Te contamos cómo hacer un masaje capilar en casa

Creá un momento de relax.

Un masaje capilar ofrece un momento de relajación pero, además, ayuda a una mejor circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Esto se traduce en más oxígeno y nutrientes en los folículos pilosos. Como el resto del cuerpo, el cuero cabelludo puede acumular tensiones ocasionadas por el estrés. Por eso, te recomendamos dedicar unos minutos diarios a realizar un masaje de este tipo.

Y acá vale una aclaración: el masaje capilar no garantiza un mayor crecimiento del pelo ni detiene la caída. El estrés sí puede ser el causante de la pérdida del pelo. Así que nuestra recomendación es crear un espacio de relax beneficioso en más de un aspecto.

masaje capilar
Es importante usar las yemas para no lastimar el cuero cabelludo. Crédito: Shutterstock

Podés hacerlo tanto con el pelo seco o húmedo, incluso en la ducha. Eso sí, asegurate de tener las manos limpias para no llenar de residuos al cuero cabelludo. Este técnica se realiza con la yema de los dedos y se basa en pequeños movimientos circulares, aplicando una ligera presión en el cuero cabelludo.

Para realizar el masaje capilar, te recomendamos apoyar los codos sobre una mesa, inclinando la cabeza hacia abajo. Colocá una mano de cada lado y separá bien los dedos. Con la yema de los dedos, empezá por la nuca y continuá hacia la coronilla. Continuá durante 4 a 5 minutos. Lo ideal es repetir este masaje dos o tres veces por semana.

El masaje capilar se desaconseja en personas con pelo graso, para evitar estimular la glándula sebácea. Por otro lado, si sufrís de picazón en el cuero cabelludo o está irritado, te recomendamos consultar antes con un especialista.

Nuestro tip: Si lo de arriba es tu caso, te recomendamos adoptar un sistema de lavado que purifique el pelo y regule el exceso de oleosidad. El Shampoo y Acondicionador Ritual Detox de Dove apunta justamente a esto y lo hace a través de una fórmula enriquecida con matcha (ingrediente de origen japonés conocido por sus propiedades antioxidantes) y leche de arroz.

Ayuda extra

Una buena forma de complementar este masaje capilar es eligiendo un cepillo adecuado y desenredando de forma gentil. Sin tironeos, el cuero cabelludo se resiente menos. Claro que podés contribuir usando los productos adecuados y adoptando, por ejemplo, una crema para peinar que te haga la tarea de desenredar más fácil. A nosotras nos encanta la Crema para Peinar Antifrizz de TRESemmé, que no solo te va a dejar el pelo más maleable para peinarlo sino también va a mantener alejado el frizz durante 48 horas. Aplicala de medio a puntas, evitando la raíz. Tranquila, su textura sérum superligera no te va a dejar el pelo pesado sino todo lo contrario.

Siguiente

Test de Pelo