Tintura sin amoníaco: ponemos todas las ventajas y desventajas sobre la mesa

Desde la durabilidad hasta el daño, sopesamos todas las cuestiones para que puedas elegir tu tinte bien informada.

La tintura sin amoníaco se presenta como una opción de coloración menos agresiva, apta para personas alérgicas, con pieles sensibles e, incluso, embarazadas. Consultamos con dos expertos en color sobre su durabilidad, usos, poder cubritivo y más. Con esta información, ya podés poner en la balanza los pros y contras para elegir tu tipo de tinte sabiamente.

 

Qué función tiene el amoníaco en una tintura

El amoníaco es una sustancia química que se produce de forma natural en el cuerpo humano, en el suelo, el agua y el aire. Su carácter alcalino hace que tenga un efecto disolvente, por eso está presente en productos de uso diario.

En el caso de las tinturas, el amoníaco cumple la función de abrir la cutícula para que el color penetre más y, por ende, dure más.

Para quién se recomienda la tintura sin amoníaco

La tintura sin amoníaco se recomienda particularmente para las personas con alergias, con alguna irritación en la piel y para mujeres embarazadas, ya que es mucho menos agresiva. De todas formas, siempre es conveniente consultar primero con un médico.

También es recomendable hacer un test de sensibilidad 48 horas antes de aplicar la tintura. En caso de presentar algún síntoma de alergia o sensibilidad, lo más aconsejable no avanzar.

mujer de espaldas con pelo con ondas color rubio con balayage iluminado con tintura sin amoniaco
También para lograr un tono más arriba sin aclarar. Crédito: Shutterstock

Para qué sirve la tintura sin amoníaco

La tintura sin amoníaco cumple la misma función que cualquier otra. Lo que varía es la durabilidad, ya que no penetra en la cutícula de la misma forma que la tintura con amoníaco. La carta de tonos es más acotada y genera otro tipo de colores.

El estilista Diego Perla, dueño de Perla Estudio, aporta otra visión: “Yo uso las tinturas sin amoníaco para hacer baños de luz, tanto de balayage, iluminación y reflejos. ¿Por qué uso sin amoníaco? Es para sellar la cutícula. Le da una tonalidad por encima pero sin tanta durabilidad. Recomiendo entonces las tinturas sin amoníaco para las embarazadas y para las personas que quieran cambiar un tono de color de pelo sin la necesidad de aclarar tanto”.

Cómo se aplica y cómo toma el color con este tipo de tinturas

La tintura sin amoníaco se aplica de la misma forma que las tinturas convencionales. “Lo único que cambia es el tiempo de exposición. Normalmente, el tiempo de exposición de una tintura ronda los 40 a 60 minutos, dependiendo de la marca. En el caso de la tintura sin amoníaco, el tiempo de exposición es entre 20 a 30 minutos”, detalla Diego Perla.

En cuanto al color, la experta  en color Eugenia Perrone sostiene que tienen el mismo poder cubritivo que las demás tinturas. “Aunque varíe mucho de acuerdo a las mezclas que hagas, suelen ser más rojizas“, explica.

Cuánto dura la tintura sin amoníaco

La duración óptima de una tintura sin amoníaco es de un mes. Es cierto que los tonos se lavan más rápido pero también es cierto que el retoque puede esperar un poco más, ya que las raíces crecidas apremian menos. “Como la tintura sin amoníaco no tiene ese poder de llegar tan profundo en la cutícula, el color que genera es más suave y, por ende, el crecimiento es menos notorio. De ahí que pueda durar unos dos meses. En cambio, las tinturas con amoníaco alteran tanto el color de base que, al crecer, se marca una raya bien diferenciada, por lo que es necesario retocar al mes”, explica Diego Perla.

Cuán dañino es el amoníaco

Muchas personas prefieren evitar el amoníaco, acusando que deja el pelo frágil y deshidratado. “Si bien el amoníaco produce daño al igual que cualquier proceso químico, no es de lo que más nos tenemos que cuidar”, opina Eugenia Perrone. “La cantidad de volúmenes que uses en el oxidante es lo que va a producir mayor o menor daño. Una tintura puede mezclarse con agua oxigenada de 20 volúmenes mientras que una decoloración, con una de 40 volúmenes. Es decir, a mayor cantidad de volúmenes, mayor daño”.

Probá: el Shampoo y Acondicionador Regeneración Extrema de Dove, un sistema de lavado diseñado para pelo muy dañado, que sufre corte químico, que fue decolorado reiteradas veces, sometido a procesos químicos como coloración o alisados, o que sufre las consecuencias del uso excesivo de herramientas de calor. Este sistema, formulado con ingredientes activos regeneradores, nutre la fibra en profundidad y fortalece la estructura interna del pelo. Para completar tu rutina de cuidado, aplicá una vez por semana la Máscara 1 Minuto Factor de Nutrición 80 de Dove.

Siguiente