Cómo lavar el pelo graso y qué cuidados tener para reducir la oleosidad

Guía práctica para armar tu rutina de cuidado.

¿Cómo lavar el pelo graso? La clave está en regular el exceso de sebo que produce el cuero cabelludo y mantener equilibrado su pH. Hay muchos factores que causan la grasitud, entre ellos, el uso de productos incorrectos.

En esta nota, te contamos qué causa el pelo graso, cómo lavar el pelo graso, cuáles son los productos más convenientes para usar y qué otras consideraciones deberías tener.

como lavar el pelo graso
Tus hábitos pueden causar el pelo graso. Crédito: Indigitalimages.com

Naturalmente, el cuero cabelludo produce aceites que protegen nuestro pelo y lo mantienen saludable. Sin embargo, ese nivel de producción puede verse alterado por diversos factores. A continuación, algunas de las causas del pelo graso.

Tocarse el pelo demasiado

Este gesto que parece inofensivo es, en verdad, el responsable de transferir la suciedad y grasitud de las manos al pelo.

Cepillado excesivo

Cepillar el pelo demasiado puede, al principio, dar como resultado un pelo brilloso. A la larga, en cambio, estimula la producción de sebo. Nuestra recomendación: cepillá cuando sea necesario, para desenredar el largo y las puntas.

Cepillo sucio

Para reforzar el punto anterior, tenemos que decirte que el cepillo acumula suciedad: no solo resto de productos sino también polvo. Cepillar con un cepillo sucio, va a dejar tu pelo… sucio. Asegurate entonces de limpiar los cepillos con regularidad.

Uso de producto inadecuado

Si tenés el pelo graso, quizás estés eligiendo productos que no son compatibles con tu tipo de pelo. Optá por fórmulas ligeras, con ingredientes purificantes. Una pista: los productos nutritivos con óleos entre sus componentes están diseñados para pelo seco y opaco.

Si usás mucho shampoo en seco y productos de styling, estos pueden quedar acumulados en el cuero cabelludo. En este caso, la recomendación es hacer un detox.

como lavar el pelo graso
Elegí productos específicos para pelo graso. Crédito: Shutterstock

La elección de productos

Por lo general, los productos que apuntan a conseguir más brillo, humectación y nutrición están diseñados para pelo normal a seco. Entonces, lo primero para conquistar el arte de cómo lavar el pelo graso es elegir productos para pelo graso. Estos suelen presentarse con fórmulas ligeras e, incluso, micelares. Prestá atención a los ingredientes. El té verde y los cítricos, por ejemplo, son conocidos por sus propiedades purificantes.

La temperatura del agua

La temperatura del agua a la hora de lavar el pelo es importante. En pocas palabras, evitá el agua caliente. ¿Por qué? Si bien el agua caliente logra disolver bien la suciedad y grasitud del cuero cabelludo, también estimula la producción de sebo y abre las cutículas (lo que favorece que la suciedad penetre en la fibra capilar). Mejor lavá con agua tibia para una limpieza efectiva y enjuagá el producto con agua fría para sellar las cutículas.

Aplicación de productos

Este es uno de los puntos más cruciales para aprender cómo lavar el pelo graso. Por un lado, está el factor de la cantidad de producto utilizado. Claro, esto va a depender de la extensión de tu pelo, pero el equivalente al tamaño de una nuez para el shampoo y el equivalente al tamaño de una pelotita de golf para el acondicionador es suficiente. Ahora, cómo lo aplicás también afecta a tu pelo. Asegurate de cubrir toda la cabeza con el shampoo y masajear con la yema de los dedos el cuero cabelludo para limpiar cualquier residuo que puede haberse acumulado. La forma correcta de aplicar el acondicionador es desde la mitad de tu extensión hasta las puntas, evitando las raíces.

Frecuencia de lavado

El pelo graso no se limpia mejor por la cantidad de veces que lo laves sino por cómo lo hagas. El exceso de grasa puede dar la sensación de que está sucio cuando en realidad no lo está y, de hecho, lavarlo en exceso puede ser contraproducente, ya que puede fomentar una sobreproducción de sebo en las raíces.

El resto de la rutina capilar

Si solés aplicar mascarillas o baños de crema una vez por semana o, incluso, más, te recomendamos elegir un productos formulados para pelo graso. Al aplicarlos, es importante que evites las raíces.

Por otra parte, un bien hábito para personas con pelo graso es exfoliar el cuero cabelludo al menos una vez por semana. Podés hacerlo con ingredientes naturales. Esto te va a garantizar una limpieza profunda del cuero cabelludo. Eso sí, al terminar, lavá bien el pelo para que no queden restos del exfoliante.

Primero lo primero: usá un shampoo y acondicionador especialmente formulado para pelo graso, acá te mostramos nuestros preferidos.

1

Dove Shampoo Ritual Detox

 

La fórmula del Shampoo y Acondicionador Ritual Detox de Dove está enriquecida con matcha y leche de arroz, dos ingredientes con propiedades antioxidantes y purificantes. Este sistema ayuda a reducir el exceso de oleosidad y el daño causado por la polución.

 

2

TRESemmé Shampoo Detox Capilar

Té verde, jengibre y proteína de trigo se conjugan en la fórmula del Shampoo y Acondicionador Detox Capilar de TRESemmé para purificar el pelo. Este sistema es perfecto para darle un respiro al pelo. Además, no contiene parabenos ni colorantes.

3

Sedal Shampoo Hidratación Micelar

Para aquellas personas con pelo graso en las raíces y puntas secas, recomendamos el sistema de lavado compuesto por el Shampoo y Acondicionador Hidratación Micelar de Sedal, para pelo mixto. Limpia de forma eficaz y delicada, sin resecar las puntas, aunque sí nutriéndolas para dejarlas suaves y con movimiento.

Siguiente