Si una no es suficiente, sumá otra: peinados con dos trenzas

Juliana | 24 septiembre 2018
×

Volvieron para quedarse

Las trenzas son nuestras mejores amigas. Las usamos para todo, cada vez que podemos pero… ¿Qué es mejor que una? ¡Dos trenzas! Un peinado que en principio era exclusivo de las niñas, ahora volvió de la mano de las it girls del mundo.

Las hay románticas, vintage, con aires bohemios o punk. Con accesorios, en pelos naturales o de colores. Te mostramos varias opciones de peinados con dos trenzas para que vuelvas a revivir este clásico de la infancia. Todo vuelve y ellas también.



Amamos estos peinados con dos trenzas



Crédito: REX by Shutterstock

Con cintas

Las dos trenzas con cintas como vemos en la foto son muy características de los pueblos originarios de toda América. Tradicionalmente, las mujeres llevaban el pelo de esta manera y cada accesorio variaba y representaba a las distintas tribus. Hoy, podemos usarlas de inspiración y trenzar nuestro cabello con cintas normales para darle un toque de color especial.

TRESemmé Acondicionador Keratin Smooth

Nuestro tip: Para que las trenzas se vean bien y prolijas, el cabello tiene que estar libre de frizz. Por eso, te recomendamos usar el Shampoo y Acondicionador Keratin Smooth de TRESemmé que ayuda a dejarlo suave y sin esos pelitos rebeldes y molestos.

Crédito: REX by Shutterstock

Vintage vibes

Sabemos que las dos trenzas fueron extremadamente populares en los 90 y que es una década que sigue  muy presente en el mundo fashion. Para adoptar las vibras vintage y el look de la época, te proponemos usarlas con una vincha ancha de tela (de las que usábamos cuando éramos chicas) y dos mechones sueltos adelante del rostro. Los clásicos nunca pasan de moda.

Crédito: REX by Shutterstock

Rapado + colores

Si sos más de la onda punk, las dos trenzas de colores más el rapado lateral es para vos. Es muy divertido combinar colores para lograr un pelo de sirena pero luego, sumarle algo inesperado y loco como puede ser  el rapado. Si buscabas algo fuera de lo común, es para vos.

Crédito: REX by Shutterstock

Trenza holandesa

En cuanto a trenzas cosidas se trata, se pueden hacer varios tipos pero las más famosas son dos, la holandesa y la francesa. En este caso, la holandesa es aquella que sobresale del cabello por afuera del trenzado y da un efecto 3D. Queda muy bonita para usar a diario especialmente para los días entre lavado del cabello o cuando hay humedad y lo queremos tener bajo control.

Crédito: REX by Shutterstock

Con aros

Últimamente, los aros y argollas entre las trenzas se hicieron muy populares y entendemos perfectamente por qué (acá te contamos sobre el hair piercing). Es una manera muy barata, fácil y rápida de darle un poco de chispa al peinado. No es necesario nada muy especial, esas argollitas se consiguen en todas las mercerías que venden productos para bijou, las enganchás en el pelo y voilá.

Crédito: REX by Shutterstock

Clásicas y tupidas

No hay que descartar las dos trenzas clásicas de siempre, en lugar de ser cosidas empiezan desde la base de la cabeza. Primero, aplicá el Óleo Nutritivo de Dove en las puntas para hidratarlas y nutrirlas y luego tirá de los costados para inflarla y que queden bien tupidas y parezca como que tenés mucho pelo.

Leer más