Spray para el pelo: qué tipos hay, cómo se aplica y algunos trucos profesionales

La diferencia entre un peinado amateur y uno profesional.

El spray para el pelo es un recurso para estilizar o modelar. Existen de distinto tipo: fijadores, con color, para proteger del calor, entre otros. Según su función, se aplica antes o después del peinado. En esta nota te contamos también los trucos de los estilistas profesionales.

En el mercado, hay distintos spray para el pelo que cumplen distintas funciones. Las lacas, por ejemplo, sirven para fijar o dar volumen. Los protectores térmicos para proteger el pelo de las herramientas de calor. También los hay con color, que funcionan como tintura temporal, sobre todo para tapar canas. Otros sirven para potenciar el lacio o definir los rulos. El shampoo en seco también se presenta en formato aerosol.

El spray fijador para el pelo es un aerosol que sirve para mantener un peinado en su lugar por más tiempo, dar un acabado en particular, modelar, fijar el volumen, aplacar el frizz y potenciar el brillo.

Primero, es necesario agitar el envase durante unos segundos. Luego, se presiona la válvula y, sosteniendo la botella de forma vertical, se aplica el spray sobre el pelo seco a una distancia de entre 25 y 30 centímetros. Si se rocía a una distancia menor, el cabello va a quedar húmedo. Si se desea una mayor fijación, lo más conveniente es aplicar una segunda capa.

Los spray de color para el pelo funcionan como una tintura temporal. Por lo tanto, el color se va con el lavado o, en algunos casos, desaparece progresivamente.

La manzanilla, al igual que el limón, tiene un efecto aclarante que actúa con mayor eficacia sobre el pelo rubio o castaño claro. De ahí que se utilice para aclarar el pelo y resaltar los reflejos naturales o iluminar. Para aplicarla, primero hay que remojar 1/2 taza de hierbas o flores secas de manzanilla en 2 tazas de agua de hirviendo durante una hora. Luego, se cuela y se deja enfriar. Una vez frío, se vierte el líquido en una botella con atomizador para poder pulverizar sobre el pelo limpio y seco. Después de masajear, se deja actuar durante 1 o 2 horas y se enjuaga. Probablemente, sea necesario repetir este proceso para ver resultados más notorios.

 

Para dar volumen

Si tenés el pelo fino o aplastado, el spray fijador para el pelo puede ser un aliado para ganar volumen. Con el pelo seco, volteá la cabeza hacia adelante y rociá por todo el pelo. Masajeá suavemente para distribuir bien el producto y listo.

Probá: la Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé, que proporciona una fijación flexible resistente a la humedad.

Cómo peinar el baby hair, spray para el pelo
También para estilizar el baby hair. Crédito: Arthur Vahia

Para controlar los pelitos

Los pelitos son, para muchas personas, un incordio. Un recurso válido es el gel, pero el spray fijador para el pelo tiene su magia. Para evitar que esos pelitos se escapen, distribuí la laca en la palma de las manos y repartí desde la línea de crecimiento del pelo. Los estilistas suelen rociar el spray sobre el peine antes de pasarlo por el cabello.

Y si querés sacar el máximo provecho a esos pelitos y hacerlos parte del estilo, podés modelarlos con la ayuda del spray y un cepillo de dientes. Los baby hair son una tendencia que nació para quedarse.

Para fijar el estilo

Esta es, quizás, la función más conocida del spray fijador para el pelo. Claro, se aplica una vez terminado el peinado y eso es todo. Pero acá va otro truco: si vas a rizar el pelo, aplicá el spray antes de utilizar la rizadora o buclera. De esta forma, los rulos van a mantenerse en su lugar.

Nuestro tip: Luego de usar spray, asegurate de lavar bien el pelo para que no queden residuos que luego puedan acumularse en el cuero cabelludo. Para eso, te recomendamos optar por un sistema de lavado purificante como el del Shampoo y Acondicionador Carbón Activado + Peonías de Sedal. Este limpia en profundidad, absorbiendo las impurezas del pelo, a la vez que lo mantiene hidratado.

Siguiente

Test de Pelo