Cómo hacer un rodete con pañuelo

Angela | 17 mayo 2018

Seguimos encontrando nuevas excusas para adoptar el pañuelo. 

Ya aprendimos dos modos distintos de usar pañuelos con el pelo suelto: uno en forma de vincha y otro como si fuera un turbante. Pero las opciones que presenta este accesorio no se limitan a esas. En este tutorial proponemos, en cambio, un recogido. Antes de que des marcha atrás, te aclaramos que este rodete con pañuelo es muy fácil de hacer.

Además, es una buena excusa de hacerle un upgrade a este clásico peinado. Seguro ya usaste mil veces el rodete despeinado o el rodete tirante, ¿o no? Seas partidaria de uno u otro, ambos admiten la fórmula con pañuelo.

Sin más preámbulos, empezamos entonces con este conteo que nos lleva directo a un rodete con pañuelo muy canchero.



Rodete con pañuelo en 6 pasos



1

Prepará

Después de lavar tu pelo, y una vez que lo tengas seco, aplicá unas gotas del Óleo Elixir Oil Radiante de TRESemmé de medio a puntas. ¿Qué va a hacer esto? Por un lado, va a revelar el brillo de tu melena. Por el otro, tiene una función más práctica: controlar el frizz y dejar el pelo más manejable. El terreno ideal para empezar con este rodete con pañuelo…

 

2

Sujetá

Luego, con la ayuda de un cepillo, peiná el pelo hacia atrás y creá una cola de caballo baja. Asegurala con una gomita elástica. 

Nuestro tip:  Chequeá que tu cepillo de pelo esté limpio. De esta forma, no solo vas a garantizar que se deslice del modo esperado sino que vas a estar protegiendo la salud de tu cabello.

3

Hacé un rodete

Y claro, para lograr un rodete con pañuelo necesitamos… hacer un rodete. Para eso, tomá el pelo de la cola de caballo que acabás de hacer y enroscalo sobre sí mismo y, luego, alrededor de la gomita. Usá varias horquillas para que quede en su lugar. 

4

Posicioná

Ahora, es el turno del pañuelo. Elegí uno de tamaño chico, doblalo a la mitad en forma de triángulo y luego plegalo de tal modo que quede como una cinta. El color y el estampado ya queda a tu criterio. Si contrasta con el color de tu pelo o combina con el outfit, mucho mejor. 

Tomá el pañuelo por las puntas y colocalo justo por debajo del rodete.  

5

Sujetá

Llevá las puntas del pañuelo hacia arriba y hacé dos nudos, creando un moño. Si lo sentís flojo o demasiado ajustado, tenés la chance de acomodarlo hasta que lo sientas bien. 

6

Toque final

Soltá algunos mechones de la parte delantera para lograr que este rodete con pañuelo se vea más casual, más informal. Y… ¡eso es todo! 

Así seguimos incorporando opciones para adoptar los pañuelos en nuestros peinados diarios. No necesitás ninguna ocasión especial para experimentar cosas nuevas. Empezá hoy.