidos los rodetes despeinados. Porque esta va a servir de eje para enroscar todo el pelo alrededor de la gomita. Una vez hecho esto, asgurá todo con horquillas. 

Es importante que no quede muy apretado para conseguir el efecto que estamos buscando y que, además, sea cómodo.  

4

Último toque

El rodete tiene que quedar suelto y no tan prolijo para lograr el messy look. Soltá algunos mechones alrededor del rostro para enmacarlo y que se vea aún más casual.

Luego, aplicá un poco más de Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé para asegurarte de que el peinado dure todo lo necesario. 

5

¡Listo!

¿Viste? Los rodetes despeinados son muy fáciles y rápidos de hacer. Dependiendo de cómo combines el peinado con tu outfit, podés usarlo todos los días o para algún evento. Si querés darle un toque más personal, agregá algún detalle decorativo como flores o moños. ¡Animate! 

 

Leer más