Guía completa para un cabello sano. ¡Tomá nota!

Juliana | 09 julio 2018

Sí, es posible.

Para tener un cabello sano hay que seguir una rutina muy cuidadosa. En los tiempos del secador, la planchita y la permanente, el daño está a la orden del día y son pequeños los cambios que hay que hacer para poder conseguir una melena increíble.

Además, los procesos químicos como la tintura junto con el sol o los climas muy fríos también pueden dañarlo. Tomar poca agua o no consumir los suficientes nutrientes hace que el pelo se debilite y se vea opaco y quebradizo.

Ésta es la guía completa que tenés que seguir para tener un cabello sano, suave y brillante. No se necesitan de costosos tratamientos en la peluquería sino de algunos cambios de hábitos, te prometemos que vale la pena.



Guía completa para un cabello sano



¿Cuáles son los fundamentos de un cabello sano? Hidratación, movimiento, fortaleza, brillo y suavidad. Parece utópico pero es cuestión de ajustar algunos tornillos nada más.

Crédito: Indigitalimages.com

Controlar la cantidad y el tipo de producto

Uno de los problemas más comunes cuando hablamos del cabello sano es el mal uso de los productos tanto para lavar como para peinar. Usar productos que no son los que nuestra melena necesita y además, usar mucho más de lo recomendado, puede llevar a un cabello grasoso y opaco.  No enjuagar lo necesario también hace que podamos desarrollar caspa por la acumulación de residuos en el cuero cabelludo.

Por esto es muy importante reconocer los problemas  de nuestro pelo para poder usar productos acorde y en la medida justa. Shampoo para rulos si tenemos rizos, acondicionadores especiales para cabello teñido, etc.

Nuestro tip: El Shampoo y Acondicionador Miel Anti-Quiebre de Sedal va a ayudar a tu pelo a darle fuerza, brillo y suavidad a tu melena. Si tenés el cabello dañado, es muy importante usar productos que sirvan para repararlo.

Crédito: Indigitalimages.com

Cepillá y masajeá siempre

Otro punto importante para tener el pelo sano es el cepillado y el masajeado del cuero cabelludo. El cepillado sirve para distribuir los aceites naturales del pelo y mantenerlo siempre hidratado, además de eliminar los cabellos que se hayan caído. Es fundamental saber que para peinar hay que empezar de abajo hacia arriba para no quebrar el pelo.

Por otro lado, los masajes capilares sirven para la estimulación de sangre en el cuero cabelludo y su mayore crecimiento

Adoptar acondicionamientos profundos

Los acondicionamintos profundos son esos que se dejan por más tiempo en el pelo, desde 10 minutos a toda la noche, dependiendo del tratamiento. Lo mejor es incorporar a nuestra rutina de belleza una crema de tratamiento como puede ser la Recuperación Extrema de Dove y usarla una vez a la semana para nutrir el cabello y dejarlo suave y manejable.

Crédito: Indigitalimages.com

Tomá mucha agua

Pero el cuidado del pelo no viene solo de los productos sino también desde nuestro estilo de vida. Es fundamental para tener un cabello sano tomar mucha agua, consumir proteínas suficientes y evitar los malos hábitos como el cigarrillo.

Evitá el quiebre

El pelo se quiebra más de lo que desearíamos; para que esto no pase las fibras deben estar fuertes pero mientras tanto hay cosas que se pueden hacer para que se rompa lo menos posible. Dejar las colitas de pelo de lado y cambiarlas por scrunchies es lo mejor ya que los elásticos muy apretados rompen nuestro cabello.

Por otro lado, frotar la toalla al secar el pelo hace que las fibras se rompan, ya que mojadas se encuentran en su estado más vulnerable. Por otro lado, pensá en cambiar tu funda de almohada por una de seda que genera menos fricción en el pelo y por lo tanto menos quiebre.

Cuidado con el calor

Por último tenemos que hablar de las herramientas de calor: estas, al igual que los tratamientos químicos como la decoloración y la tintura, lastiman el pelo. Lo recomendable es usar la menor cantidad de calor posible en el pelo y sino, aplicar siempre protectores térmicos para protegerlo.