Esta guía te va a salvar: aprendé cómo cortar el flequillo recto en casa

¡Vos podés!

Si el flequillo ya se convirtió en una masa amorfa que dificulta la visual, es hora de hacer algo. La primera pregunta: ¿querés dejarlo crecer o volver a su estado anterior cuando era un flequillo con todas las letras? Si vas por la segunda opción, estamos para ayudarte. Armamos una guía sobre cómo cortar el flequillo recto a la que podés recurrir cuantas veces necesites.

Es tan simple que podés hacerlo en casa. No se requieren muchos elementos ni conocimientos avanzados de corte. Lo que sí te recomendamos es que te tomes un momento para hacerlo tranquila, sin apuro. Tomalo como un mimo personal. Ahora sí, el paso a paso para cortar el flequillo recto. ¡Arrancamos!

cortar el flequillo recto
La chica de las sombras es una fuente de flequinspiración. Crédito: Shutterstock

Lo que vas a necesitar

  • Un peine
  • Una tijera afilada (es importante que lo esté, eso marca una diferencia)
  • Clips

Para tener en cuenta

  • Los clips u horquillas son importantes para poder dividir el cabello en partes y asegurarte de no cortar diferentes cantidades o largos.
  • No sostengas el mechón que vas a cortar demasiado tirante: eso hace que el pelo se ubique más allá de lo que está todos los días y corrés el riesgo de que quede muy corto (dejamos los baby bangs para otra clase).
  • Antes de cortar el flequillo recto, lavalo, secalo y estilizalo de la forma en que solés hacerlo. Si partís del pelo mojado, de nuevo, puede quedar demasiado corto.

Cómo cortar el flequillo recto, paso a paso

Probá: el Shampoo Ritual Detox de Dove, con matcha y leche de arroz, que reduce el exceso de oleosidad y el daño causado por la polución. Aplicalo en el pelo mojado, masajeá y enjuaguá. Luego, aplicá el Acondicionador Ritual Detox de Dove.

  • Secalo y estilizá el cabello como lo hacés de costumbre. Prestá atención al flequillo: no le des una forma excepcional sino la que usás con más frecuencia en el día a día. Si necesitás que esté más maleable, usá la Crema para Peinar Bomba de Argán de Sedal, que deja el pelo suave, con brillo y más fuerte.
  • Marcá con el peine los límites de tu flequillo, que quede bien clara la zona que vas a cortar.
  • Vayamos por partes: usá horquillas para sostener la mitad del cabello mientras cortamos la otra parte.
  • Peiná hacia abajo y sostené el cabello con tus dedos índice y mayor de la mano menos hábil. Apoyá los dedos en el puente de la nariz (a la altura de las cejas) y dejá que el flequillo pase, desde allí, como mucho 2 centímetros.
  • Llevá el flequillo hacia arriba, para cortar lejos de la cara: ubicá la tijera a 45 grados y visualizá una línea recta por la que vas a pasar. Te conviene seguir la línea que trazó tu estilista en la última visita al salón.
  • Peiná hacia abajo y mové suavemente las puntas con los dedos para separarlo y evaluar la longitud. Buscá que quede parejo (¡se supone que estamos aprendiendo cómo cortar el flequillo recto!) en todo su ancho.
  • Si es necesario, repetí. Andá de a poco, ¡es mucho mejor cortar de menos que de más!

Siguiente