Misterio resuelto: así es cómo se hace la trenza holandesa

Angela | 09 abril 2018

Desde las tierras de Máxima, vienen a convertirte en una experta en el arte del trenzado.

Cascada, cosida, espiga, playeras, unicornio, de boxeadora… ¿Cuántos tipos de trenzas conocés? Lejos de querer desafiar tu conocimiento, te acercamos una más: la trenza holandesa, también conocida como trenza francesa invertida.

Y con eso quizás ya te estés imaginando de qué va la cosa. La técnica es similar a la de la trenza cosida, solo hay un truquito para que quede con ese aspecto de “hecha de adentro hacia afuera”, con cierto volumen. Y, ¿sabés qué? Te lo develamos en este tutorial.

Así que seguí de cerca los pasos de esta trenza holandesa y mostrale al mundo tu maestría en este arte. Un dato más: ¡las famosas trenzas de boxeadora se hacen de la misma forma! Aunque x 2. Basta de secretos, vamos a lo nuestro.



Con ustedes… la trenza holandesa paso a  paso



1

Dividí

Preparada, lista, ¡ya! Para empezar a hacer esta trenza holandesa, seccioná un mechón en la parte superior de la cabeza.

Luego, dividilo en tres. Asegurate de que queden masomenos del mismo grosor. No es matemático, pero esto va a garantizar que la trenza quede pareja.

2

Empezá a trenzar

Tomá el mechón izquierdo y cruzalo por debajo del mechón del medio. Tomá el mechón derecho y cruzalo por debajo del mechón del medio. 

A diferencia de la trenza francesa o cosida, en la trenza holandesa el truco está en cómo cruzás los mechones: se pasan por debajo y no por encima. Esta es la razón por la que queda con volumen, tipo 3D. ¡Ahá!

3

Cosé

Ahora empezá a incorporar pelo de los lados a medida que vas tejiendo la trenza holandesa. Tomá un poco de pelo suelto del lado izquierdo y unilo al mechón izquierdo. Cruzalo por debajo del mechón del medio.

Repetí este proceso del otro lado, y así sucesivamente. 

4

Seguí trenzando

Continúa añadiendo mechones de cada lado hasta que no te quede más pelo por incorporar, es decir, hasta la nuca. 

5

Hasta el final

Una vez que llegues a la nuca, seguí trenzando como lo harías normalmente (no olvides cruzar los mechones por debajo para no alterar la forma de la trenza holandesa). Hacelo hasta las puntas.

Dale para adelante, ¡que ya falta poco para terminar esta trenza holandesa! Podemos aseverar que la parte más “complicada” es al principio, donde básicamente se arma la estructura madre de la trenza holandesa. Pero, una vez empezás a trenzar, el resto es muy simple.

6

Sujetá

¡Llegaste a la meta! Asegurá la punta de la trenza holandesa con una gomita elástica.

Si querés más volumen aún, tirá suavemente de los lados de la trenza. Con cariño, que no queremos que se desarme. 

7

Toque final

El broche de oro de tu look DYI es la fijación. Para eso, rociá un poco de Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé, que va a garantizar que dure más horas. Recordá hacerlo a una distancia de entre 25 y 30 centímetros. Si querés más fijación, aplicalo en capas (un error muy común es rociarlo a menor distancia).

Y, con esto, queda oficialmente terminada esta trenza holandesa. Bueno, siempre está la opción de agregarle flores u otros accesorios… Eso ya se lo dejamos a tu creatividad.