Las lecciones de autocuidado y pelo que las editoras de ATH aprendieron este año

Estos son los nuevos hábitos que adoptaron nuestras editoras durante 2020.

No hace falta decir que 2020 fue un año distinto y difícil para muchos. A medida que se acerca su fin, esperamos con grandes expectativas el nuevo año y aprovechamos también para mirar hacia atrás con una mirada más positiva.

Reunimos a nuestras editoras de todo el mundo para que nos compartan sus nuevos hábitos capilares y los consejos de cuidado personal que aprendieron durante 2020 y que permanecerán con ellas el siguiente año.

mujer de pelo corto lacio sonriente
Mariana Meggiolaro, Editora, ATH Argentina

Mariana Meggiolaro, Editora, ATH Argentina

“Pasar tanto tiempo en casa me hizo notar la cantidad de plásticos que consumimos y desechamos a diario. Así que compartí esto con mi familia y empezamos a tomar decisiones de compras más inteligentes. Le enseñé a mi hija de 2 años qué son los plásticos de un solo uso y empezamos a recolectarlos para llevar a una fundación que se dedica a transformarlos en eco-ladrillos. En este despertar sustentable, también cambié mucho mi alimentación (¡voy hacia una dieta basada en plantas!).

Al principio de la cuarentena, reconocí uno de los primeros síntomas del estrés en mi pelo. Encontraba hebras por toda la casa, así que tomé esto como una oportunidad para crear una rutina capilar más simple pero efectiva. A diferencia de muchas personas, no experimenté con autocortes o tinturas. En cambio, le di un recreo al secador de pelo e hice lo mismo con los productos de styling. Así que me enfoqué en limpiar profundamente mi cuero cabelludo y pelo. Ahora está más brillante y suave, como lo tenía de chica”.

 

Nuestro tip: Si querés limpiar profundamente tu cuero cabelludo y pelo, adoptá un sistema de lavado purificador como el del Shampoo y Acondicionador Carbón Activado + Peonías de Sedal. Este ayuda a absorber las impurezas y a mantener el pelo hidratado durante todo el día.

mujer con rasgos asiáticos y pelo largo lacio
Erin Mizuta, CCO, ATH Brasil

Erin Mizuta, CCO, ATH Brasil

“Como casi todos, tuve que adaptar mi rutina para trabajar desde casa y no tener que desplazarme, así que trato de caminar al menos 15 minutos por día alrededor de la cuadra para hacer algo de ejercicio. A medida que me sentí más descansada, empecé a despertarme más temprano y leer al sol antes de comenzar el día. Y como tiendo a sumergirme en el trabajo durante horas, adopté un recreo de 15 a 20 minutos a la tarde, es refrescante.

Quería un cambio en mi pelo, con un corte bob largo por aquel entonces, pero no tenía nada en mente. La cuarentena vino con una resolución: como no podía ir a la peluquería, decidí dejar crecer el pelo. Me gustó el resultado, hacía bastante que no tenía el pelo tan largo y sin flequillo. Empecé a usar máscaras de tratamiento cada dos semanas y a secarlo menos. También incorporé las cápsulas de omega 3, no solo para el pelo, sino también para mantenerme fuerte.

Me animé a probar nuevos peinados y ahora recurro a las trenzas o a las hebillas para evitar que el pelo caiga sobre mi cara mientras estoy trabajando”.

mujer con media melena castaña suelta y labios pintados de rojo
Carolina Maggi, Editora, ATH Brasil

Carolina Maggi, Editora, ATH Brasil

“Cuando empezó la cuarentena estaba muy estresada y no me podía enfocar en nada, ni en el trabajo ni en ver una película en Netflix. Entonces, para hacer que todo se sienta más “normal”, creé una rutina de home office y empecé a practicar yoga todos los días. Pretendo mantener esta rutina incluso después de la pandemia. Me hace sentir mental y físicamente mejor.

Antes de la cuarentena ya estaba dejando crecer mi pelo. Lo tuve corto por mucho tiempo y decidí hacer un cambio. Con todos los salones de belleza cerrados, fue fácil no caer en la tentación de un corte de pelo impulsivo. Sí empecé a dejar que mi pelo se seque al natural y a usar una crema para peinar para mantenerlo hidratado”.

mujer sonriente con corte pixie largo
Monique Garcia, Editora, ATH Brasil

Monique Garcia, Editora, ATH Brasil

“Leer siempre fue una de mis verdaderas pasiones pero, en cuarentena, tuve la oportunidad de usar el tiempo que me tomaba ir al trabajo para sumergirme de lleno en mis libros favoritos. Hoy, más que nunca, estoy también trabajando en manejar mi ansiedad y enfocar mi energía en lo que sí puedo cambiar.

Más días puertas adentro me hicieron prestar más atención a mis propias necesidades, entre las que se encuentra mi pelo. Tuve reflejos durante años y no podía esperar más para cortarlo y recuperar 100 % mi pelo natural. Verlo tan sano de vuelta me motivó enseguida a cuidarlo mejor. Ahora no puedo pasar una semana sin hacer un acondicionamiento profundo para hidratarlo. Las tardes de domingo se transformaron en el mejor momento para un baño relajante y para cuidar mi pelo. Estoy feliz de decir que nunca vi mi pelo tan saludable como ahora”.

Probá: la Crema de Tratamiento Hidrata de Sedal, enriquecida con aloe vera y miel, ayuda a combatir el pelo reseco. No solo hidrata el pelo sino que ayuda a fortalecerlo.

mujer sonriente de pelo corto lacio tipo corte bob
Fernanda Kuri, Editoria, ATH México

Fernanda Kuri, Editora, México

“Dado que la pandemia me llevó a trabajar desde casa, quizás de forma permanente, decidí mudarme a un departamento que pudiera llamar mío, en mi barrio favorito. Después de seis años viviendo en esta ciudad, ¡finalmente estoy lista para echar raíces! Amoblar y decorar mi espacio ha sido una aventura inesperada y un proyecto que me ayudó a mantenerme positiva.

Al principio de la cuarententa, mi pelo fino se veía apagado y lo sentía saturado. Decidí ir por una rutina de pelo minimalista y adopté fórmulas con ingredientes naturales y libres de siliconas. Le di un respiro a las herramientas de calor y aprendí a hacer nuevos peinados. También me deshice de los últimos vestigios de mi antiguo color. ¡Ahora mi pelo está suave y brillante!

mujer de pelo largo con ondas color negro tocándose el pelo
Elizabeth Almazán, Redactora, ATH México

Elizabeth Almazán, Redactora, ATH México

“La cuarentena me hizo entender el valor de la paciencia. Esta temporada me recordó la importancia de compartir tiempo de calidad con los que más quiero y tomarme un tiempo para cuidarme física y mentalmente. Aprendí que vivir con calma es el mejor regalo que uno se puede dar a sí mismo.

¡Este año tuve la más grande revelación sobre mi pelo natural! Entendí que es único y hermoso a su manera. Aprendí a cuidar de mi pelo y a resaltar mi estilo natural. Ahora me siento segura y confiada para llevarlo suelto. Definitivamente, durante la cuarentena descubrí qué empoderador es amar a tu pelo”.

mujer con corte bob con ondas y mano sobre la cara
Grace Herrera, Editora Digital, ATH México

Grace Herrera, Editora Digital, ATH México

“Cuando arrancó la cuarentena estaba muy estresada y me costaba ver el lado positivo de las cosas. Entonces decidí cambiar la perspectiva y hacer estas cuatro cosas a diario: hacer algo que me de alegría y paz, crear nuevo contenido, hacer algo que me haga reír, y hacer algo que ayude a mi crecimiento personal. Esto me hizo sentir mejor; mental, física y profesionalmente.

Este año aprendí cómo cuidar bien mi pelo. Solía hacer un nuevo corte de tanto en tanto y me encantaba experimentar con mi pelo solo por diversión. Ahora volví a la base y me pelo está más fuerte y sano”.

Siguiente

mujer de pelo rubio largo y lacio haciendo una selfie
Beth Strong, Editora, ATH Reino Unido

Beth Strong, Editora, Reino Unido

“Durante la primera cuarentena hice un tablero de visión por primera vez y me convertí totalmente. Me sorprendió lo mucho que se ha materializado (a pesar del Covid) y, aunque mucho de lo que está ahí son metas más a largo plazo, me sirvió para enfocarme en lo que quiero lograr.

En cuanto a mi pelo, adopté un enfoque más de adentro hacia afuera, asegurándome de obtener los nutrientes adecuados para que mi pelo crezca y se fortalezca. Esto incluye tomar un suplemento de biotina y aumentar mi ingesta de proteína, comiendo más huevos, legumbres y vegetales. No solo mi pelo empezó a crecer más rápido sino también mi uñas”.

mujer de pelo afro tocándose el pelo
Amra Markic, Editora Digital, ATH Reino Unido

Amra Markic, Editora Digital, ATH Reino Unido

“Tuve que tomar conciencia de lo que consumo, tomando descansos regulares de las redes sociales y días de cuidado personal. Aprendí a darme más tiempo a mí misma y me encantó leer libros de autoayuda y escuchar podcasts sobre bienestar.

Cualquiera que me conoce, sabe que uso siempre box braids. Sin embargo, durante la cuarentena, cuando eso no era una opción, tuve que aprender a cuidar mi pelo natural y darle el amor que se merece. Darme un descanso de las trenzas y tener el tiempo para aprender sobre mi tipo de pelo me hizo ganar seguridad y perder el miedo de usar mi pelo tal cual es, lo que nunca creí que iba a sentir”.

mujer con rasgos asiáticos con media melena castaña y raya al medio con pelo suelto
Eunice Lucero-Lee, Editora General, ATH Estados Unidos

Eunice Lucero-Lee, Editora General, ATH Estados Unidos

“Gané más tiempo para mis intereses introspectivos, como hacer lecturas espirituales para mí y para algunos de mis amigos más cercanos; esto me ayuda a estar en contacto no solo con las energías del día sino también a sintonizarme desde adentro. Junto con la práctica de yoga y pilates (¿quizás meditación trascendental en 2021? Veremos), diría que salvó mi salud mental durante los momentos más oscuros que tuvimos este año.

Para bien o para mal, tomé la cuarentena como una oportunidad para hacer la transición hacia mi color de pelo natural por primera vez en seis años. Mi pelo nunca se sintió así de sano y mi textura natural volvió con toda su fuerza. Estuve reforzando este estado virgen con frecuentes exfoliaciones del cuero cabelludo (¡la descamación y la opacidad causadas por el estrés de la pandemia son reales!) y acondicionamientos profundos dos veces al mes. También reservé un turno para cortarme el pelo en años para finalmente deshacerme de las puntas dañadas y darle forma a mi ya crecido bob. ¡Encantada con volver a ser castaña y darle a mi melena un merecido descanso de la decoloración!”.

 

Nuestro tip: si tenés el pelo dañado por tratamientos químicos como la decoloración, armá una rutina que ayude a repararlo. Te recomendamos lavar el pelo con el Shampoo y Acondicionador Regeneración Extrema de Dove, un sistema regenerador que brinda la nutrición profunda que el pelo necesita. Y, al menos una vez por semana, aplicar la Máscara 1 Minuto Factor de Nutrición 80 de Dove.

mujer de pelo largo lacio negro con raya al medio
Miriam Herst, Editora de Belleza, ATH Estados Unidos

Miriam Herst, Editora de Belleza, ATH Estados Unidos

“Antes de la cuarentena, me solía sentir culpable por depender de un café como desayuno y combustible para mi viaje y una mañana entera de trabajo. Trabajar desde casa me obligó a reconsiderar mis elecciones alimentarias y me convertí en una máquina de hacer smoothies. He notado una diferencia en mi energía y mi estado de ánimo y ya no concibo volver a los días pre-batidos.

Estoy tan emocionada como sorprendida de decir que no toco una herramienta de calor desde principios de septiembre. Dos meses es mucho para una amante compulsiva de la buclera. Además de esforzarme por usar regularmente un exfoliante para el cuero cabelludo y un tratamiento de acondicionamiento profundo, este nuevo amor por el secado al natural hace que mi pelo se sienta más suave y sedoso que nunca”.

mujer de frente con media melena tocándose el pelo
Milena Prinzi, Editora General, ATH en Estados Unidos en Español

Milena Prinzi, Editora General, ATH Estados Unidos en Español

“Más que adoptar nuevos hábitos, tomé la determinación de mantener aquellos que adoptado antes del Covid-19. No me descarrilé en cuento a mi rutina de ejercicios, lectura, sueño y alimentación. He vigilado de cerca mi ansiedad y, en cambio, puse el foco en que lo que está delante mío.

Llevo años alisando mi pelo y perfeccioné mi técnica. Solía creer que mis únicos amigos eran un buen protector térmico y una planchita profesional, pero algo estaba faltando. Mi styling casero no quedaba como el del salón hasta que descubrí un sérum antifrizz de TRESemmé. Ese producto hace maravillas y me da ese acabado de salón que ansiaba. Ahora salgo segura y libre de frizz”.

Probá: la Crema para Peinar Antifrizz de TRESemmé, con textura sérum, superligera. Mantiene el frizz a raya sin dejar el pelo pesado. Además, tiene filtro UV.

mujer asiática con corte bob y flequillo abierto
Nadya Paramitha, Editora a cargo, ATH Indonesia

Nadya Paramitha, Editora a cargo, ATH Indonesia

“Los libros y los momentos de tranquilidad en casa me hicieron pensar en la necesidad de reorganizar mi vida y de tomar el control de mí misma. Empecé a leer libros de autoayuda sobre ikigai, hygge, orden y mindfulness.

Desde que planeé teñirme el pelo de color azul/verde, estuve experimentando más con mi pelo. Antes de esto, mi pelo ya estaba seco y quebradizo, así que me prometí cuidarlo más. Me abastecí de acondicionadores y máscaras de tratamiento y compré varios suplementos para mejorar la salud de mi piel y mi pelo.

Probé el método no-poo por primera vez, mascarillas con aceite de coco e, incluso, agregué un poco de aceite a mi acondicionador para mejores resultados. Aprendí a cortarme el pelo yo sola para deshacerme de las puntas florecidas, cambié mi toalla por una de microfibra, cambié la funda de mi almohada por una de seda y muchas cosas más. Estoy contenta con mi pelo ahora, ¡me doy cuenta que se ve más feliz cuando lo trato mejor!”.

mujer asiática con pelo largo con ondas en las puntas y raya al medio
Yunisa Putri, Editora, ATH Indonesia

Yunisa Putri, Editora, ATH Indonesia

“Al comienzo de la cuarentena sufrí la caída del pelo y un brote de acné por el estrés, ocasionado por hacer malabarismos entre las tareas del hogar, el trabajo y el hecho de estar excluida del mundo exterior. Mi hijo también está aprendiendo desde casa, por lo que resulta bastante agitado. En vez de pensar en el estrés, cambié de perspectiva y enfoqué mi energía en aquellas cosas que puedo controlar.

Me despierto temprano y ejercito, como muchos vegetales, frutas, pescado y huevos, duermo siete u ocho horas diaras y tomo tres o cuatro litros de agua por día. También empecé a escribir un diario para conectar con mi estado de ánimo. Creo que esto me transforma por dentro y por fuera. Me siento más feliz and empecé a notar grandes cambios en mi piel y en mi pelo.

Sé que mucha gente estuvo experimentando con colores o nuevos cortes de pelo durante la pandemia, pero yo hice algo distinto. ¡Me dejé crecer el pelo! Recorté las puntas y empecé a usar una mascarilla con aceite religiosamente dos o tres veces por semana. Limité el uso del secador de pelo y uso la planchita solo cuando es necesario. Nunca salteo el paso del protector térmico cuando uso herramientas de calor. Como resultado, mi pelo creció hasta por debajo de los hombros”.

mujer asiática con corte bob
Kat Lopez, CCO, ATH Filipinas

Kat Lopez, CCO, ATH Filipinas

“Este año aprendí a ser consciente con mis compras. Teniendo todo disponible online, no muy fácil caer en la rueda de llenar carritos de compra. Por supuesto, está perfecto consentirse de vez en cuando, pero también es bueno canalizar tu energía extra y recursos en otras actividades valiosas y ayudar a otros.

¡Este año aprendí a cortarme el pelo! Por la cuarentena, no pude ir a la peluquería, así que tuve que aprender a hacerlo sola en casa. Hice un corte bob simple, sin capas ni flequillo. No me quedó perfecto pero se ve bastante bien considerando que no soy profesional. Fue también una experiencia empoderadora, y ver el resultado en el espejo me dio un subidón de confianza”.

mujer de pelo largo pelirrojo lacio con botella de shampoo en una mano
Olga Nedobezhkina, Editora, ATH Rusia

Olga Nedobezhkina, Editora, ATH Rusia

“Mi mantra para 2020 es dejar de preocuparme demasiado. Este año demostró que todos los planes pueden salir mal y que todo lo que podés hacer es mantener la calma, cuidar de vos mismo y de aquellas personas que amás.

Durante la cuarentena dejé crecer mi pelo largo. Para evitar las puntas florecidas, siempre uso acondicionador después del lavado. Me gusta uno con agua de coco, que hidrata mi pelo y ayuda a mantener su volumen”.

Siguiente

Test de Pelo