Consejos para sacarse una buena helfie (sí, un selfie de pelo)

Los consejos de nuestra redactora experta.

Cuando nos cortamos el pelo, tenemos un nuevo color o un peinado increíble queremos mostrarlo. Por eso, decidimos que era hora de armar una guía definitiva para sacarse una buena helfie o selfie de pelo.

Hablamos de una foto cuya intención es lucir nuestra melena y poder cautivar su mejor aspecto sin perecer en el intento. ¿Te parece imposible? No te preocupes, te ayudamos. Buscá una ventana con mucha luz y preparate.

helfie selfie de pelo
Jugá con los colores. Crédito: @Intravenous_sugar

Buena luz

Empecemos por lo primero. Para sacarse una buena helfie o selfie de pelo (o una selfie en general) lo más importante es la luz. Hablamos, preferentemente, de luz natural, así que buscá una ventana que te ilumine de frente el pelo y la cara, resaltando los reflejos y textura natural. Por eso, siempre es mejor sacar las fotos de día. Pero si solo contás con luz artificial, procurá que de en la cara y no de costado.

Nuestro tip: Otro consejo para tener la mejor helfie o selfie de pelo es, por supuesto, tenerlo hidratado y con apariencia saludable. Para eso, te recomendamos lavar el pelo con el Shampoo y Acondicionador Hidratación Profunda de TRESemmé. Su fórmula micelar combina pantenol con aloe vera, para garantizar un pelo suave e hidratado.

helfie selfie de pelo
Contraste. Crédito: @Intravenous_sugar

Fondo bonito

Para que resalte la foto, el fondo es importante. En este caso, como el pelo es el protagonista de la helfie, no se va a notar mucho, así que fijate que sea un fondo que no opaque al color de tu pelo sino que contraste para que se diferencie bien y resalte. Una pared blanca siempre suele ser la mejor opción, pero si no tenés ninguna se puede usar una sábana que, de paso, ayuda a que la luz rebote mejor. Buscá un recurso que no saque el foco de atención del peinado.

Creá interés

La helfie o selfie de pelo siempre se va a ver mejor si le agregamos un poco de interés. Esto se puede lograr con algo de movimiento en el pelo o con accesorios que sumen. Pensá en un ventilador, secador, con el viento natural que entra por la ventana o, simplemente, posando con la mano y agregando algo especial. Podés jugar con algún mechón y torcerlo, siempre va a haber más interés en la foto si hay distintos elementos que acompañen. Las boinas, hebillas y pañuelos también van a ser recursos simples que van a aportar algo distinto a tu foto.

Tené confianza

Sí, sabemos que a veces no es lo más fácil, pero con un pelo bonito todo es posible. Practicá tus ángulos y sacá todas las fotos que creas necesarias para lograr el ángulo que más te favorezca. Probá distintas caras y poses. De eso se tratan las selfies, ¿no? Claro, las helfies no son la excepción.

Nuestro tip: Si sentís que tu pelo está muy chato y le falta algo de volumen y textura, probá aplicando un poco de Mousse Extra Firme de TRESemmé. Además, te va a ayudar a deshacerte del frizz.

helfie
Post producción. Crédito: @Intravenous_sugar

La edición es todo

Por último, no te olvides de editar. Para una helfie es fundamental la edición. No hablamos de grandes filtros sino de poder corregir la luz, hacerla más fría o cálida si es necesario, agregar contraste o realzar los detalles. Lo que la edición va a hacer es resaltar las sombras, luces y colores para que el efecto sea más profesional. Para esto, hay un montón de aplicaciones. Practicalo y vas a notar la diferencia.

Siguiente