Máxima calidez: llega la hora del color de pelo cobrizo (sí, antes del invierno)

Juliana | 19 enero 2018
×

dame fuego, dame dame fuego

Suele creerse que los colores rojizos solamente se pueden llevar en los meses de frío, pero venimos a probarte lo contrario porque llegó la hora del color de pelo cobrizo. Si nunca usaste el pelirrojo, no te asustes: este tono es muy sutil y menos drástico. Con una base naturalmente clara no hace falta decoloración, pero si tu cabello es más oscuro, el proceso va a ser diferente.

Nuestro tip: Tené en cuenta que para recuperar su aspecto saludable vas a necesitar usar productos que lo hidraten bien, ya que luego de la coloración el pelo tiende a resecarse mucho. Te recomendamos la Crema de Tratamiento Recuperación Extrema de Dove que nutre el cabello dañado y protege las fibras dejándolo suave y sedoso. Con una aplicación de la crema una vez por semana vas a lucir tu color de pelo cobrizo sin problemas.

Dove Crema de Tratamiento Recuperación Extrema

Cobrizo natural

La mejor forma de llevar el color de pelo cobrizo si recién te animás al cambio, es en un blend con castaño para que la transición no sea tan fuerte. Puede ser en forma de balayage o mechas y que el color se mezcle con tu tono natural. Esto también es bueno si no querés el compromiso ni el trabajo de decolorarte toda la cabeza.

Crédito: Indigital

Fuego vivo

Algunas pocas personas del mundo tienen la suerte de nacer con un color rojizo y hermoso como el fuego vivo, para el resto de los mortales existe la peluquería. Este color de pelo cobrizo refleja la luz como pocos y complementa los ojos claros de la mejor manera. No va a quedar mal con raíces crecidas, pero si querés un color uniforme vas a tener que retocarlas una vez por mes o cada dos meses, dependiendo de cómo crezca tu pelo. Una buena práctica para resaltar y además cuidar este color es usando el Óleo Elixir Oil Radiante de TRESemmé, que no solo le va a aportar brillo sino que también lo va a nutrir.

Crédito: Indigital

Un poco más oscuro

Si bien nos alejamos un poco del color de pelo cobrizo y este ronda más el bordó, sigue dentro del espectro y va muy bien con las complexiones que son más oscuras o tienen subtonos oliva o amarillento, mientras que los otros van mejor con los tonos rosados o más fríos. Un consejo para mantener el color vibrante y que dure más tiempo es mezclar un poco de la tintura con tu Acondicionador Recuperación Extrema de Dove (recordá siempre usar productos de la  misma  línea para mejores resultados, ya que están formulados para trabajar en conjunto). Lo dejás actuar por unos minutos y va a ayudar a que el color se lave menos y siempre esté perfecto.

Crédito: Indigital

¿Qué decís? ¿Te pasás al bando del cobrizo? Si aún lo estás pensando, quizás quieras sopesar otras opciones como alguna de las tendencias en color de pelo para este 2018.