Este año marca el retorno de las vinchas de tela y así se llevan

No solo una cuestión de estilo, también resultan funcionales.

Las vinchas de tela marcaron la moda de una época, más precisamente de los años 90. Con la vuelta de muchos de los estilos de esa década, también volvieron estos accesorios tan versátiles que funcionan por igual para una sesión de gimnasia como una jornada laboral, para entrar en modo vacaciones o asistir a un evento.

Las hay de algodón, más o menos elásticas, de satén, con abalorios, anchas, finas y más. Chequeá los distintos formatos en las que las podés encontrar e inspirate.

mujer de pelo largo castaño con flequillo largo y cinta de tela ancha rosa, vinchas de tela
Vibras setenteras. Crédito: Serena Koi

Retro

Los peinados de los años 70 son una fuente inagotable de inspiración y este look nos transporta directamente a esa época. Si tenés flequillo largo y lo tuyo es la nostalgia, apostá por las vinchas de tela más anchas en colores pasteles o estampados.

Probá: el Shampoo y Acondicionador Ácido Hialurónico + Vitamina A de Sedal, un sistema de lavado pensado especialmente para hidratar profundamente el pelo, controlar el frizz y mantener el pelo liso. Como tercer paso de cuidado, te recomendamos aplicar la Crema para Peinar Ácido Hialurónico + Vitamina A de Sedal.

mujer de pelo largo rubio dorado con vincha del tela deportiva puesta en la frente, vinchas de tela
Un smash de estilo. Crédito: Shutterstock

Deportiva

Otra forma de usar las vinchas de tela es sobre la frente. Esta, en particular, tiene un marcado estilo deportivo (tenístico para ser más precisos), por el material en el que está confeccionada, el color y las dos líneas. Sin dudas, una oda al athleisure, la tendencia que extrapola prendas deportivas a looks más sofisticados.

mujer con vincha de tela tipo turbante y ojos con brillos, vinchas de tela
Destellos. Crédito: Edward Howell

Tipo turbante

No todas las vinchas de tela son planas y 100 % de tejidos elásticos. Como ejemplo, sirve esta de satén tipo turbante. Un plus: ese nudo arriba ayuda a dar volumen al look. Queda bien con el pelo suelto y también recogido. Si buscás algo un poco más formal, esta es tu opción.

Bella Hadid con vincha de tela rosa, vinchas de tela
Baby spice. Crédito: Shutterstock

Estilo años 90

Raya al medio, pelo suelto, vincha de tela finita y de color rosa. ¿Hay un look más característico de los peinados de los 90 que este? A su vez, tiene todos los componentes de los peinados aesthetics que abundan en las redes sociales. Naif, femenino y romántico por donde se lo mire.

mujer de pelo largo ondulado con vincha de satén con lentejuelas y pelo suelto, vinchas de tela
Centro de atención. Crédito: Shutterstock

Vinchas de tela para fiestas

Subimos el tono. Y acá se abre un abanico en el universo de las vinchas de tela. Sí, también pueden estar decoradas por lentejuelas, pedrería, perlas, mostacillas y lo que se te ocurra. Entonces, se cuelan en ocasiones o eventos más formales y elegantes. Los materiales marcan la diferencia.

mujer de pelo largo castaño oscuro con vincha de tela negra ancha y pelo suelto, vinchas de tela
All black. Crédito: Shutterstock

Monocromo

Al igual que los scrunchies, las vinchas de tela resultan muy gentiles para el pelo, ya que no generan fricción. Como dijimos, suelen estar hechas de algodón. Para un look de impacto, llevala como ella: ubicala sobre la línea de crecimiento del pelo y elegí una de tu mismo tono y… de tu look.

mujer de pelo rubio con rulos recogido con vincha de tela negra, vinchas de tela
Todo arriba. Crédito: Shutterstock

Funcional

Si lo que buscás es comodidad, estas vinchas pueden ser grandes compañeras de peinados recogidos para cualquier momento del día. Hablamos de estilos que se resuelven en pocos minutos y mantienen la cara despejada. No importa si tenés pelo con rulos, ondas o lacio, va bien con todas las texturas.

mujer de perfil con pelo largo suelto y vincha ancha de tela blanca, vinchas de tela
Vincha protectora. Crédito: Shutterstock

Superancha

Otro recurso estilístico puede ser elegir una vincha que contraste con el color de tu pelo. El binomio blanco-negro nunca falla. Y si querés ir por algo más extremo, elegí una bien ancha, tan ancha que cubra toda la parte de arriba de la cabeza. Esto, además, resulta ideal para proteger el pelo del sol.

Nuestro tip: Siguiendo con la idea de proteger el pelo del sol, te recomendamos redoblar los esfuerzos y aplicar un producto como la Crema para Peinar Antifrizz de TRESemmé. Se trata de una crema con filtros UV y textura sérum, bien ligera.

Vista de perfil de mujer castaña con vincha de lana colocada de forma tal que le cubre gran parte de la cabeza, vinchas de tela
Para bajas temperaturas. Crédito: Shutterstock

Vinchas de tela invernales

Si el pronóstico anuncia frío, viento, lluvia o nieve, las vinchas de tela pueden ser grandes aliadas para proteger el pelo. Especialmente una tejida y ancha, capaz de cubrir las orejas. No olvidemos que las inclemencias climáticas pueden dejar el pelo seco. Un tip: recurrí a ingredientes naturales como el aceite de coco o el aceite de almendras, unas gotas distribuidas en toda la extensión van a ayudar a mantenerlo nutrido.

mujer con pelo recogido y vinchas de tela
Efecto multiplicador. Crédito: Shutterstock

Doble

La última idea es elegante, simple y minimalista. Las vinchas de tela elastizadas como estas se adaptan a cualquier peinado. De algún color natural para todos los días con el pelo suelto y agregale un rodete o unas ondas desarmadas para un look de noche. Además, son un complemento que funcionan con flequillo o con el pelo tirado hacia atrás.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image
Test de Pelo