Mitos sobre el secador y la planchita, los sospechosos del pelo quemado

Angela | 20 abril 2018

¡No son los malos de la película!

Son los artefactos vedettes para conseguir el styling perfecto y ese pelo lacio que añoramos. Nos arriesgamos a aseverar que no hay mujer que no tenga uno de los dos en su casa: son el secador y la planchita. Sin embargo, su reputación a veces se ve salpicada por ser los presuntos causantes del pelo quemado.

Te preguntarás cómo darte cuenta si tenés el pelo quemado. Muy fácil: si usás a diario herramientas de calor y notás que tu cabello está seco, quebradizo, con las puntas abiertas y sin vida, entonces es probable que este sea el diagnóstico.

En esta nota te acercamos una serie de mitos que giran alrededor del secador y la planchita, y develamos las verdades para que los puedas seguir usando sin culpa.



Al banquillo: ¿son o no los responsables del pelo quemado?



“El aire caliente, recaliente, sí tiende a resecar el pelo”

Esto es cierto, si se usa a diario. Lo ideal es usarlo en temperatura tibia, ni “muy, muy, ni tan, tan” como dicen las tías. Por suerte los secadores viene con una opción para regular el calor, hacé uso de esta.

“El secador y la planchita propician la caída”

Sí y no. Hay que ver en qué condiciones se encuentra el cabello, si está en un proceso de caída acelerado y frágil puede ser por varias causas: factor genético, enfermedades, alimentación, estrés, etcétera. Si es así, es mejor olvidarse de estos artefactos. Por otro lado, si tenés una melena saludable, podés usarlos teniendo en cuenta de regular el calor y proteger tu melena con tratamientos y mascarillas.

Dove Crema de Tratamiento Recuperación Extrema

Probá: la Crema de Tratamiento Recuperación Extrema de Dove ideada para el cabello dañado, que ayuda a reparar y proteger las fibras.

“Es imprescindible usar cremas que reparen el pelo”

Es una gran verdad. Son múltiples las causas del pelo quemado o dañado: tinturaciones frecuentes, decoloraciones, permanentes, una inadecuada elección de los productos del sistema de lavado diario y… el uso diario del secador o la planchita.  Por tal motivo, sea cuales sean las causas -ya que nunca es una sola- es importante nutrirlo con mascarillas. Además de la que recomendamos arriba para hacer semanalmente, te recomendamos probar la Crema de Tratamiento Reconstrucción Completa de Dove, que se vale de los activos Nutri-Keratin para fortalecer la proteína dañada del cabello.

“Cuanto más cerca el secador del pelo, mejor el secado”

Un no rotundo. Con razón te preocupa el pelo quemado. ¡Esto está prohibido! Los peluqueros y estilistas recomiendan secar a una distancia de entre 15 a 20 centímetros.  Y en el caso de la planchita, si tiene opción de regular la temperatura, es aconsejable que no paso de los 180°C.

“Planchar el pelo es como planchar ropa: varias pasadas hasta que no quede ni una arruga”

Es cierto, pero tené en cuenta esta fórmula: una pasada lenta y contundente vale más que cinco pasadas rápidas. O sea, hacelo con calma y sin apuros.

Chica planchándose el pelo

“Pasar la plancha sobre el pelo húmedo no es recomendable”

Es un error. Las planchas profesionales admiten este proceso. Suelen ser las más costosas pero, a la larga, son las que más protegen el pelo. Nosotras recomendamos las de cerámica, ya que estabilizan el calor. Las metálicas, en cambio, tienden a recalentarse. Sí o sí deben tener regulador de temperatura.