Detox capilar: una rutina de 3 pasos para darle un descanso a tu pelo

El cabello también necesita una pausa.

Las rutinas diarias pueden estresar el pelo y dañarlo. Por eso, un detox capilar es necesario de tanto en tanto. Es la forma de que el pelo recupere fuerza, suavidad, brillo y movimiento natural. Armamos un plan para desintoxicar el pelo al que podés recurrir cuando tu melena lo requiera.

Un detox capilar es un tratamiento que permite purificar el pelo de los residuos de producto que pueden haber quedado acumulados, de la polución y suciedad del ambiente, de las células muertas, de la grasa y el sudor. Es una pausa en la rutina diaria para que el pelo descanse, se fortalezca, recupere brillo y suavidad.

Los pasos fundamentales del detox capilar son: la exfoliación del cuero cabelludo, la limpieza y la humectación. Por supuesto, hay otros cuidados para tener en cuenta, que tienen que ver con el uso de herramientas de calor como el secador de pelo, entre otras cuestiones que vamos a detallar a continuación.

detox capilar lavado
La salud de tu pelo depende de tu cuero cabelludo. Crédito: Rupert Laycock

Las residuos que se acumulan en el cuero cabelludo y en el pelo impiden una correcta oxigenación. Esto genera un desequilibrio que puede conducir, por ejemplo, a la caída del cabello.

Entonces, la limpieza profunda que proporciona el detox capilar es fundamental para un pelo sano y radiante. Viene a recuperar el equilibrio y la oxigenación necesaria para hacer crecer el pelo.

La frecuencia con la que lo hagas va a depender de las necesidades de tu pelo. Atendé a las señales que te da: si te cuesta mucho desenredar el pelo, si lo sentís apelmazado o muy graso, si está frágil y reseco, o si lo sometiste a tratamientos químicos como alisado y/o decoloración, probablemente necesite un detox.

detox capilar exfoliación del cuero cabelludo
Creá tu exfoliante a base de ingredientes naturales. Crédito: Shutterstock

1- La exfoliación

La exfoliación del cuero cabelludo puede ayudar a prevenir problemas como la caspa o la picazón. Es un paso esencial para descongestionar el cuero cabelludo y facilitar su oxigenación. Al exfoliar, se remueven células muertas, se eliminar los residuos de producto acumulados, se controla el exceso de sebo y se limpia.

¿Cómo exfoliar? Para empezar, vas a necesitar un exfoliante. Es muy fácil crear uno en casa con ingredientes que seguro tenés a mano. Algunas combinaciones posibles: aceite de oliva extra virgen con azúcar, aceite de coco y café, avena con azúcar morena. Primero, cepillá el pelo en seco. Luego, humedecé el pelo y aplicá este exfoliante, haciendo un suave masaje capilar. Ojo, usá la yema de tus dedos, no las uñas. Esto, además, va a estimular la circulación sanguínea. Primer paso del detox capilar, listo.

2- La limpieza

Como te imaginarás, la ducha es un buen lugar para realizar un detox capilar. Elegir un sistema de lavado con ingredientes purificantes y antioxidantes es la opción más acertada para garantizar una limpieza efectiva. El té verde o matcha, por ejemplo, es infalible. Para lavar bien el pelo, aplicá primero el shampoo sobre el pelo húmedo y masajeá bien. Enjuagá y aplicá el acondicionador de medio a puntas, dejalo actuar al menos un minuto y volvé a enjuagar, esta vez con agua tibia o, mejor aún, fría para sellar las cutículas y potenciar el brillo.

Probá: el Shampoo y Acondicionador Ritual Detox de Dove, un sistema de lavado inspirado en los rituales de belleza de Japón. Este sistema está formulado con matcha (conocido por su poder antioxidante, purificante y rejuvenecedor) y leche de arroz. Ayuda a reducir el exceso de oleosidad y el daño causado por la polución.

3- La humectación

El último paso del detox capilar es la humectación. Acá podés recurrir a mascarillas de ingredientes naturales como el aloe vera o, bien, adoptar una crema de tratamiento bien nutritiva y humectante. Sea cual sea la opción que elijas el procedimiento es similar: se aplica de medio a puntas, podés peinar para distribuir bien el producto, se deja actuar (los minutos van a variar de acuerdo a la mascarilla que hagas) y se enjuaga. El resultado también es similar, vas a notar el pelo más suave, más fácil de desenredar, más dócil y con más brillo.

Probá: la Crema de Tratamiento Hidrata de Sedal, cuya fórmula con aloe vera y miel ayuda a humectar el pelo en profundidad y fortalecerlo, sin dejarlo pesado. Aplicala de forma pareja sobre el pelo limpio y húmedo, de medio a puntas, dejala actuar de uno a tres minutos y enjuagá.

detox capilar de herramientas de calor
Descansá también de las herramientas de calor. Crédito: Rupert Laycock

Detox capilar: otros cuidados

Recordá que este descanso implica también abandonar por unos días las herramientas de calor. Sí, dejá que el pelo se seque al viento. Aprovechá para limpiar el secador de pelo, la planchita y la rizadora. Su limpieza es importante para no volver a depositar esos residuos en tu pelo. De igual forma, te alentamos a limpiar tus cepillos de pelo.

Por otro lado, evitá los peinados tensos y los elásticos convencionales. Podés reemplazarlos por scrunchies que son mucho más gentiles con el pelo y no generar la fricción que desencadena el quiebre.

También ayuda dormir con el pelo suelto y seco, sobre una funda de algodón o satén (ergo, menos fricción, menos frizz).

Siguiente