Clean Girl Aesthetic: claves de un estilo de apariencia minimalista

Una tendencia muy marcada en cuanto peinado, maquillaje y estilismo, pero que engloba todo un estilo de vida. Te contamos qué la caracteriza y por qué abrió el debate.

Sin esfuerzo, fresco, elegante y natural. El Clean Girl Aesthetic emergió de las redes abanderando el minimalismo. Aunque aparente ser un estilo poco premeditado y sin esfuerzo, no hay nada librado al azar. En esta nota te contamos cómo se encarna este estilo desde el peinado, el maquillaje y la ropa, y cómo se traduce más allá del look. No podemos pasar por alto que genera controversia, así que dedicamos unas líneas especiales al lado B de esta tendencia.

El clean girl look consiste en lograr una apariencia depurada, pulida, distinguida y natural, de pies a cabeza. Simula ser un estilo poco pensado, sin esfuerzo y fresco. La palabra clean (limpio, en inglés) hace referencia al minimalismo que caracteriza a este estética, que prescinde de condimentos extra para centrar la atención en la persona.

mujer de perfil con pelo castaño lacio con rodete tirante y raya al medio, clean girl aesthetic
Rodete tirante + raya al medio + brillo. Crédito: Shutterstock

El pelo de una Clean Girl

Los rodetes tirantes no son ninguna novedad, sin embargo son el epítome de la clean girl. Por lo general, se usan con una mínima raya al medio. Por supuesto, el recogido se ve impecable. Ni un pelo fuera de lugar. Una alternativa a este peinado es la cola de caballo tirante, tanto alta como baja, incluso trenzada. Si el pelo se lleva suelto, llama la atención su suavidad y brillo. Cuanto más brillante, mejor. Hablamos de peinados simples y elegantes, sí o sí con raya al medio.

Nuestro tip: Para lograr el clean girl look la base es todo. Un punto crucial es controlar el frizz. Por eso, te recomendamos lavar el pelo con el Shampoo y Acondicionador Keratina Antifrizz de TRESemmé. Su fórmula con keratina hidrolizada brinda un blindaje antiestática y mantiene las fibras alineadas por más tiempo.

Clean Girl makeup

El “no makeupmakeup personifica esta tendencia a la perfección. El maquillaje es imperceptible, pero ahí está. Las clean girls utilizan productos cosméticos que cumplen la función de cubrir imperfecciones o emparejar el tono para que la piel se vea radiante y luminosa (sin brillo). Los labios lucen bien hidratados, pero sin demasiado color, con efecto “mordido”. Para eso, se puede usar un bálsamo y luego dar algo de color con los dedos, con ligeros toques. El rubor también es parte del kit de la clean girl, preferentemente de tono rosado para dar cierto brillo natural a la piel. Las cejas, prolijamente perfiladas y peinadas hacia arriba.

Ojo, la clean girl lleva una cuidada rutina de skincare. De ahí que luzca rozagante. La limpieza diaria, los tratamientos y la hidratación son la base de todo. Infaltables: los sueros antioxidantes y las cremas hidratantes.

mujer vestida con jeans amplios y sweater negro con mangas amplias, pelo recogido tirante con raya al medio, clean girl aesthetic
Básico no tan básico. Crédito: Shutterstock

La moda Clean Girl

Esta estética gravita en esa delgada línea entre verse impecable y disimular el tiempo invertido en el outfit. Que parezca poco premeditado es clave. El mantra será “menos es más”. Hablamos de básicos de buena calidad y calce: camisa blanca, blazer negro oversize, boyfriend jeans, vestido lencero de color neutro. ¿Qué adjetivos describen con justicia el clean girl look? Discreto, atemporal, sobrio, distinguido, moderno y clásico a la vez.

El estilo de vida de una Clean Girl

El clean girl aesthetic va más allá del aspecto físico, también tiñe lo que esta mujer hace a diario y cómo vive. Por ejemplo, una clean girl no toma café por las mañanas. Sus bebidas de predilección son el matcha latte, los jugos verdes y los smoothies. Ser ordenada, despertar temprano, practicar yoga y comer saludable son otros hábitos propios de, podríamos decir, este estereotipo. Por supuesto, la decoración de su casa es igual de minimalista que su vestuario.

A esta altura, ya se habrán dado cuenta de algo: esta moda y estilo de vida es inalcanzable para la mayoría de las personas. Una de las críticas más fuertes que se le hacen a esta tendencia es que es clasista. Porque, seamos honestos, ¿quién puede sobrevivir a una jornada de trabajo, viajar en transporte público y/o cuidar niños, por decir algo, y verse así de impoluta e intacta? Y no solo eso, lograr ese aspecto es costoso: hicimos hincapié en que su ropa es básica pero de buena calidad, que sigue una rigurosa rutina de skincare, que su casa está bien decorada y siempre ordenada…

Por otro lado, se la acusa de ser una tendencia racista y gordofóbica. Una búsqueda rápida por las redes con el hashtag en cuestión arroja cuerpos esbeltos, delgados y de mujeres principalmente blancas. Es cierto que hay algunas embajadoras que escapan a esta norma, pero son contadas. Y, por último, hay una cuestión de edad. Esta estética plantea la juventud o jovialidad como un valor deseable, lo que amplifica el peligroso mensaje de que envejecer no es bello o valorable.

Una piel sin manchas, ni arrugas, ni pecas ni acné. Ropa siempre limpia y bien planchada. Pelo con la textura justa, sin encrespamiento. Tenemos que decirlo, la clean girl aesthetic tiene un estándar muy alto, irreal para la mayoría de los mortales. Lo que parece una tendencia inocente es, en verdad, un recordatorio de un montón de problemáticas sociales que aún hay que zanjar.

 

Artículo anterior
Artículo siguiente
Decoration image
Decoration image
Test de Pelo