Tinturarse en casa es una opción pero puede manchar: remové así los rastros

Angela | 26 julio 2018

Limpiá hasta el último rastro.

Lograste el color que querías, pero tu baño es más parecido a campo de juego de paintball que el recinto de un colorista pro. Además de tu melena, tus manos, sienes y frente tienen rastros del nuevo color. Tinturarse en casa es muy divertido pero tiene este lado b.

Te mostramos cómo remover, con simples trucos, las manchas de tintura que te quedaron en la piel.



Tips para tinturarse en casa sin quedar manchada de color



Protección

La raya, orejas, cuello, frente y sienes. Son los spots más propensos a mancharse con el color de la tintura. Si conocés estos lugares clave vas a poder protegerlos antes de empezar el proceso.

¿Tenés aceite de canola o aceite de coco? La vaselina también puede funcionar. Con ayuda de un algodón, pasá por estas zonas el aceite o la vaselina. Lo que ocurrirá es que funcione como una película protectora contra la tintura y además controla el frizz.

Tip de la redactora: Una vez por semana nutrí tu melena tinturada con la Máscara de Tratamiento Blindaje Platinum de TRESemmé que la protege de daños futuros.

TRESemmé Máscara de Tratamiento Blindaje Platinum

Dejala reposar

Si el lío ya está hecho, una de las formas de limpiar las inevitables manchas de tintura de la piel es “back to the basics”: con agua y jabón. Un truco infalible es dejar que la tintura sobre la piel se asiente. Sí, tal como lees. Entre más tiempo esté en la piel, será más sencilla de remover.  Esto se debe al aceite natural que produce nuestra propia piel ayuda a que se desprenda más fácil el pigmento.

Color saca color

Otro de los trucos infalibles para tener en cuenta a la hora de remover el color de la piel, es casi un mantra para no olvidar: tintura remueve tintura.

Cuando termines de aplicar la tintura sobre el pelo, guardá un poco del producto. Una vez cumplas el tiempo de espera indicado en el producto,  usá ese remanente y aplicalo en forma circular por las zonas manchadas como frente, raya, sienes y cuello. Luego enjuagá con abundante agua y notarás de inmediato que la mancha escandalosa ha desaparecido.