Seis rodetes fáciles, muy fáciles, para todos los días

Juliana | 02 noviembre 2018
×

Por algo los básicos no pasan de moda…

Dominar estos rodetes fáciles nos va a servir para salir del apuro en cualquier situación. Resulta que el rodete es el peinado comodín por excelencia. Funciona para todo: entrenar, ir a la facultad, al trabajo, a fiestas o simplemente para cuando no queremos tener el pelo suelto.

Hay distintos tipos de rodetes fáciles. Dime para qué lo necesitas y te diré qué rodete usar. En esta lista especial te mostramos seis opciones. Nada de peinados complicados e imposibles de lograr, vamos a lo básico.



Top 6 de rodetes fáciles para salir del apuro



rodetes fáciles taylor hill
Nuestro mejor amigo, compañero de aventuras. Crédito: REX by Shutterstock

El de siempre

Para empezar con los rodetes fáciles tenemos que hablar del top knot, es decir, ese que siempre nos hacemos cuando queremos tener el pelo arriba y la cara despejada. No importa si no es perfecto o prolijo, lo que hay que hacer nada más es una cola de caballo en la corona de la cabeza y enrollar el pelo sobre sí mismo para crear el rodete. Para ayudarte, podés tirar la cabeza hacia abajo.

TRESemmé Shampoo Detox Capilar

Nuestro tip: Dale un descanso a tu pelo con el Shampoo y Acondicionador Detox Capilar de TRESemmé que, al no tener parabenos ni sulfatos, limpia tu cabello de una forma suave y gentil.

rodete con dona
El más formal de todos. Crédito: REX by Shutterstock

Con dona

Las donas o donuts para el pelo son piezas de goma espuma que se usan para crear este tipo de rodetes bien redondos y armados. Son un gran apoyo para las chicas que tienen el pelo fino o no muy abundante porque proporciona volumen y forma. Además son muy fáciles de usar. Probá haciendo un rodete bajo o low bun como este.

rodete batido rodetes fáciles
Algo despeinado y con un jopo sutil. Crédito: REX by Shutterstock

Messy bun

Otro de los rodetes fáciles y clásicos es el messy bun o rodete despeinado. Empezá batiendo la coronilla y rociá con la Laca Fijación Extra Firme de TRESemmé para generar volumen. Luego, atá el pelo y hacé un rodete como siempre pero tirá un poco de las secciones para que quede desarmado y flojo sin perder la forma. Agregá más laca y listo.

rodetes fáciles bajo
Bien bajo. Crédito: REX by Shutterstock

Rodete bajo

Para las chicas con pelo corto o fino, este rodete bajo es ideal. Es un look chic, prolijo y simple que se puede adaptar a muchas situaciones como una entrevista de trabajo o un evento más formal de noche. Asegurate que la base esté lisa y suave, va a hacer toda la diferencia. Para eso, podés lavarlo con el Shampoo y Acondicionador Ritual Liso y Nutrido de Dove.

mujer rubia con rodetes fáciles
En otra dirección. Crédito: REX by Shutterstock

De costado

Una vuelta de tuerca a los rodetes fáciles es cambiar el eje. O sea, sacarlo del centro para llevarlo hacia un costado. Empezá haciendo una cola de caballo tirante de costado y separá un mechón del pelo. Luego, hacé el rodete como más te guste, que puede ser con trenza para tener textura, simple o como prefieras. Y con el mechón que separaste envolvelo para tapar el elástico y emprolijar un poco el resultado final.

perfil mujer rodetes fáciles
Crédito: REX by Shutterstock

Hacia atrás

Esta es la versión prolija del primero de nuestros rodetes fáciles. Para imitarlo, llevá todo el pelo hacia atrás. No estaría mal agregarle el condimento del wet look para darle un aire aún más sofisticado. También podés recurrir a la magia del baby hair, tan de moda por estos días.

Leer más