Alu Reigada nos enseña los mejores looks con boinas

Angela | 13 agosto 2018
×

Del campo a la ciudad.

En francés se conocen como béret y en Argentina como boinas. Alu Reigada es una joven emprendedora apasionada por el campo y amante de las costumbres argentinas, quien un día empezó a intervenir este accesorio mediante el bordado para llenarlo de vida y color.

De a poco, su hobby se convirtió en un emprendimiento que hoy tiene nombre propio: Las Vascas. Chicas de todas las edades le encargan sus creaciones, y juntas están transformando a las autóctonas boinas de campo en un accesorio trendy para usar en la ciudad con distintos peinados.

Conocé más sobre su historia y descubrí con qué looks podés combinarla.



Boinas con impronta chic



Crédito: Instagram/ @las.vascas

La boina es un accesorio ligado a nuestra cultura del campo pero en el mundo las vemos utilizada en pasarelas y eventos top. ¿Cómo te se te ocurrió de transformarla en un accesorio artesanal trendy?

Viví en el campo toda mi vida, crecí en ese ambiente y lo comparto hasta el día de hoy con mi familia y mi pareja.  Siempre me gustó bordar, recuerdo de chica los primeros puntos que me enseñó mi abuela. Tenía (tengo) una boina verde muy vieja y un poco decolorada por los años a la que le guardo cariño, creí que se merecía un poco de color y comencé a bordarla. Esa fue la primera, era para mi, para tratar de rescatarla. Le nacieron unos cardos y algunas flores silvestres. Siempre me gustó dibujar flores y ya las tenía un poco de memoria, por lo que una tarde de verano rescaté algunos hilos que tenia guardados y unas agujas de coser de mamá que encontré por ahí (uso esas ya que nunca pude acostumbrarme a bordar con las agujas que son hechas para esto…).

¿Cómo nació tu emprendimiento?

Seguí bordando por gusto nomás, casi siempre tratando de arreglar o tapar alguna mancha para rescatar la prenda. Lo segundo que bordé fue una camisa, a la que le hice flores de agua. Me gustaba bordar cada vez más, no lo veo como un trabajo sino más bien como una terapia. Es una forma de desconectarte, concentrarse en un punto y no perderse, ir contando, mezclar colores y pensar en dónde ubicar cada uno para lograr un equilibrio, luces y sombras, formar composiciones siempre distintas para que no se repitan. Gente conocida comenzó a pedirme algunas cositas y los pedidos empezaron a crecer. Encargaban, sobre todo, boinas, mi producto favorito- Eso tiene una razón: soy muy fanática de mi país. De nuestra gente, nuestras costumbres y nuestra tradición que es tan rica y tan fuerte. Lo que hago en Las Vascas es mi manera de tratar de no perderla, y que la mujer argentina se afiance a sus raíces perdurando así a través de las modas y el tiempo.

¿Por qué el nombre Las Vascas?

Mi abuela Lucía es uno de mis mayores tesoros: ella, descendiente de familia vasco-francesa, es quien me enseñó a bordar. Desde que tengo recuerdos la vi con boina negra, la cual a su vez tenía un prendedor: la cruz vasca. El nombre es ella y yo, es una persona que quisiera tenerla cerca el resto de mi vida, entonces esta es mi manera de mantenernos juntas de alguna forma. Es un homenaje a ella.

¿En qué te inspirás para diseñar estos accesorios?

En el campo. Cuando estoy en el campo presto atención a cada detalle de él. Las flores silvestres, los yuyos, los cardos, qué forma tienen y qué colores, los tonos de cada estación, al amanecer y cuando se está poniendo el sol. Parece mentira pero todo se transforma en la llanura cuando va cayendo el sol y es hermoso. La mecánica con las clientas es la siguiente: me cuentan qué motivo les gusta más, empiezo a dibujar propuestas, se las envío y, una vez que elige la que más le gusta, empiezo a bordar.

Las boinas son un complemento perfecto para el invierno, ¿con qué tipo de looks se pueden acompañar?

Me encanta lo que está pasando con Las Vascas. Chicas que no tienen nada que ver con el campo y que jamás hubieran pensado en usar una boina, encargan la suya y la usan con todo. En el campo por supuesto, con jeans en la ciudad, con el pelo recogido y con aros de noche, que es una opción que a mi me encanta. Hay variedad de formas de usarlas y combinarlas ¡y están todas bien! Porque lo que a vos te hace sentir linda y cómoda siempre está bien.

 



5 ideas para lucir tu boina​



Crédito: REX by Shutterstock

Trenza

La trenza y la boina somo como “agua para chocolate”. Un dúo infalible que permite lucir este accesorio son preocuparse por la cabellera. Solo basta tener a mano una gomita de pelo ¡y listo!

Crédito: REX by Shutterstock

Cola baja

La cola de caballo baja es la segunda idea de nuestro ranking para que luzcas tu boina, ya sea en el campo o en la ciudad. Tenés la opción de hacer tirante o más desarmada -casi despeinada- como esta.

Dove Shampoo Nutrición Óleo Micelar

Tip de la redactora: Si están notando tu melena más seca de lo usual, cambiá tu shampoo por un sistema de lavado como el Shampoo y Acondicionador Nutrición Óleo Micelar de Dove, que te lo deja liviano y limpio.

Crédito: REX by Shutterstock

Bella Hadid knows how

La modelo eligió a la boina para pasear por las calles de Londres. Se inclinó por un estilo discreto y recogió tu melena de forma tirante (creemos que con un rodete o cola alta), para cederle todo el protagonismo a su boina.

Crédito: REX by Shutterstock

Vintage

Apostá por un estilo vintage si tu melena es de tipo rizada. Armá unas finger waves en la zona frontal, con la ayuda de la Gel de Fijación Extra Firme de TRESemmé. Es un estilo perfecto para la noche y tu boina hará lo propio: ¡brillar!

Crédito: REX by Shutterstock

Pin up

Probá un look pin up para lucir tu boina. El jopo se encarga de ser el centro de atención de tu melena, para el cual necesitás unos ruleros -sí, como lo de antes- y unas horquillas. Te mostramos cómo hacer el jopo (y triunfar en el primer intento).