10 looks de pelo turquesa, logrados con distintas técnicas de coloración

Fantasía de color. 

Los colores fantasía para el pelo son nuestra debilidad. Rosa, naranja, azul, amarillo… todos sin excepción. Hoy analizamos el pelo turquesa.

Las celebridades lo adoran; a mujeres grandes y chicas les gusta por igual. Es por eso que hicimos una selección de ideas para que veas cómo queda y varía el tono conforme el tipo de pelo y técnica de coloración elegida.

pelo suelto turquesa
Un detalle. Crédito: Shutterstock

Dip-dye

No hay algo que nos guste más que ver cómo funciona la misma tonalidad de pelo en distintas texturas, largos y colores base. Empezamos con un dip-dye, una técnica por la cual se tiñen solo las puntas de color, como si se hubiesen metido en un tarro de pintura.

Nuestro tip: Antes de decolorar o teñir, te recomendamos preparar tu pelo. Claro que los cuidados deben continuar después para mantener el pelo sano. El tratamiento de tres pasos compuesto por la Máscara de Tratamiento Pre-Shampoo, el Shampoo y Acondicionador Regeneración TRESplex de TRESemmé es el indicado para cuidar el pelo dañado. Este sistema está diseñado para reparar los enlaces rotos de la fibra capilar.

bob en turquesa
En un bob. Crédito: Shutterstock

Tres tonos

Es importante destacar que si tu pelo es oscuro, para llegar al tono turquesa es imprescindible pasar por un proceso de decoloración. En este look, no solo están las raíces negras a la vista, sino que se hace una mínima transición con un tono verde.

pelo turquesa en recogido
De bajo mantenimiento. Crédito: Shutterstock

Raíces

El pelo turquesa admite el mismo efecto que el Nirvana Blonde, es decir, con las raíces negras a la vista. Es un estilo relajado, que requiere menos mantenimiento (léase, menos visitas a la peluquería para retocar las raíces).

pelo suelto turquesa
Mantenelo vivo. Crédito: Shutterstock

Pleno

Una salvedad que también debemos hacer sobre el pelo turquesa (sobre todo si elegiste un estilo saturado y pleno como este): necesita mantenimiento. Los tonos fantasía demandan una visita quincenal al colorista.

bob en turquesa
Nos gusta su bob. Crédito: Shutterstock

Mechas

Para dar más profundidad a tu pelo turquesa, podés optar por unas sutiles mechas de unos tonos más oscuros, como el azul. No necesariamente tienen que seguir un patrón. Dispersas, sobre todo de medio hacia las puntas, funcionan mejor.

pelo suelto turquesa
Kylie, marca tendencia. Crédito: Shutterstock

Aguamarina

Dentro del abanico de pelo turquesa, hay distintos matices. Este, en particular, vira más hacia el verde. Se ve igualmente brillante, cualidad que puede potenciarse con el uso de algún óleo, como el Óleo Nutritivo de Dove que, de paso, va a aportar la hidratación que todo pelo teñido necesita.

pelo suelto turquesa
Estilo descontracturado. Crédito: Shutterstock

Gastado

Este look de pelo turquesa se construyó sobre la base de un gris. Otra particularidad es que el tono se ve más lavado, no tan vibrante como los otros ejemplos. Este efecto puede surgir naturalmente después de varios lavados. Quizás lo busques intencionalmente, ya que queda genial.

pelo suelto turquesa
Muy casual Crédito: Shutterstock

Capas

Otro estilo que nos resulta interesante para llevar el pelo turquesa con gracia, es dejando la capa inferior oscura, del color natural. En el resto del pelo, podés combinar mechas turquesas que viren más al verde con otras que viren más hacia el azul.

bob en turquesa
Con mini flequillo. Crédito: Shutterstock

Pastel

Si preferís un tono más opaco y parejo, apostá por el pelo turquesa pastel. Este tono se lleva a la perfección con las pieles bien claras. Para muestra, basta esta imagen. Con mini flequillo, es un golazo.

pelo suelto turquesa
Mix de tonos. Crédito: Shutterstock

Sirena

El pelo sirena tiene sus adeptas y ella es una. Se trata de una combinación única de tonos azules y verdes, como sacados del océano. Este, en particular, podría ser de una sirena grunge, por el toque de las raíces.

Siguiente

Temas relacionados